Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 DOMINGO 29- -10- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El desafío de los símbolos islámicos siembra el desconcierto en los gobiernos europeos El uso del velo divide a los principales países de la UE entre prohibición y permisividad MADRID. Polémica con maestras y alumnas en las escuelas, despidos en centros de trabajo, rectificaciones de medidas legales... Ante los conflictos que provoca la creciente presencia de inmigrantes islámicos con símbolos religiosos visibles, los gobiernos europeos actúan cada vez con más dudas, incapaces de definirse entre la identidad propia y la cultura ajena. El Ejecutivo británico de Tony Blair, desbordado por la polémica social tras las sanciones a una maestra musulmana con velo y a una azafata cristiana por llevar crucifijo que han abierto un agrio debate, ha patinado en el desconcierto al rectificar su anuncio de imponer a los colegios confesionales una cuota del 20 por ciento de alumnos de otros credos. Pero la polémica del velo, ahora en escala técnica en Londres, cruza toda Europa. Como ha recordado a Blair, no sin sorna, el primer ministro francés, Dominique de Villepin, es bueno que el Gobierno británico debata ahora sobre el velo islámico A Villepin le faltó tiempo para recordar que hace dos años las autoridades británicas me criticaban por tomar medidas para limitar el uso del velo, por eso ahora me satisface que las estudien cuelas. De momento, son las autoridades locales, los centros específicos y las compañías privadas las que en todo caso deben regular las normas. De hecho, ya lo hacen con sus políticas de uniforme (muy común en la enseñanza, incluso en escuelas estatales) que suelen contemplar variantes con atuendos musulmanes, sijs y de otros grupos étnicos o religiosos. En ocasiones, esas reglas prohíben llevar adornos accesorios, como una cruz al cuello, algo que ha provocado una demanda judicial de una empleada de British Airways por no poder llevar en el trabajo su pequeño crucifijo. Francia Prohibición de símbolos por ley En Francia, la Ley de 2004 sobre la laicidad que prohíbe llevar signos religiosos ostentatorios (crucifijo, kipa o velo islámico) en las escuelas, institutos y universidades ha enterrado hasta hoy los enfrentamientos provocados por padres o alumnas que deseaban ir con velo a la escuela. No se han producido incidentes significativos desde la entrada en vigor de la Ley. En 2005 se registraron unos 800 casos de alumnas musulmanas afectadas por la Ley, en un país con 12 millones de estudiantes de primera y segunda enseñanza. 533 de ellas decidieron voluntariamente renunciar al velo en la escuela; 73, estudiar por correspondencia (para seguir llevando el velo) y otras 67, estudiar en el extranjero. En los suburbios con problemas, los musulmanes son minoritarios comparados con los negros. Y las adolescentes musulmanas que viven en barrios pobres no destacan por un islamismo excesivo. Reino Unido Autonomía de decisión Y es que el Reino Unido siempre ha sido más flexible. No existe ninguna legislación que regule el uso del velo, y el pañuelo que cubre la cabeza (chador) se ve con frecuencia en la función pública, desde maestras y alumnas de centros docentes a funcionarias en oficinas ministeriales, pasando por agentes fronterizos en aeropuertos y personal médico de hospitales. El debate abierto en el país no se refiere a esta prenda sino al velo completo que cubre la cara y deja una ranura para los ojos (niqab) Tampoco lo prohíbe ninguna ley, pero el Gobierno de Tony Blair se ha mostrado partidario de limitar su uso en situaciones muy concretas, como en la tarea docente en es- Esta imagen ya no es tan infrecuente en las calles de las principales ciudades europeas REUTERS España hace la vista gorda para evitar problemas M. A. MADRID. La sociedad española se ha habituado a ver a las mujeres musulmanas con el velo islámico, aunque su uso es todavía limitado. En realidad no existe un debate sobre el pañuelo ni se han porducido conflictos laborales o escolares. En los últimos años apenas se ha producido algún episodio esporádico, felizmente resuelto. El más llamativo sucedió en la localidad madrileña de El Escorial, donde un padre Italia Debate parlamentario pero no ley La polémica del velo en Italia va camino de resolverse mediante un debate parlamentario en el Senado, que oriente a la opinión pública, pero sin que el Parlamento llegue a aprobar ninguna ley, pues la marroquí se negó a escolarizar a sus hijas en un colegio concertado regido por religiosas concepcionistas bajo el pretexto de que exigían uniforme, aunque esta excusa escondía el problema del velo. No obstante, todo se resolvió permitiendo a la niña que acudiera el centro con la indumentaria islámica y, una vez en el colegio, utilizara el uniforme. Ahora, los colegios públicos no ponen pega a las alumnas que llevan el pañuelo porque, en general, no exigen uniforme, ni tampoco los concertados, en gran parte de los cuales existe uniforme. En este caso, argumentan que el reglamento sobre vestimenta no hace mención al velo y, por tanto, hacen la vista gorda