Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 30 s 10 s 2006 ABC El escultor Juan Bordes dedicó su ingreso en Bellas Artes a la infancia del artista ABC MADRID. Los grandes artistas de las vanguardias que a principios del siglo XX operaron la ruptura con la tradición, fueron el resultado de la nueva pedagogía del dibujo desarrollada en el siglo XIX, aseguró el escultor Juan Bordes en su discurso de ingreso en la Academia de Bellas Artes, informa Efe. Bajo el titulo La infancia del artista o las Fuentes del Nilo Bordes ha tratado de buscar en esa infancia de los artistas modernos una explicación al nacimiento de las vanguardias y la historia que ha querido contar es la de unos profesores que propusieron un nuevo dibujo y transmitieron su mensaje a una infancia que terminó transformando el mundo. En su discurso, Bordes defendió que sólo con una infancia educada en criterios trasgresores fue posible producir un cambio radical en el arte a principios del siglo XX ya que así se generó una corriente subterránea que afloró en las vanguardias con el caudal del Nilo El arte y la ciencia producen transformaciones sociales más rápidas y profundas; pero sólo la educación, con una labor lenta y generacional, es capaz de construir el espacio para que aparezcan los artistas y científicos pioneros El currículo universitario médico debería incluir la literatura Pedro García Barreno s Ayer leyó su discurso de ingreso en la Real Academia El nuevo propietario del sillón a que cubre la vacante por fallecimiento de Domingo Ynduráin, tituló su discurso De Calderón y cibercirugía y fue contestado por Margarita Salas TULIO DEMICHELI MADRID. El cirujano y profesor Pedro García Barreno no es el único médico de la Docta Casa pues Carlos Castilla del Pino es médico psiquiatra- -señala a ABC horas antes del solemne acto- Todos los médicos que fueron académicos eran grandes figuras. El primero, creo recordar, fue don Eugenio de la Peña, que ingresó a principios del XIX y como anécdota diré que él ocupó el sillón mientras que yo A el a pequeña, por la vacante de Domingo Ynduráin. A él siguieron García de Arrieta, Mateo Seoane, Monlau y Roca, Ramón de Campoamor y Tomás del Corral. Ya en la generación del 98 hay que recordar, obviamente, a Santiago Ramón y Cajal, Nobel hace 100 años, aunque nunca leyó su discurso de ingreso; Carlos Cortezo, Amalio Gimeno o el mismísimo Pío Baroja (que fue médico rural por corto espacio de tiempo) entre los médicos académicos de la generación del 14 se cuentan Gregorio Marañón y José Francos Rodríguez; y ya en la del 27 figuran Pedro Laín o Juan Rof Carballo... En fin, siempre ha habido una gran tradición médica en la RAE. Y ahora llego yo, bastante más poca cosa se ríe. Como es natural, García Barreno está muy interesado en la lexicografía científica y señala dos características del lenguaje médico: Una es su antigüedad, hay términos que proceden de la Iliada y que hoy conviven con palabras novísimas; y la otra, es la gran expansión habida en el siglo XX. La Medicina ha desarrollado todo un léxico que casi supera el número de palabras del léxico común. Basta comparar el diccionario médico Dorland, que incorpora cerca de 120.000 términos, con nuestro DRAE, que ronda las 80.000 entradas ¿Cuáles han de ser los criterios de incorporación de los neologismos científicos al Diccionario? El DRAE es el diccionario del vocabulario culto de nuestra lengua, pero bajo ningún concepto se puede desvirtuar como diccionario técnico- -afirma García Barreno- No sería lógico, creo yo, que todas las palabras que produce la ciencia se incorporasen a él. Pero hay palabras deconceptos degran trascendenciaque, una vez estudiados, sí deberían añadirse, como ha pasado con ADN con sida Hoy la ciencia pone todos los días encima de la mesa nuevas palabras, como todas las ónicas que nos hemos inventado, o prion holómero y tantas otras. El criterio de incorporación quizá deba ser que integren conceptos que vayan a incidir en nuestra realidad como seres humanos, en nuestra vida diaria Entre