Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 31 s 10 s 2006 ABC AD LIBITUM MENTIRAS ELECTORALES POR OTRA PARTE UN RIESGO DEMASIADO ARRIESGADO S I algo pudiera sorprendernos en las maniobras electorales de la partitocracia en que ha decaído nuestra pretendida democracia constitucional habría de ser, por fuerza, el desparpajo engañoso de los líderes y de sus voceros. Ayer, último día electoral para las autonómicas catalanas, todos los palmeros de Artur Mas coincidían en afirmar, y lo hacían con entusiasmo que, en el mitin central de su campaña- -el del domingo en Badalona- el líder de CiU presentó su compromiso para un país sin exclusiones ¿Hay quien dé más? Hay falacias que, por su inconsistencia, ofenden a sus destinataM. MARTÍN rios. ¿No quiere exclusioFERRAND nes quien es capaz, en un gesto tan ridículo como fascistoide, de ir a un notario para renunciar, como si fuera a Satanás, a un pacto postelectoral con el PP? Tras considerar como ciudadanos de segunda categoría a los votantes del PP no se puede aspirar a ser president de todos los catalanes. En Cataluña es larga la tradición electoral engañosa. En su magnífica biografía de Francisco Cambó, cuenta Jesús Pavón el caso de Eleuterio Chico, uno de los seguidores de Alejandro Lerroux. Chico, ex combatiente en Cuba, pedía votos para su Partido Radical y hablaba de los soldados muertos por la Patria. Desde una platea próxima al escenario de los oradores se escuchó un gemido. Chico volvió la vista hacia aquella anónima voz y preguntó: ¿Te acuerdas, madre? La viejecita se puso en pie y replicó: Sí, hijo mío, sí Tanto éxito tuvo el gesto que Chico paseó a su madre de mitin en mitin para repetir tan emocionada situación. Hasta que un día, cuando el candidato iba a comenzar su discurso, un espectador avisado le interrumpió: Espera, noi, que todavía no ha llegado tu madre Eleuterio Chico se quedó sin ser concejal. Es el problema de las técnicas y prácticas demagógicas. A sus protagonistas se les termina viendo el plumero de la falsedad y en Cataluña, mañana, tanto como elegir un nuevo president, en función de lo diseñado por José Luis Rodríguez Zapatero, que gana con Mas y no pierde con José Montilla, lo que se pretende es abundar en el arrinconamiento del PP. Algo sistemático y perverso que, con la obsesión por el proceso de paz integra el total del ideario presidencial. La sobredosis nacionalista que aporta el nou estatut resulta natural en ERC, excesiva en CiU, travestida en el PSC y ridícula en la izquierda que dice ser ICV El sentido del Estado, con todos los amores y respetos debidos a Cataluña, sólo se evidencia en el PP y, testimonialmente, en Ciutadans. De ahí que a Josep Piqué le corresponda un papel de responsabilidad notable en esta circunstancia. Puede decirse en su favor, como podría hacerse en favor de Albert Rivera- -el candidato de Ciutadans- -que son los únicos que en esta campaña electoral no han seguido los pasos de Eleuterio Chico. L biador para que la nueva regulación favorezca las proA expresión riesgo regulatorio forma parte de la pias posiciones. jerga inventada por los analistas financieros; con Al olor de la nueva regulación y en busca de las oportuella expresan la dependencia de los negocios de nidades que éste ofrecerá se han acercado tres tiburones: una empresa respecto de las decisiones políticas y admila alemana E. ON y dos conglomerados españoles de orinistrativas del Gobierno. En el Reino de España, de histogen en la construcción: ACS y Acciona. E. ON busca extenria y práctica intervencionista, casi todas las empresas y der a España su negocio eléctrico alemán y británico, y pasectores económicos padecen, en mayor o menor grado, ra ello necesita que cambie la regulación española, que el riesgo regulatorio: todas las administraciones- -estatal, Gobierno puso en marcha precisamente para eviautonómica y municipal- -quieren dejar constantar la entrada de E. ON. ACS, propietaria de Unión cia de su poder de intervención y, llevadas por su Fenosa, compró una participación significativa, inercia, acabarían por regular el número de vael 10 por ciento, de Iberdrola- -la segunda compasos de agua que se deben beber al día, la tipología ñía eléctrica después de Endesa- -para propiciar de material y tamaño del continente, así como la la fusión de ambas empresas; pero la fusión sólo procedencia y características del contenido. sería posible tras un cambio en la legislación. AcEn cualquier caso y a pesar de resultar todos ciona, en fin, es la segunda empresa del mundo en regulados, no es menos cierto que unos lo están generación de energía eólica, y si ha tomado una más que otros. Y nadie podrá discutirme que el JOSÉ MARÍA fuerte participación en Endesa ha sido para que el campeón (o sea, la víctima principal) del riesgo GARCÍA- HOZ Gobierno, a la hora de modificar la legislación soregulatorio es el sector eléctrico. El Gobierno no bre energías renovables, tenga en cuenta el favor de Acciosólo determina los precios, sino también las formas de gena al obstaculizar desde la Bolsa la entrada de E. ON en Ennerar electricidad, así como la manera de distribuirla; desa. Y pared con pared con el sector eléctrico, el del gas y en el terreno societario, el Gobierno regula quién puede petróleo. La entrada, superamistosa y superpactada de Say quién no puede ser accionista de una compañía eléctricyr Vallehermoso en Repsol también exigirá una contraca, qué vinculaciones empresariales pueden mantener partida y alguna modificación en las reglas de juego. entre ellas, en qué condiciones pueden fusionarse o escinO sea, que todos los españoles recién llegados al secdirse... Salvo el horóscopo de sus directivos, nada eléctritor eléctrico necesitan un cambio del marco regulatorio co es ajeno a las disposiciones gubernamentales. y presionan al Gobierno para que lo articule en función Pero lo cierto es que, por razones socioeconómicas, en de los intereses de cada uno. No hay que escandalizarse: casi todos los países el riesgo regulatorio de las eléctrila relación de los gobiernos con las grandes empresas cas suele ser mayor que el de otros sectores, y por eso en siempre ha seguido esa dialéctica del do ut des La novelas economías industrialmente maduras el sector eléctridad de la circunstancia presente estriba en que el Gobierco es pacífico y rutinario: no hay operaciones espectacuno, aunque quisiera, no podrá satisfacer a todos, porque lares y las empresas ofrecen a sus accionistas unas rentalos intereses son contrapuestos y alguno de esos poderobilidades modestas, pero seguras. Si la situación españosos conglomerados deberá ceder. Lo cual no plantea un la, y en cierta medida la de la Unión Europea, presenta problema de ego de cada presidente, sino un problema unos perfiles exactamente contrarios a los descritos, se económico para ver cómo se rentabilizan las inversiones debe precisamente a que la regulación del sector se enrealizadas a precios astronómicos. El riesgo regulatorio cuentra en vísperas de un cambio necesario para consese ha convertido en incertidumbre. guir un mercado eléctrico europeo; y el cambio, ya se sajosemaria garcia- hoz. com be, ofrece oportunidades al que logra convencer al cam- -La manipulación de TVE por todos los gobiernos ha cumplido cincuenta años.