Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA LUNES 30 s 10 s 2006 ABC Rehabilitando a Obiang El Gobierno ha decidido acelerar las relaciones con Guinea Ecuatorial en busca de una normalidad que beneficie a las empresas españolas A cambio, el dictador logrará su objetivo de visitar España POR LUIS AYLLÓN MADRID. El desplazamiento a Malabo de los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, acompañados de una importande delegación de empresarios, fue cuidadosamente preparado por el Gobierno para escenificar ante el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, el deseo de dejar atrás las épocas de las malas relaciones con la antigua colonia española. La decisión de José Luis Rodríguez Zapatero fue recibida con alborozo por el régimen ecuatoguineano, que hasta llegó a celebrar un Consejo de Ministros extraordinario para preparar la visita. Obiang no puede quejarse de cómo le van las cosas desde el punto de vista económico, pero, dadas sus carencias en materia de respeto de los derechos humanos, necesita contar con apoyos en el exterior o al menos con un reconocimiento público. Eso es lo que va a brindarle el Gobierno de Zapatero, al tiempo que intenta preparar una posible sucesión de Obiang, en caso de que se confirmaran las noticias sobre su mala salud, Noticias, por otra parte, que parecen desmentir el buen estado físico en que han encontrado a Obiang quienes le han visto últimamente. Las relaciones del dictador con España no han sido precisamente fáciles. Tras su acceso al poder en 1979, hubo un periodo de cierto entendimiento en el que Sus Majestades los Reyes y los presidentes Leopoldo Calvo Sotelo y Felipe González visitaron Guinea Ecuatorial. A su vez, Obiang realizó numerosos desplazamientos a España. A comienzos de los noventa, las cosas comenzarona complicarse. Entre 1992 y 1993 la actividad de Obiang con respecto a España estuvo plagada de provocaciones: creación de un Ministerio de la Francofonía, detención de empresarios españoles, retención de los aviocares españoles que volaban de Malabo a Bata, expulsión de profesores, médicos y cooperantes españoles, prohibición de entrada de prensa de nuestro país, acusaciones de apoyo a intentos de golpe de Estado y, finalmente, expulsión del cónsul en Bata, Diego Sánchez Bustamante, acusado de injerencia en los asuntos internos de Guinea por recibir en el Consulado a dirigentes de la oposición. Las relaciones siguieron bajo mínimos hasta el final de los Gobiernos de Felipe González, en 1996. Después, Obiang intentó un acercamiento al nuevo Ejecutivo, y logró una entrevista con José María Aznar, a finales de ese año, en Roma, donde coincidieron durante la cumbre de la FAO. Sin embargo, poco cambió y, además Obiang se concentró en el petróleo que comenzaba a manar en Guinea, y del que España no iba a beneficiarse, después de que Hispanoil abandonara la antigua colonia, tras infructuosas prospecciones. Aznar no volvió a ver a Obiang hasta septiembre del año 2002. El entonces presidente del Gobierno accedió a renegociar la deuda ecuatoguineana y a reanuar la cooperación buscando nuevas áreas, ante las promesas de Obiang de respetar los derechos humanos. Sin embargo, Aznar no aceptó que se organizara una visita oficial de Obiang a España. En cualquier caso, las relaciones con Guinea Ecuatorial siguieron dando más quebraderos de cabeza que alegrías y no sólo por la actitud Obiang, sino también por la del principal opositor en el exilio, Severo Moto, líder del Partido del Progreso, que comenzó a desarrollar actividades sospechosas de estar relacionadas con intentonas golpistas. El Gobierno de Zapatero ha empezado a dar pasos. El primero ha sido el desmarque de cualquier condescendencia con la actividad de Severo Moto y el segundo ha sido organizar una visita de gran peso político y económico, que terminó con dos anuncios: el apoyo español para que forme parte de la Comunidad Iberoamericana de Naciones y la invitación a viajar oficialmente a España para obtener así un sello de legitimidad. El petróleo todo lo puede. Un barril diario de petróleo para cada ecuatoguineano MADRID. Según las previsiones, dentro de poco más de un año, a cada guineano le corresponderá un barril diario de petróleo. Naturalmente, el reparto no será tan exacto. A la mayoría de los habitantes de Guinea Ecuatorial no les llegará nada y, sólo unos pocos, los más próximos al dictador Obiang, se beneficiarán del hecho de que el país se haya convertido en el tercer productor de petróleo de África, tras Nigeria y Angola. El Gobierno de Zapatero ha empezado a dar pasos; el primero ha sido el desmarque del opositor Severo Moto y el segundo organizar una visita de gran peso político y económico El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, con Teodoro Obiang EFE España apoya a EE. UU. en misiones bajo fuego hostil en Afganistán PALOMA CERVILLA MADRID. Los hechos son contundentes y empiezan a dar la razón a quienes sostienen que los militares españoles en Afganistán están participando en misiones de guerra, y no sólo en operaciones de paz, como reitera una y otra vez el ministro de Defensa. ABC ha tenido acceso a una prueba que demuestra la colaboración existente entre el contingente español y las fuerzas estadounidenses en operaciones con fuego hostil Concretamente, el 20 de febrero, una Compañía de la Fuerza de Respuesta Rápida (QRF) del contingente español y un Equipo de Control Aéreo Táctico (TACP) realizaron una misión de refuerzo a un Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) de EE. UU. desplegado en Farah y, en el transcurso de la operación, se produjo un ataque con disparos. La respuesta de los militares españoles mereció la felicitación del mando estadounidense al español y éste se la trasladó, a su vez, al mando operativo español en la zona. En la felicitación del teniente general jefe del Mando de Operaciones, Bernardo Álvarez del Manzano, al responsa- Documento que demuestra el ataque a los militares españoles, ocultado por el ministro de Defensa al Congreso ble del equipo español en Afganistán que participó en la operación, se destaca el comportamiento ejemplar, actuación profesional y eficaz y la frialdad demostrada bajo fuego hostil, en los hechos acaecidos el pasado día 20 de febrero El mando considera que han contribuido a su prestigio personal y al de las Fuerzas Armadas Españolas ante la Comunidad Internacional ABC Este ataque a los militares españoles, que se ha producido en una base que no es la del despliegue español, sino que está bajo el mando de Estados Unidos, ha sido ocultado al Parlamento por el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. En su comparecencia parlamentaria para informar sobre la situación en Afganistán, el ministro situó el primer ataque el 16 de abril.