Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 31 s 10 s 2006 ABC Florentino Portero Cada año hay cuatro millones de personas más con hambre El numero de personas hambrientas en el mundo es superior al de hace 10 años. La FAO advierte que los afectados alcanzan los 854 millones, con una fuerte subida en el África subsahariana POR JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Diez años después de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, el número de personas hambrientas en el mundo no sólo no ha bajado sino que es ligeramente superior, según el informe anual de la FAO sobre inseguridad alimentaria, presentado ayer en Roma. El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) Jacques Diouf, advirtió que lejos de disminuir, la cifra de personas que pasan hambre en el mundo está aumentando, a un ritmo de cuatro millones al año En 1996, los jefes de Estado y de Gobierno de 185 países, reunidos en Roma, calificaron de inaceptable e intolerable la extensión del problema del hambre, que afectaba entonces a 823 millones de personas, y se comprometieron a reducir esa cifra a la mitad antes del 2015. Era un plazo realista de veinte años pero, al cabo de los primeros diez, los resultados son decepcionantes. EL JUICIO DE LAS URNAS os ciudadanos norteamericanos tienen que renovar un buen número de puestos en la colina del Capitolio. En esta ocasión prima lo local y, por lo tanto, será determinante el juicio que la mayoría tenga sobre cada candidato en concreto y sobre la capacidad de administrar del equipo Bush. Los republicanos tocaron techo en las anteriores elecciones, gracias a una extraordinaria movilización de los votantes potencialmente afines y al penoso estado en el que se encontraban los demócratas. Eso no se va a repetir, porque la gran mayoría considera que los republicanos han administrado mal y tienen razón. En los temas que más directamente afectan al ciudadano, Bush no ha dado la talla. Se dan las circunstancias para que los demócratas reconquisten la Cámara de Representantes. Es más, si no lo consiguieran sería un injustificable desastre para ellos. Incluso tienen opciones, aunque remotas, de ganar en el Senado. El problema reside en que los ciudadanos quieren castigar a los republicanos, pero no tienen tan claro que sea una buena idea premiar a los demócratas, un partido inexistente salvo en la denuncia de Bush, sin programa, profundamente dividido y que hasta la fecha no ha dado pruebas de estar en condiciones de asumir el gobierno. De estarlo los republicanos tendrían que afrontar una derrota sin paliativos. La gestión de la crisis de Irak estará presente, pero como un tema más. El norteamericano medio ha llegado a la conclusión de que su gobierno no tiene una estrategia y, en esas circunstancias, no tiene sentido hacer más sacrificios. Pero está por ver la importancia de este tema en la definición del voto. Hace dos años su utilización se volvió contra Kerry. Ahora, pase lo pase, tendrá una importancia más limitada. Para Bush gobernar con una mayoría demócrata en la Cámara de Representantes será una penitencia. Para los demócratas esa misma mayoría será la oportunidad de demostrar que pueden gobernar o la ocasión para refrendar su falta de cohesión y de programa. NÚMERO DE PERSONAS SUBNUTRIDAS Y OBJETIVO DE LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA ALIMENTACIÓN En millones 900 800 700 600 500 400 300 200 100 0 L Mundo en desarrollo 1990- 92 (1) Asia y el Pacífico 1995- 97 América Latina Cercano Oriente y y el Caribe África del Norte 2001- 03 África subsahariana Países en transición Objetivo de la CMA (1) Para los países en transición: 1993- 95 al número de personas subalimentadas. En el mundo rico, cada vez hay más personas que comen demasiado o que consumen demasiada comida basura y bebidas gaseosas, con el consiguiente deterioro de su salud. NÚMERO DE PERSONAS SUBNUTRIDAS 2001- 03 En millones Oriente Próximo y África del Norte 38 Iberoamérica y el Caribe 52 Países en transición 25 Países Industrializados 9 Asia y América, la esperanza En el panorama del planeta resulta esperanzador el progreso realizado en las zonas de AsiaPacífico y de América LatinaCaribe, donde el número de personas hambrientas se ha reducido en términos absolutos. En cambio, resulta desastrosa la situación de África, especialmente al sur del Sahara, donde el problema ha aumentado hasta unos niveles cada vez más graves. Si en el mundo pobre pasa hambre una de cada seis personas, en África subsahariana es una de cada tres, con incidencia de hasta la mitad de la población o más en Camerún, República Centroafricana, Chad, Congo, República Democrática del Congo y Gabón. Otro caso de especial per- India 212 China 150 Asia y el Pacífico (1) 162 (1) Excluidas China y la India Situación en la ex URSS El Informe de Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2006 revela que 854 millones de personas están subalimentadas: 820 millones en los países pobres, 25 millones en los países de la antigua Unión Soviética y 9 millones en las bolsas de pobreza de los países ricos. El umbral de la subalimentación se sitúa actualmente en 1.900 calorías por día. El único aspecto positivo es que la incidencia del problema ha disminuido en términos relativos. En 1996 era el 20 por ciento de la población mundial, mientras que ahora es el 17 por ciento. Al mismo tiempo, el mundo se ha ido desequilibrando en cuanto a la nutrición, con un aumento simultáneo de los dos problemas opuestos. En 2006, el número de personas con sobrepeso en todo el planeta ha superado por primera vez en la historia versidad es Corea del Norte, donde el hambre es consecuencia de una política armamentística alocada y del aislamiento casi absoluto impuesto por el régimen dictatorial estalinista. A estas alturas de desarrollo agrícola y tecnológico, ningún país, por pobre que sea en recursos naturales, debería pasar hambre. El único aspecto positivo es que la incidencia del problema ha disminuido en términos relativos En 2006, el número de personas con sobrepeso ha superado por primera vez a las personas subalimentadas Fenómeno crónico El fenómeno, sin embargo, se produce de modo crónico debido a las guerras, la corrupción, las malas políticas y, en parte, también a desastres naturales como la sequía o las plagas de langosta. El caso de África es muy claro: los cuatro o cinco países que sufren guerras han sumado 20 millones de hambrientos a la cifra mundial. En estos últimos diez años, el número de hambrientos en África Subsaha- riana ha subido de 169 millones a 206 millones en la actualidad. A la vista de la experiencia de una década, los expertos de la FAO señalan que las soluciones más eficaces se encuentran en cuatro áreas: el desarrollo de la agricultura local, los programas internacionales de ayuda en casos de emergencia, un cuadro de paz, estabilidad y buen gobierno, y la buena selección de los objetivos de la ayuda internacional al desarrollo. Si los países ricos cumpliesen la promesa de dedicar el 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) a la ayuda al desarrollo, el numero de personas hambrientas no estaría en estos niveles escandalosos para el siglo XXI. Pero los expertos de la FAO advierten que la ayuda exterior no basta cuando se echa a perder por guerras o por corrupción. ABC Fuente: FAO África Subsahariana 206 ABC Fuente: FAO