Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MARTES 31 s 10 s 2006 ABC Francia castigará también a quienes alienten los disturbios en las ciudades JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Siniestro goteo, el de la crisis de los suburbios franceses, que no terminan de estallar en llamas generalizadas, pero donde no deja de correr la violencia, el dolor, la incertidumbre. En Marsella, la joven de origen senegalés continúa entre la vida y la muerte, quemada su piel al 70 por ciento. La Policía busca a una banda de menores violentos. En Clichy- sous- Bois, un joven ha sido herido con un tiro policial de pelota de goma, en unas circunstancias que han forzado la intervención de la inspección general de la policía. Se trata de un incidente doloroso y mal explicado. En Matignon, residencia oficial del primer ministro, Dominique de Villepin adopta un tono marcial, lanzando una orden de busca y captura contra los delincuentes que incendiaron un autobús y quemaron a una joven negra en Marsella. El jefe de gobierno anuncia que a partir de ahora serán perseguidos también quienes participen o alienten una emboscada y no sólo los autores directos. En el Ministerio del Interior, Nicolas Sarkozy intenta controlar una situación complejísima, con llamadas políticas inquietantes. Sarkozy está en primea línea de crisis, muy dura. En la sede central del sindicato nacional de transportes, los conductores de autobuses piden la presencia policial noche y día, en todas las líneas de la periferia parisina. En las cadenas de radio y tv, esa interminable lista de violencias, reacciones, amenazas, tensiones, crea una sensación de intranquilidad e incertidumbre generalizadas. Paquistaníes de la región de Bajur, durante la ceremonia de funeral por los muertos en el ataque de ayer AFP Ochenta muertos en el ataque más duro de Pakistán contra una base de Al Qaida Helicópteros del Ejército paquistaní destruyen una madrasa que actuaba de base de entrenamiento islamista FRANCISCO DE ANDRÉS MADRID. Helicópteros artillados del Ejército paquistaní lanzaron ayer sus cohetes contra una madrasa (escuela coránica) situada cerca de la frontera con Afganistán, y mataron- -según fuentes oficiales- -al menos a 80 milicianos de Al Qaida que utilizaban esas instalaciones como campo de entrenamiento para actividades terroristas El ataque se produjo de madrugada, en la localidad de Khan, en el área tribal de Bajur. En esta misma región, el pasado mes de enero un caza norteamericano atacó otro objetivo donde se suponía que se escondía el número dos de Al Qaida, el egipcio Ayman Al Zawahiri, que salió sin embargo ileso del ataque. La operación de ayer ha sido la más mortífera de todas las realizadas por el Ejército paquistaní contra presuntos objetivos terroristas en la llamada Zona Tribal, una región fronteriza con Afganistán donde el Gobierno federal que preside el general Musharraf tiene mínima presencia debido al carácter irredento de sus clanes pashtunes. Al anunciar ayer en Islamabad la noticia, el general Shaukat Sultan afirmó que la operación estuvo apoyada en informes de la Inteligencia paquistaní, que demostraban que en la madrasa de Bajur se entrenaban milicianos islamistas paquistaníes y brigadistas de otros países. Según el Ejército, la escuela coránica fue atacada sólo tras constatar que los responsables de la madrasa no atendieron las órde 200 km CHINA Islamabad AFGANISTÁN Zona Tribal Bajur Lugar del Bajur ataque PAKISTÁN INDIA N ARÁBIGO Rédito político A pesar de las apariencias, Nicolas Sarkozy dice controlar la situación, con llamativos despliegues policiales en Marsella, en Lyon, en las afueras de París. Sin embargo, los candidatos socialistas a la presidencia de la República tiran con bala verbal y mira telescópica contra la cabeza política del ministro del Interior. Ségolène Royal, la candidata mejor situada en los sondeos socialistas, dice sentir horror y consternación ante una crisis multiforme. Lacónico, pero físicamente cansado, a ojos vista, Sarkozy afirma que, a su modo de ver, no hay riesgo de contagio violento en los suburbios nes de cierre que les hicieron llegar en las últimas semanas. El objetivo, completamente arrasado por los cohetes, confirma el temor de que muchas madrasas de Pakistán están siendo utilizadas no sólo como focos de adoctrinamiento de jó- ABC MAR venes estudiantes sino también como bases de apoyo logístico para milicianos de Al Qaida y del movimiento talibán afgano. Las protestas contra el ataque, del que los líderes de la región no dudan en hacer responsable en primer lugar a Estados Unidos, no se hicieron esperar. Miles de patanes de Bajur y de otras áreas tribales vecinas protagonizaron mitines incendiarios contra Washington, mientras en Islamabad el principal dirigente religioso acusó al presidente, Pervez Musharraf, de matar a inocentes ABC. es Más imágenes en abc. es internacional Musharraf rectifica y deja sin santuario a Osama bin Laden F. DE A. El ataque lanzado ayer por la aviación paquistaní en el área tribal de Bajur podría marcar un giro importante en la estrategia del régimen de Musharraf hacia las bases islamistas que operan en su territorio. Hace apenas dos meses, el Gobierno firmó un pacto con los líderes de las zonas tribales por el que Islamabad se comprometía a retirar sus 80.000 soldados de esos territorios a cambio de algún tipo de control, no especificado, de los líderes patanes sobre la actividad de los hombres de Bin Laden, supuestamente oculto en esa región. Con su drástica operación militar contra la madrasa de Bajur, el general Musharraf parece querer rectificar el pacto, juzgado en su momento por Occidente como una imprudente claudicación. Ayer estaba prevista la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno y los líderes tribales de Bajur. En vez de mensajeros, Islamabad envió sus helicópteros. Musharraf, siempre imprevisible, ha querido demostrar que- -pese a los pronósticos- -es él, y sólo él, quien marca el tiempo que va a hacer en Pakistán.