Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Elecciones catalanassCierre de campaña MARTES 31 s 10 s 2006 ABC Zapatero compara a Montilla con Lula por su origen trabajador y dice que también ganará La llamada a la participación centra el fin de campaña s El jefe del Ejecutivo alardea del traslado de los papeles de Salamanca y de parar el trasvase del Ebro IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió ayer a Barcelona para pedir el voto a favor del candidato socialista, José Montilla. Y lo hizo en calidad de líder del PSOE y de presidente del Gobierno, tras recordar a los catalanes los esfuerzos de su ejecutivo en favor de esta Comunidad. Cataluña nos tiene a su lado, lo hemos demostrado argumentó Zapatero tras recordar la aprobación del Estatuto, los papeles de Salamanca el freno al trasvase del Ebro, o el reconocimiento del catalán en la Unión Europea, para reclamar en pago el apoyo de los catalanes al PSC. En un mitin en el que quedó claro que la abstención es el gran fantasma contra el que se enfrentan los socialistas catalanes, el presidente del Gobierno reclamó el voto para Montilla porque todo lo que es se lo ha ganado él, nadie le ha enchufado afirmó en alusión a su rival, Artur Mas. Tras recordar que Mas dijo que Montilla es candidato gracias a las políticas de integración de los nacio- ZAPATERO Mañana ganará el Barça, y pasado Montilla MONTILLA El miércoles a votar, y el jueves celebraremos la victoria sobre la prepotencia MARAGALL La derecha controla los poderes fácticos, nosotros sólo tenemos la fuerza del voto nalistas, el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que el problema no es que naciera en Córdoba, sino que es un trabajador y agregó que, pese a las invectivas de CiU, Montilla ganará como lo ha hecho Lula en Brasil con el apoyo mayoritario de los trabajadores Zapatero, Montilla y Manuela de Madre pidieron el voto en Santa Coloma de Gramanet Las referencias a la derecha extrema y la identificación de CiU y PP volvieron a ser otro de los recursos repetidos por todos los oradores socialistas. Así, el candidato aseguró que el mañana se escoge entre Rajoy o Zapatero, entre Mas o Montilla Éste acusó a CiU de sectarismo y pidió a los militantes socialistas un último esfuerzo para movilizar a los indecisos en favor del PSC. Mañana podemos derrotar a las encuestas, mañana a convencer a los indecisos, el miércoles a votar; y el jueves a celebrar la victoria sobre la prepotencia arengó Montilla. Ambos tuvieron palabras de reconocimiento para el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, al que Zapatero agradeció el ejemplo de su rele- ELENA CARRERAS vo y aseguró que ha demostrado que le importan más las ideas que el poder Un Pasqual Maragall emocionado en el que quizás sea su último gran mitin se mostró convencido de que el 1- N la gran sorpresa será la participación, que juega a favor del PSC, y recordó que mientras nosostros sólo tenemos la fuerza del voto ante los poderes fácticos Mas culpa al PSC de abrir el debate sobre los orígenes para dividir Cataluña M. J. CAÑIZARES BARCELONA. Ha sido casi en tiempo de descuento cuando CiU y PSC han reabierto el debate sobre los orígenes. Hasta ahora, esa cuestión había pasado de puntillas por esta campaña, pero las declaraciones del líder nacionalista, Artur Mas, en las que aseguraba que gracias a la labor de integración de los anteriores gobiernos de CiU una persona no nacida en Cataluña puede ser candidata a la presidencia de la Generalitat- -clara alusión al socialista José Montilla, nacido en Córdoba- ha permitido a los socialistas acusar a Mas de practicar el integrismo Por contra, el líder convergente no quiso caer en la provocación y, tras acusar a los socialistas de usar su peor estilo se limitó a replicar que sería muy fácil para nosotros caer en un debate que ellos han abierto hace meses Según dijo, la obligación de un candidato a la presidencia de la Generalitat es unir al pueblo de Cataluña y no dividirlo Artur Mas insistió en la idea de que sólo hay dos opciones: un nuevo tripartito- en peores condiciones que hace tres años -o CiU. Y en un Gobierno nacionalista fuerte, según el candidato, el PP no puede tener un peso significativo. Si no, sería automáticamente proscrito desde muchos puntos de vista Mas precisó que en sus filas no tenemos un proyecto de ocupación de un país, sino de liderarlo. Hace años hubo un proyecto (el del tripartito) de ocupación y de reparto del poder Por eso renunciaremos a gobernar si no somos el partido más votado. Un presidente de la Generalitat tiene que tener una autoridad política y moral, lo cual es difícil si no gana las elecciones Por otro lado, Mas pidió para Cataluña un estatus especial en Europa, más cerca de su consideración como Estado que como Comunidad Autónoma, y lo justificó por su historia y autonomismo