Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA La negociación ETA- GobiernosLa crisis del proceso DOMINGO 29 s 10 s 2006 ABC El PNV teme que ETA actúe como en la etapa de Lizarra El día 26, las fuerzas vascas, todas, tenían la seguridad de que Zapatero no rompe El Gobierno podría estar gestionando un nuevo posicionamiento de la banda, un gesto que la opinión pública percibiera como un abandono de las armas de forma definitiva POR CHARO ZARZALEJOS Cuando los políticos vascos llegaron a Estrasburgo y fueron conociendo las noticias de Francia, la perplejidad se adueñó de todos ellos. En medios abertzales habían descartado que ETA hiciera público el comunicado que el Gobierno deseaba y los ciudadanos añoramos, es decir, que anunciara su decisión irreversible de abandono de armas. Eso será el final del proceso vienen advirtiendo desde hace tiempo. Pero eso era una cosa y las noticias que llegaban de Francia eran otras. En Madrid, la sorpresa no fue menor. Nada más lejos de las hipótesis del Presidente que en vísperas del debate en el Parlamento europeo se produjera el robo de casi 400 armas cortas. No pasaron muchas horas para que en Madrid se tuviera información de Francia. El mismo día 24, a última hora de la tarde, el Ejecutivo español y las FSE tenían datos suficientes para pensar en ETA. El día 26, en el País Vasco y en todas las fuerzas políticas la convicción era que Zapatero no rompe ¿Para qué lo hacen? se preguntaba un ilustre ministro. Si quieren presionar o decir que están ahí, tienen otras formas de hacerlo. ¿Para qué? Eludiendo la situación y en pleno viaje a Barcelona, el Presidente, sentado al lado de Miguel Sebastián, le dijo: Miguel, te ha tocado. Eres el candidato a la Alcaldía En una contraprogramación clara Rodríguez Zapatero anunciaba el día 25 lo que dijo que anunciaría en otro momento. Sebastián solucionaba la papeleta de la candidatura y, además, su rostro diversificaba atenciones. Pero los estallidos duran lo que duran. Se acabó el pleno europeo con más pena que gloria y Alberto Ruiz Gallardón sentenció que su contrincante no era Sebastián, sino Zapatero. Y la realidad volvió en forma de declaraciones enigmáticas del Presidente y llamadas a la prudencia por parte de la Vicepresidenta. Todo apunta a ETA, pero ahora el Gobierno ha puesto en funcionamiento sus mecanismos de interlocución con la organización terrorista para saber de qué van y medir el alcance político y estratégico del robo en cuestión, en el que no pocos quieren ver una acción de los desobedientes de ETA. Si así fuera, cabría preguntarse con quién o quiénes se está llevando a cabo este proceso Renovación del compromiso Al parecer, el Gobierno no descarta que efectivamente se trate de incontrolados. Medios conocedores del proceso sugieren que el Presidente podría exigir a ETA un gesto que la opinión publica percibiera como un compromiso serio de abandono de las armas de manera definitiva, aunque los términos que se emplearan no fueran del todo taxativos Se trataría, según señalan estos mismos medios, de una renovación del compromiso por el proceso en todos sus términos, incluido el no abastecerse de armas y la garantía de disciplina interna Se está a la espera del diagnóstico final del Gobierno, que puede tardar días o semanas, según la Vicepresidenta. Pero, en el PNV por ejemplo, se han encendido las luces de alarma. Conocen muy bien a ETA y saben de la lentitud de la organización terrorista para tomar decisiones. Cuando dijeron públicamente que la tregua estaba rota- -la de Lizarra- -tenían todo previsto para volver desde semanas antes. Estos no dan pasos en el vacío asegura un protagonista de aquel acuerdo entre nacionalistas. Desde aquella experiencia tan directa, el PNV teme que ahora ETA actúe como en la etapa de Lizarra, si se confirma que la dirección de la organización terrorista avala el robo de armas. La voz a esta alarma la puso ayer mismo el portavoz del EBB, Iñigo Urkullu, que, además de criticar con dureza la actitud mantenida por el PP, señaló que declaraciones como las de Zapatero, anunciando que si se confirma la autoría de ETA traería consecuencias, pone a los demás en el disparadero político de hacer juicios sobre cómo se va gestionando el proceso de pacificación algo que, en su opinión, corresponde exclusivamente a ETA y al Gobierno español Batasuna no se pronuncia; ni sabe ni quiere saber. Pero Joseba Álvarez ha advertido que si se confirma la autoría de ETA significaría únicamente la gravedad del momento. La receta para solucionar la situación la tienen clara en Batasuna: abordar el debate político y dar salida al derecho a decidir. Un acuerdo sobre estas cuestiones es la única manera de desactivar el conflicto y hacer que desaparezcan todas las expresiones de violencia Batasuna sigue apostando, según sus dirigentes, por la apuesta de Anoeta e invitan al PSOE a tener audacia política Seria preocupación Mientras, en el PP se tiene la certeza de que ETA se está rearmando y va a ocurrir lo mismo que nos pasó a nosotros, que van a salir más fuertes de lo que entraron El PSE, más que ningún otro, está a la espera del diagnóstico del Presidente, pero se reconoce que el robo en cuestión es un motivo de seria preocupación La información, las claves últimas son del Presidente que, al menos por este robo, no va a romper el proceso. Es la única decisión tomada.