Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 30 s 10 s 2006 ABC Urgen al juez a que admita la querella contra la mujer del presidente de Afinsa María del Mar Fernández, esposa de Cano, está vinculada a varias empresas de la filatélica; la última comenzó a operar cuando Anticorrupción preparaba ya su querella N. VILLANUEVA P. CERVILLA MADRID. La mujer de Juan Antonio Cano, presidente de Afinsa, está relacionada con al menos tres sociedades participadas por esta empresa filatélica, y ha sido apoderada de otras dos mercantiles (y ex consejera de una tercera) cuyas hojas registrales fueron canceladas en 2003 por falta de depósito de cuentas. Para un grupo de afectados por la presunta estafa piramidal, la relación de María del Mar Fernández Cerratos con estas sociedades es una razón de peso para abrir una investigación judicial sobre su persona y, por ello, apremian al magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz para que se pronuncie ya sobre la admisión a trámite de la querella presentada contra Fernández y otras diez personas físicas y jurídicas, entre las que se encuentran los directivos de Afinsa y el propio Estado como responsable civil. La querella imputa indiciariamente a todos ellos delitos societarios, estafa e insolvencia punible. Aunque este grupo de afectados ya dirigió su primera querella contra la esposa de Cano, es en un segundo escrito, fechado el pasado 26 de octubre y al que ha tenido acceso ABC, en el que aporta nuevos datos sobre la relación de Fernández con empresas participadas por Afinsa. en este sentido en el que los afectados atribuyen a Fernández una responsabilidad directa sobre todos los actos delictivos que Afinsa pudo llevar a cabo durante este periodo de tiempo. A su juicio, María del Mar Fernández ha sido un autora esencial en el saqueo patrimonial de Afinsa por sus administradores En el escrito, la defensa de los afectados relata la participación de la mujer de Cano en cada una de las empresas inscritas en el Registro Mercantil en las que figura (o ha figurado en el pasado) su nombre, y da especial importancia a Maecaf Tres S. L. por cuanto se trata de una sociedad que inicia sus operaciones en noviembre de 2005. Fernández es administradora única de esta empresa. Las empresas polémicas Maecaf Tres S. L. inició su actividad el 8 de noviembre de 2005, cuando, según recuerdan los afectados, la Fiscalía (Anticorrupción) estaba preparando ya la querella contra Afinsa y sus administradores. Sostienen que el capital desembolsado no partió de María del Mar Fernández, administradora única, sino de las arcas de la propia Afinsa. Inmofin S. A. tenía como único socio a Afinsa y como consejera delegada a Fernández. Los afectados sospechan que parte del dinero estafado fue invertido en esta empresa, cuyo objeto social era la adquisición de terrenos y parcelas. La sociedad fue disuelta en 2003. Pedraz decidirá en los próximos días si admite a trámite la querella presentada por este grupo de afectados El juez Pedraz decidirá si admite a trámite la querella meses antes del estallido de la pirámide de Afinsa presuntamente no lo hizo la querellada, sino que presuntamente ese dinero salió de las arcas de la propia Afinsa. Otra de las sociedades sobre la que recaen sospechas por parte de los demandantes es Inmosin S. A. disuelta en 2003 (por falta de depósito de cuentas) y de la que la esposa de Cano era consejera delegada y Afinsa socio único. El objeto social de esta empresa era la adquisición, parcelación, urbanización y venta de terrenos y solares ¿Se han hecho operaciones de especulación de terrenos con esta sociedad y se pretende ocultarlas con la disolución de la misma? se preguntan los afectados en la querella. Además, sostienen que como en este supuesto las operaciones se habrían hecho con dineEFE Movimientos de cuentas Los afectados consideran que este extremo es relevante, porque por entonces la Fiscalía estaba preparando la querella contra Afinsa y sus administradores, y éstos ya sabían que la pirámide iba a estallar en cualquier momento Es absolutamente legítimo pensar- -señala el escrito- -que el desembolso del capital de esta sociedad (algo más de un millón de euros) justo seis ro presuntamente estafado a las víctimas de Afinsa, es evidente que las actuaciones instructoras han de extenderse a la comprobación de todo lo relacionado con esta sociedad La pelota está en el tejado del juez Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que, según fuentes jurídicas, acordará con toda probabilidad en los próximos días si admite o no a trámite la querella. Bajo sospecha Los mismos querellantes reconocen que el hecho de que el nombre de la esposa de Cano figure en el Registro Mercantil no es constitutivo de delito, pero piden al juez que investigue su posible implicación en una posible evasión de capitales de Afinsa a otras mercantiles cuando Anticorrupción ya seguía de cerca los pasos de la empresa filatélica. Además, recuerda que entre el 4 de abril de 1992 y el 17 de noviembre de 1993 María del Mar Fernández fue consejera de Afinsa y durante esos meses tuvo delegadas todas las facultades del Consejo de Administración de la filatélica junto con Albertino de Figueiredo y su esposo, Juan Antonio Cano. Es La televisión pública danesa denuncia abortos ilegales en una clínica de Barcelona ABC BARCELONA. La televisión pública danesa DR 1 emitió anoche un reportaje en el que denuncia la presunta práctica de abortos ilegales en la clínica Ginemedex de Barcelona. La información se llevó a cabo con cámara oculta hace algo menos de dos meses. Una periodista free- lance embarazada de 31 semanas acudió a esta clínica privada acompañada de un supuesto amigo, en realidad un periodista de DR 1, con la intención de someterse a un aborto. La mujer alegó que su novio y padré del bebé la había abandonado y no se sentía capaz de hacer frente a la situación ella sola. La pareja fue atendida primero por un médico responsable de la clínica barcelonesa y, después, tres veces por dos psicólogos. Los encuentros se produjeron en dos días consecutivos tras los cuales se les informó de que el aborto era posible. El precio, 4.000 euros. Cuando el periodista acudió posteriormente a Ginemedex, descubrió que se trataba de un reportaje e intentó entrevistar al médico, éste se limitó a defender la legalidad de los abortos que se practican en la clínica y negó que se hubieran mostrado dispuestos a interrumpir ese embarazo. No hubo más declaraciones. En Dinamarca está permitido el aborto hasta la duodécima semana de gestación. Después de ese momento sólo se practica en situaciones muy excepcionales a las que no hubiera podido acogerse la joven. Pero este aborto tampoco es legal en España. De haberse llevado a cabo, la clínica se habría acogido al supuesto que contempla la necesidad de evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la madre, el único de los tres permitidos en nuestro país que no establece límite de tiempo para practicar la intervención. Esta no es la primera vez que Ginemedex es objeto de un reportaje de este tipo. En 2004, dos periodistas del diario británico The Sunday Telegraph una de ellas embarazada de 26 semanas, acudieron a la clínica y grabaron todas las conversaciones en las que quedaba claro que Ginemedex habría practicado ese aborto, pese a que no podía acogerse a los supuestos legales en España. La Consejería de Salud de la Generalitat informó entonces de que la asistencia que presta Ginemedex es correcta y anunció una investigación.