Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -10- -2006 ECONOMÍAyNEGOCIOS 43 Los retrasos, cosas del bajo coste por pulir A principios del pasado mes de septiembre, la aerolínea de bajo coste Air Madrid sufría, en tan sólo tres semanas al menos siete retrasos, con más de 1.200 afectados, y en los que tuvo que intervenir, en la mayoría de los casos, la Guardia Civil para calmar al pasaje. Tuvimos muy mala suerte dicen desde la compañía. Y es que, de los nueve aviones de que dispone Air Madrid, dos estaban en revisión, y un tercero se les averió. Es un mal que aqueja, en general, a la mayoría de las low cost De momento, todas afirman tener bajo control un correcto mantenimiento de la flota, al menos, un avión en reserva, y turnos de vuelos para la tripulación en regla pañola que cruza los océanos De hecho, vuela a casi todos los países de Centroamérica y Sudamérica, al margen de sus destinos a países europeos (París, Roma, Milán o Bucarest) y otros nacionales. Otro rasgo diferenciador de este relativamente nuevo modelo de aerolínea es que se instalan en aeropuertos secundarios, con tasas más económicas. En ocasiones, incluso, reciben subvenciones para la promoción turística de la ciudad o el enclave al que vuelan. LLEGADAS DE PASAJEROS A ESPAÑA EN COMPAÑÍAS AÉREAS DE BAJO COSTE Por comunidades de destino En miles de pasajeros 500+ 16,1 %400 300 200 100 0 +13,9 +10,6 +8,2 +45,6 +25,3 +17,8 +9,6 a ponerse las pilas Los expertos del sector opinan que a las compañías de bandera no les ha quedado otra que adaptarse a la nueva situación, porque si no, a la larga, desaparecerán No sólo sacan sus propias compañías de bajo coste, sino que siguen fortaleciéndose en el sector del largo recorrido, donde no tienen apenas competencia con las de bajo coste, al mismo tiempo que innovan cada vez más en sus procesos, lo que les permita reducir costes apunta un profesor de una importante escuela de negocios. En opinión de este mismo profesor, tanto Spanair como Air Europa, las otras dos grandes aerolíneas españolas, tienen que despertar, no ya por la nueva compañía de Iberia, sino por su propia situación en los mercados, ya que están en medio de ambos tipos de negocio, una posición que será difícil de mantener a largo plazo Y en esas están. Según las predicciones elaboradas por un grupo de consultores de Unisys expertos en transportes, en 2006 las líneas aéreas tradicionales dejarán atrás las pérdidas financieras que padecían desde el año 2000 y experimentarán un crecimiento de entre un 5 y un 6 tanto en pasajeros como en ingresos. Estas buenas expectativas se basan, según este informe, en medidas para mejorar su competitividad frente a la proliferación y mayor uso de las aerolíneas de bajo coste. En línea con estas últimas, las grandes del sector han mejorado su capacidad de alineamiento con las demandas del mercado gracias a una reducción de sus flotas y de recursos humanos. Igualmente han reducido sus costes en aproximadamente 9.000 millones de dólares por año, cerrando así la brecha con las low cost Incluso hay grandes compañías que han decidido seguir la moda de la reducción del precio del billete- -Ryanair incluso cometió la locura de volar a Londres por un euro, una campaña que sentó un poco mal al resto del sector, por considerarla desleal en algunos casos hasta un 40 tal y como hizo British Airways para más de 65 grandes rutas. Baleares 2005 Andalucia Madrid Murcia Cataluña C. Valenciana Canarias Resto 2006 Según compañía aérea Septiembre de 2006 En porcentaje Resto 22,3 Air Berlín 21,9 lo) las plantillas de los aviones duermen siempre en origen- -lo que elimina elevados costes adicionales a las aerolíneas- -y utilizan aviones de bajo nivel de consumo (menor gasto de combustible) Vueling Airlines, S. A. 5,2 Transavia holland Bv 5,8 easyJet Airline Co. 19,6 De la indiferencia inicial... Hace apenas seis años, cuando irrumpieron en España, nadie daba ni un céntimo por ellas. Incluso las tradicionales- -como Iberia, que ahora ha tenido que dar su brazo a tocer- -mostraban indiferencia ante su aparición porque, entonces, no veían peligrar su hegemonía. Los motivos los encontraban en que sus revolucionarios planteamientos- -reducción de gastos a toda costa- -no eran una amenaza para las arraigadas costumbres de los viajeros. Los precios, más propios de los billetes de autobus- -algunos a sólo 10 euros- -llegaban al mercado y hasta los más elitistas empezaron a decantarse por esta peculiar manera de viajar. Hoy día este segmento del negocio aéreo alcanza ya una cuota del 30 en el mercado español. Además, las low cost se han atrevido, aunque aún tímidamente, con un coto privado y copado por las grandes del sector: los vuelos transoceánicos. Precisamente, para también poder dar este tipo de servicio desde el bajo coste, en diciembre de 2003 nacía una compañía española para cubrir unos trayectos cada vez más demandados por una población con un porcentaje creciente de ciudadanos inmigrantes. Air Madrid, con una clara vocación iberoamericana, se ha convertido en la segunda compañía es- Channel Express 6,9 Ryanair Ltd. 18,3 Por aeropuerto de destino Septiembre 2005 y 2006 En miles de pasajeros 0 100 200 300 400 Palma de Mallorca Málaga Barcelona Alicante Gerona- Costa Brava Madrid- Barajas Valencia Murcia- San Javier Ibiza Reus Resto aeropuertos 2005 2006+ 11,1 +24 +6,3 +5,5 +45,6 +14,1 +17,8 +23,9 -5,4 +17,1 +14,1 REUTERS cer mejores precios: los billetes se reservan de forma habitual por internet (en vez de usar el teléfono o las oficinas, lo que encarece el billete una media de entre 7 y 10 euros, en el primer caso, y hasta 20 euros, en el segundo) los vuelos reservados con antelación tienen precios más baratos (los ahorros superan, en ocasiones, hasta el 50 si se reserva meses antes de la salida del vue- Hasta septiembre, 13,6 millones de pasajeros aterrizaron en España en una low cost un 31,5 del total El 60 de la cuota de mercado de las bajo coste estuvo en manos de Air Berlin, easyJet y Ryanair En definitiva, las llamadas low cost ya no son una mera anécdota en el mundo del transporte aéreo. Se han afianzado como una alternativa y son un competidor muy serio no sólo para las otras compañías del sector, sino, incluso, en el territorio continental, a otros medios de transporte como el tren o el autobús. Un dato más a tener en cuenta: el 62 de sus usuarios reali- za sus reservas de billetes por internet (por algo la nueva compañía de Iberia se llama Clickair Dentro de un tiempo no hablaremos de compañías de bajo coste y tradicionales. Simplemente serán aerolíneas, unas con mejor servicio que otras o con mejores precios, pero no habrá separación. El que no se suba al tren (en este caso al avión) se quedará en tierra. ABC