Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 s 10 s 2006 INTERNACIONAL 39 ELECCIONES LEGISLATIVAS EN EE. UU. EL 7 DE NOVIEMBRE Se eligen todos los miembros de la Cámara de Representates (435+ 4 delegados sin derecho a voto) y un tercio del Senado (33) así como gobernadores en 36 estados. En la primera los demócratas necesitan conseguir 15 escaños y en la segunda 6 Reparto de poder del Senado por estados New Hampshire Washington Montana Oregón Idaho Wyoming Nevada Utah California Arizona Nuevo México Colorado Dakota Minnesota del Norte Dakota del Sur Nebraska Kansas Wisconsin Michigan Iowa Illinois Indiana Missouri Ohio Pennsylvania Vir. Occ. Virginia Nueva York Vermont Massachussets Rhode Island Connecticut Nueva Jersey Delaware Total escaños: 100 Maryland D. Columbia Maine Demócratas 44 Republicanos 55 Composición actual del Senado Escaños Independiente 1 Carolina del Norte Tennessee Arkansas Carolina Oklahoma Sur Georgia MissiAlabama ssippi Texas Luisiana Florida Kentucky Cámara de Representantes Escaños Independiente 1 Vacantes 3 Demócratas 201 Republicanos 230 Hawai ABC E. Segura Alaska Demócratas Republicanos Independientes No hay elecciones Total escaños: 435 Republicanos y demócratas se disputan las legislativas más reñidas de la década Las encuestas auguran un vuelco en favor de los herederos de Clinton en los sureños Ohio y Missouri, los estados más igualados POR MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Es la campaña legislativa más cara de la historia, y las encuestas le atribuyen la capacidad de dar al Congreso de Estados Unidos el mayor vuelco que se haya visto desde que en 1994 el Partido Demócrata perdiese las dos cámaras por goleada, dos años después de que Bill Clinton llegase al poder. La batalla no es fácil. Los demócratas no tienen un ambicioso plan que vender a todo el país, como el Contrato con América que idease el diputado Newt Gingrich, en el que prometió sacar adelante diez leyes en cien días si su partido se hacía con la mayoría. A falta de un plan maestro, la lucha es estado por estado y distrito por distrito, pero en algunos la batalla es a vida o muerte. En el Senado, donde se renueva un tercio de los escaños, los demócratas necesitan ganar seis y no perder ninguno. Por eso el asiento de New Jersey tiene nerviosos a todos. Allí, el senador Bob Menéndez, hasta hace poco una de las grandes promesas hispanas, ve su plaza amenazada por un joven de 38 años, hijo de un querido gobernador, que ha logrado asociarle con los casos de corrupción que tienen hastiados a los votantes. Los estrategas republicanos ven en él su mejor oportunidad para arrebatarle un asiento a los demócratas. De conseguirlo, sería la primera vez desde 1974 que un republicano se sienta en un escaño senatorial de New Jersey. Missouri están empatados, y los dos estados sureños suelen ser bastión conservador. Aún así, es en estos dos últimos donde las encuestas les auguran sorpresas tan agradables que ni ellos mismos se atreven a creer. La oportunidad de Tennessee se ha abierto con el asiento que deja vacante el senador William Frist, de quien se rumorea como uno de los candidatos potenciales para sustituir a George W. Bush. Se lo disputan el millonario republicano Bob Corker y el diputado demócrata Harold Ford, que de ganar podría convertir se en el se- gundo senador negro del país, después de Barack Obama, y el primero de su Estado desde tiempos inmemoriales. Conquistar el Sur Ford reconoce que la imagen nacional del Partido Demócrata no vende bien en el Sur así que ha hecho todo lo posible para alejarse de ella, hasta el punto de que sus ideas arquean cejas entre algunos de los conservadores más aguerridos. El joven de 36 años propone dotar al presidente Bush de más poderes para combatir el terrorismo y sellar las fronteras a los inmigrantes durante 45 días para llevar a cabo un recuento concienzudo de los que están en el país. Si bien la Cámara Alta es la prioridad de los demócratas, los analistas dan más posibilidades al partido de Clinton y Howard Dean en la de Representantes, donde hasta la hecatombre de 1994 habían mantenido la mayoría durante 40 años. Allí la líder demócrata Nancy Pelosi se prepara ya para ser investida como la primera mujer que se convierte en portavoz de la Cámara. La congresista de San Francisco es vista como una de las diputadas más liberales por proceder de la cuna de los homosexuales y haberse opuesto desde el principio a la invasión de Irak, pero si se le cumple el sueño promete proceder con cautela y no proponer el impeachment de Bush. Siete estados Los estrategas demócratas han puesto todos sus caballos de la guerra en siete estados: Pensilvania, Montana, Ohio, Missouri, Rhode Island, Tennessee y Virginia. Las encuestas los sitúan bien en los dos primeros, mientras que Ohio y Los escaños de los escándalos El año 2000 el ahora fiscal general John Ashcroft compitió en las urnas con un muerto, y perdió. Se trataba del gobernador Mel Carnahan, que falleció en un accidente aéreo durante la campaña. La curiosa anécdota podría volver a repetirse, esta vez en Florida, donde el demócrata Tim Mahoney va a medirse contra alguien que está muerto, al menos políticamente hablando. Se trata del ex congresista Mark Foley, que tuvo que dimitir hace poco más de un mes debido a sus escarceos sexuales con becarios del Congreso. La ley del Estado no permite al Partido Republicano reemplazar su nombre en la papeleta, pero sí que podrá designar a un sustituto en el caso de que gane. Los demócratas no las tienen todas consigo para hacerse con el escaño de Palm Beach, una zona vacacional de millonarios con la que no contarían de no ser por los deslices de Foley. La otra plaza extraordinaria es la que dejó el líder de la Cámara Baja Tom Delay en Texas, que dimitió por su implicación en los casos de corrupción del lobista Jack Abramoff.