Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30- -10- -2006 ESPAÑA 29 universidades cuentan con programas similares y sus alumnos discapacitados pueden participar en la vida de los campus en igualdad de condiciones que el resto de sus compañeros. Mahfub es un estudiante saharaui que perdió la vista a la edad de diez años. Después fue acogido por una familia riojana y hoy cursa Tercero de Sociología en la Universidad de Salamanca. A todos ha sorprendido su decisión de trasladarse, con el perro que guía sus pasos desde hace dos años, para participar en el congreso. Un 0,6 por ciento Mahfub es uno de los 9.000 alumnos con discapacidad matriculados en las universidades españolas, lo que representa tan sólo el 0,6 por ciento del total. Además, un tercio de este alumnado realiza sus estudios en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) Se ha avanzado mucho en la discapacidad visual, pero aún queda camino por recorrer dice este joven, que piensa orientar su futuro hacia la investigación y la docencia pero que tiene como objetivo final la ayuda a discapacitados saharauis. Asegura que gracias a los avances de las nuevas tecnologías, apenas encuentra dificultades para superar las asignaturas. Unicamente- -dice- -encuentro alguna dificultad en los números, en la estadística, pero confío en superarla Alberto Madrid nació ciego, es otro caso singular y un ejemplo de superación. Hace diez años abandonó su Chile natal, el espacio mullido de su familia, y antes de llegar a España viajó por Francia y Portugal. La vida es muy bella y hay que asumirla con sus ventajas y sus inconvenientes dice. Preside la asociación de estudiantes con discapacidad de la Universidad Complutense y es músico callejero, mejor dicho, su escenario es el Metro. Los alumnos con una discapacidad superior al 33 por ciento están exentos de tasas o disfrutan de becas para sufragar el coste de la matrícula. Además, tienen preferencia a la hora de elegir grupo o de utilizar las bibliotecas. La inmediata publicación del Libro Blanco sobre los universitarios con discapacidad contribuirá aun más a su integración social y profesional, todavía incipiente pero prometedora. Los responsables de los campus pretenden extender los programas de integración a todos los estamentos universitarios (profesores, alumnos y personal de administración y servicios) Un camino que hace realidad la igualdad de oportunidades como queda patente en las palabras de los alumnos impregnadas de ilusión profesional. Paloma Soroa, con discapacidad auditiva, estudia Fisioterapia prácticas) realizando esta labor, tras haber recibido la formación pertinente. Son créditos impregnados de solidaridad y valores. También existen becarios colaboradores para esta misión. De hecho, son numerosas las universidades que cuentan con programas de becas para este fin. Su dedicación es a tiempo parcial, lo que exige que sean varios los acompañantes para un solo discapacitado. Durante las sesiones del congreso su presencia era evidente entre los participantes y acudían solícitos ante cualquier contingencia por insignificante que esta fuera. La Oficina para la integración de personas con discapacidad- -creada por el actual equipo rectoral de la Complutense- -es el instrumento que canaliza la atención y las iniciativas en favor de los alumnos con necesidades especiales. Otras Hacia la integración Alumnado. Las universidades españolas cuentan con unos 9.000 alumnos afectados por diferentes tipos de discapacidad. Barreras. El pasado curso se invirtieron 6,1 millones de euros para suprimir barreras arquitectónicas y virtuales de 20 universidades. Libro Blanco. Está en proceso de elaboración y servirá de base para diseñar un plan de medidas de acceso de los discapacitados a la Universidad. Los estudiantes con discapacidad reciben la ayuda de sus propios compañeros, que se forman para esta tarea