Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30- -10- -2006 97 GENTE www. abc. es gente Tom Cruise, boda y película a la vista El actor trata de decidirse entre tres proyectos para la gran pantalla mientras prepara su boda con Katie Holmes para el 18- N POR ROSA BELMONTE Aunque lleva demasiado tiempo haciendo el panoli, Tom Cruise sigue siendo un actor. Y su próxima película, precisamente por el añito que nos ha dado, tiene visos de ser la más importante de su carrera. Según ha publicado Variety esta semana, Cruise trata de decidirse entre tres proyectos. Por un lado, una película independiente con Robert Redford como director y con Meryl Streep en el reparto, que parece es la que más números tiene. Se trataría de Lions for Lambs donde Tom interpretaría a un congresista. Por otro, The HaHa un filme de Warner donde su papel sería el de un veterano de la Guerra del Golfo y, por otro, la nueva cinta de Spike Lee, Selling Time producida por la Fox. Los cruisólogos coinciden en que es una decisión difícil tras la ruptura de su relación de catorce años con Paramount, cuando los directivos del estudio decidieron que Cruise, como una estrella del pasado, era veneno para la taquilla. Su conducta reciente es inaceptable afirmó un jefazo peinado como Donald Trump. Tom Cruise se sintió muy ofendido, como si fuera posible ofenderse por lo que diga alguien con esos pelos. (que tiene blogs y también escribe) El embarazo de Katie Holmes se veía con temor, como el de Mia Farrow en La semilla del diablo Tras el nacimiento de la pequeña Suri, el cachondeo se acrecentó. Como nadie veía a la niña, se llegó a dudar de su existencia People tenía un contador semanal: dos semanas sin ver a Suri, un mes sin ver a Suri... Luego empezó a aparecer gente que decía haber visto a la niña, siendo Penélope Cruz una de las afortunadas con la aparición suriana Al final, la niña se hizo pelo y se la pudo contemplar en Vanity Fair con papá y mamá (parece que Annie Leibowitz todavía no se ha recuperado de la sesión de fotos) Como debe ser, la historia acaba en boda. La pareja se casa el 18 de noviembre en Italia vestida de Giorgio Armani. Quizá en el lago Como. Quizá en el hotel Villa d Este porque lo de la casa de George Clooney se ha desmentido. Boda y vuelta a la casilla de salida. Cuando elija la película, claro. Menudo veneno para la taquilla alguien de quien no se ha parado de hablar. Y eso que no se comió la placenta. Tom Cruise, de raya diplomática en los premios Donatello del cine italiano el pasado año AFP McCartney y Mills, tregua en el cumpleaños de su hija ABC LONDRES. Paul McCartney y su ex esposa, Heather Mills, dejaron este sábado a un lado sus diferencias por el divorcio para celebrar en paz el tercer cumpleaños de su hija, Bea, en un parque infantil, según la prensa británica. La mayoría de los periódicos llevan fotos de la pareja, rodeada de sus colaboradores y con una distancia de seguridad y de la pequeña Beatriz, que disfruta del cumpleaños con sus amiguitos en un jardín lúdico de Hastings (en el sur de Inglaterra) Pero aunque las imágenes parecen corroborar la existencia de una tregua momentánea, el sensacionalista News of the World apunta que hubo incidentes, aunque dirigidos a los fotógrafos. Mientras el ex beatle jugaba con su hija en brazos, Mills, que ahora graba todos sus encuentros con la prensa, amenazó a un fotógrafo: Voy a llamar a un asesino para que te mate, eres la escoria del mundo Unos minutos más tarde, según el mismo periódico, el principal colaborador de McCartney, John Hammell, espetó al mismo fotógrafo: No saques fotos de Paul, sólo de esa maldita perra Al parecer, según el propio News of the world la hija del músico, la diseñadora Stella McCartney, también piensa eso de Mills. Brincos y otras melonadas La conducta, resumiendo, consistía en hacer proselitismo de la Cienciología, en dar brincos de enamorado chiflado en el sofá de Oprah Winfrey (niños, eso no se hace) y en criticar a Brooke Shields por tomar antidepresivos tras su primer parto. Que hay que estar desocupado. Eso sí, hace poco le pidió perdón. Con sus melonadas, el actor se convirtió en el hazmerreír de la prensa y del público Heather Mills y Paul McCartney, en una imagen de archivo AP