Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30- -10- -2006 El Gobierno francés refuerza la seguridad en Marsella tras el trágico ataque a un autobús Nicolas Sarkozy, ministro del Interior 33 donca, el publicista que cayó en desgracia al reconocer que había recibido fondos en negro por su trabajo en las elecciones de 2002, y la amenaza del regreso de las privatizaciones. Lula presentó a Geraldo Alckmin como el hombre dispuesto a privatizar las grandes empresas del Estado- -como Petrobras- consideradas por la población un orgullo nacional. Tanto es así que la posición condescendiente del Gobierno cuando Evo Morales anunció la nacionalización de los hidrocarburos le valió una oleada de críticas sin excepción desde todos los frentes. El presidente tomó buena nota y cambió el tono. El Gobierno, que precisamente ayer suscribió el esperado acuerdo con Bolivia, había advertido que La Paz debía atenerse a las consecuencias si cumplía su amenaza de expropiar la principal petrolera de Brasil. Las preguntas ahora son: ¿Cómo gobernará Lula? ¿Borrará con la mano izquierda lo que escribió con la derecha? ¿Se puede esperar un Lula diferente? El próximo Gobierno va a ser más ortodoxo, más difícil para él; le van a cobrar las deudas contraidas en todas partes. Tanto el Movimiento de los Sin Tierra como las formaciones conservadoras con los que quiere renovar pactos PRESIDENCIALES BRASILEÑAS Resultados de la primera vuelta ECUADOR Segunda vuelta, con el 94,35 escrutado COLOMBIA OCÉANO ATLÁNTICO Manaus Belém N El gallo se come al dragón El horóscopo japonés también le auguraba una victoria a Lula sobre Alkmin, simbolizados por estos dos animales; la comunidad nipona es de las más influyentes POR VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL los compañeros envueltos en escándalos le vaticinaba el diario. Pero, como horóscopos y dioses pueden engañarse, Lula deberá huir de su destino y arrimarse al escenario optimista que prevén los analistas, conciliando con la oposición y con un favorable clima económico internacional, que no deben crearle turbulencias. Claro que los japoneses votan y son votados. La comunidad que ya eligió dos veces (de 1997 a 2003) a Cássio Tanigushi como alcalde de la ciudad modelo de Curitiba, tiene cada vez más candidatos. Este año se presentaron 94 al legislativo y de ellos nueve fueron electos, cuatro a nivel federal. BRASIL PERÚ Lula 48,61 %60,71 Río de Janeiro Brasilia PARAG. BOLIVIA OCÉANO PACÍFICO ARGENTINA CHILE Sao Paulo 0 Km 1.000 URUG. Alckmin AMÉRICA DEL SUR 39,29 ABC 41,64 Conservador en economía El pronóstico era de Frei Betto, uno de los artífices del Programa Hambre Cero que terminó alejándose del mandatario al considerar que no tenía intención de cumplir sus promesas. De cualquier modo, añadía, le voté y le volvería a votar En términos similares se expresaba Oded Grajew, ex asesor presidencial, fundador del Foro de Porto Alegre y primero en abandonar el Gobierno junto a Betto: Lula sabía lo que había que hacer, pero le faltó coraje. Hay tiempo, sólo hace falta voluntad y credibilidad, pero no soy optimista Paulo Skaf, presidente de la poderosa Federación Industrial del Estado de Sao Paulo (Fiesp) no esperaba grandes novedades en la próxima Administración: La política económica del Gobierno es conservadora y ortodoxa zanja. Buena prueba es la continuidad en los tipos de interés de la gestión de Fernando Henrique Cardoso que Lula ha mantenido entre el 14,5 y el 16 por ciento. A un presidente se le conoce, en lo bueno y en lo malo, a los tres meses de tomar posesión del cargo. Lula no va a cambiar, pero va a tener que llegar a consensos con otros partidos asegura Ceferino Reato, autor de la bio- grafía no autorizada, Lula, la izquierda al diván Entre las decisiones que tiene por delante, figura elegir entre devorar al partido que fundó o reconstruir su imagen. ...y habló el presidente Una vez que Geraldo Alckmin felicitó al presidente, Lula, en su primera intervención pública, anunció: Vamos a hacer un segundo mandato mucho mejor que el primero. No tengo duda Continuaremos gobernando para todos pero los más necesitados, los pobres tendrán preferencia Humilde, Lula añadió: La victoria no es mía, del PT ni de ningún partido; es de la sabiduría del pueblo brasileño El presidente insistió en tender la mano a la oposición: Quiero conversar con todos los partidos políticos sin distinción Entre las decisiones que debe tomar figura elegir entre devorar al partido que fundó o reconstruir su imagen Más información sobre los resultados: www. tse. gov. br SAO PAULO. Lula será reelecto, pero su jornada será ardua, y tal vez ni consiga terminar su mandato La previsión no era de analistas ni de sondeos, sino del milenario horóscopo japonés, el oráculo de un grupo de electores que es cada vez más actuante e influyente en la política brasileña. Con un millón y medio de personas, entre inmigrantes y descendientes, y plenamente integrada en la sociedad de este país, la comunidad nipo- brasileña es la mayor fuera de Japón y se ha vuelto cada vez más importante en el proceso electoral nacional. La previsión de la bola de cristal nipona había sido la portada de esta semana del Nippo- Brasil el principal periódico de esta comunidad y uno de los pocos en alfabeto latino que podían leerse entre ideogramas en un kiosco en Liberdade, el barrio japonés de São Paulo. En el año del perro, el gallo Lula debe ganarle al dragón Alckmin auguraba. El horóscopo japonés le deparaba al gallo Lula un período desfavorable, con muchos opositores en el camino. El desgaste será grande, debido a Los japoneses, con Alckmin Para William Woo, el japonés más votado de esta elección, la imagen ética de la comunidad le trajo ventaja este año en que la corrupción fue uno de los temas en pauta. Sois japonés, tenéis que resolver (la corrupción) le decían los brasileños a Woo cuando estaba en campaña. El diputado cree que esa imagen favoreció en la primera vuelta a Alckmin, que venció entre los brasileños que votaron en Japón. La comunidad se identifica con la imagen de trabajador y corrección de Alckmin dice Woo, que es socialdemócrata, como prácticamente todos los electos de la comunidad. Aunque los nipo- brasileños también simpatizan con Lula. En 2003, los dekasseguis brasileños (descendientes que vuelven a Japón en busca de trabajo) contribuyeron con 349 mil reales, el 95,8 del total de todo lo que fue donado ese año al Hambre Cero, la principal bandera social de Lula.