Segismundo y Matrix En su discurso de ingreso, García Barreno establece una brillante asociación entre Segismundo, el protagonista de La vida es sueño y el modernísimo héroe cinematográfico de Matrix. En tiempos de Pericles, la ciencia era parte de la cultura griega- -afirma García Barreno- Y creo que eso lo tenemos que mantener. Escogí a Calderón por varios motivos. El primeto, es que Ynduráin trabajó mucho y bien sobre su obra. Fue un fabuloso filólogo a quien me honro en sustituir. En segundo lugar, porque yo soy muy aficionado al teatro y cuando se cumplió el cuarto centenario, en 2000, escribí sobre la presencia de la Naturaleza en su obra. Además, creo que fue un visionario y un adelantado a su época, un autor que revolucionó el teatro pues concibió sus obras, en espe- García Barreno, ayer en la RAE cial los autos sacramentales, para ser representadas con mucha tramoya y escenografía. Sobre todo en La vida es sueño desarrolla una trama en la que se entreveran el sueño, la realidad y la fantasía, y que es un antecedente de la famosa película Matrix que desarrolla un mundo virtual en el ciberespacio. Muchas de las nuevas tecnologías no se sabe muy bien si son fantasía o realidad, pues más que soportarse en la biología, se DANIEL G. LÓPEZ María Kodama rechaza el libro Borges de Bioy Casares ABC SANTIAGO DE CHILE. María Kodama considera una cobardía que se hayan publicado las confidencias que le hizo su marido, Jorge Luis Borges, a su amigo Adolfo Bioy Casares Borges Destino, recopilación de Daniel Martino) entre ellas que vivía temiendo enojarla Creo que no es de caballeros, que es una cobardía poner en boca de alguien que no puede defenderse porque está muerto, palabras que quizá obedecen a historias personales declaró Kodama a El mercurio Lo que vale es lo que Borges me dijo, es lo que públicamente dijo a través de las dedicatorias y de su actitud ante mí, de la que el mundo fue testigo precisó Kodama. Revelar confidencias íntimas hechas bajo la confianza de la amistad es como matar por la espalda Cirujano, profesor y ensayista, ha escrito libros de lexicografía y divulgación La candidatura de Pedro García Barreno fue presentada por Antonio Colino, José Manuel Sánchez Ron y Margarita Salas. Nacido en Madrid en 1943, se formó en el Hospital Provincial de Madrid y en las universidades de Cardiff, Michigan y Texas. Catedrático de Fisiopatología y Propedéutica Quirúrgicas de la Complutense, fue director médico del Gregorio Marañón y ha desarrollado una gran actividad en lexicografía biomédica y en divulgación con libros como Medicina virtual La Ciencia en tus manos Canibalismo y vacas locas Horizontes culturales: las fronteras de la ciencia 50 Años de ADN: la doble hélice o Introducción al estudio de la Medicina experimental: Claude Bernard También es académico de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y miembro de la Royal Society of Medicine del Reino Unido, de la Academia Europea de las Ciencias y de las Artes, y de la InterAmerican Medical and Health Association. soportan en la infomecánica o en la realidad virtual A García Barreno también le preocupan esas tecnologías punteras a las que considera conflictivas La ciencia va por delante de la filosofía y las cuestiones éticas son cada vez más complicadas. El trasplante, a pesar de que tiene un importante trasfondo filosófico, nadie lo ha cuestionado nunca. En cambio, otras tecnologías, como las referidas a la clonación o a la experimentación con células troncales, están siendo cuestionadas desde condicionantes éticos, religiosos y filosóficos Hombre que ha tenido una larga experiencia hospitalaria, García Barreno reclama que los médicos no debemos olvidar quetratamos con pacientes y éstos son bastante más que máquinas. Aparte de resolverles sus problemas con tecnología, deberíamos ocuparnos más del enfermo en cuanto persona. Para ello, no seríamalo queel currículo universitario de Medicina incluyera la literatura ABC. es Discurso de García Barreno y Salas en www. abc. es informacion pdf ingreso- rae. pdf