Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN DOMINGO 29 s 10 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: lectores abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero INICIATIVAS ARMADAS UDIERA pensarse que las posibles iniciativas armadas de ETA pesan de manera inquietante en la marcha de los negocios públicos nacionales. En Munich, Sueddeutsche Zeitung titula: España teme estallidos de violencia de ETA De la matizada información se desprende, en escorzo, algo simple y brutal: ETA intenta imponer a Zapatero su propio calendario con resultados muy llamativos en el terreno de la politización de la justicia. Cuando Sueddeutsche Zeitung subraya que el proceso de paz parece amenazado pudiera parecer que Zapatero está cogido en la trampa de las concesiones judiciales, cuando ETA hace gestos llamativos de rearme. En Burdeos, Sud Ouest recuerda que el robo de 350 pistolas, en el sur de Francia, es una acción audaz, sin precedentes recientes y cuyo alcance político había sido perfectamente calibrado por ETA para pesar sobre Zapatero, con una consecuencia palmaria: amenazar peligrosamente la paz En París, Le Monde subraya las mismas dudas sobre la verdadera voluntad de ETA usando como recursos de presión la violencia callejera y el robo de armas. En las Américas domina el mismo tono de negro chantaje: Dudan de la voluntad pacifista de ETA titula El Universal venezolano. En Buenos Aires, Clarín cree que el Gobierno ha advertido seriamente a ETA En México, la amenaza de detener el proceso de paz en Euskadi es descrita por La Jornada con unos matices que no dejan claro quién presiona e impone sus criterios: si Zapatero o el etarra Iñaki de Juana Chaos; si la Justicia, víctima de la presión política, o Batasuna cuando denuncia la irresponsabilidad de Rodríguez Zapatero. Si la política española se percibe amenazada por temibles sierpes venenosas, el Telegraph londinense consigue descubrir lugares de tranquilidad sin tacha: los conventos y monasterios españoles que han decidido reciclarse parcialmente y alquilan algunas de sus antiguas pertenencias a los turistas que sólo aspiran al silencio, la paz y la tranquilidad absolutas. P Son varias las cartas que han llegado a la Redacción de ABC por la columna Terrorismo eres tú deIgnacioCamacho, publicada el 19 de octubre. COSME OJEDA felicita al autor por este artículo, recordando con dramáticos ejemplos el pasado que estamos obligados a no olvidar. Añadiría que terrorismo también es cuando una viuda tiene que soportar y sufrir en el salón de su casa, mientras le caen lagrimones por las mejillas dándole el biberón a su bebé el día de los Reyes Magos, que le griten asesina desde la calle por ser del PP Terrorismo también es que una niña autista, a la que sólo su madre entendía y daba tranquilidad, se quede huérfana de golpe porque un terrorista de ETA mataba a su madre mientras vigilaba el tráfico en unpequeñopuebloguipuzcoano. Pero se equivoca Camacho al llamar tontoalbatasuno, y metemo que el presidente del Gobierno se equivoca también. Son malos, sí, pero no tienen un pelo de tontos Para MANUELA ORTIZ, el autor acierta a expresar con firmeza y calidad literaria el rechazo del terrorismo en momentos bajos de confusión política y conceptual. La propaganda del Gobiernova en paralelocon elcinismo de los asesinos. Muchos millones deespañoles pensamos como Camacho. Ya sabemos que los terroristas y los que son uña y carne con ellos, como ese Pernando Barrena, no leerán ABC, porque desprecian a cuantos intentamos mantener claras las ideas, mientras vemos con pena la tiranía infame que van implantando en el País Vasco Y JOAQUÍN MELERO asegura que no puede estar más de acuerdo en su análisis de lo que significa el terrorismo; es la extorsión, el chantaje, la violencia y la infamia de la que Batasuna lleva viviendolatiradeaños. El terrorismo no es sólo matar gente, sino ser cómplice y amigo de los que asesinan. Me gustaría añadir que terrorismo también significa cobardía. Respetar la vida de los demás es un signo que identifica a los buenos ciudadanos, pero el que mata por la espalda es un cobarde. Es triste pensar que la sangre de más de 800 víctimas inocentes quede olvidada en el tiempo, porque Zapatero sólo ve loquequierever. Ignacio, lefelicito por su excelente artículo posguerra y el espejo roto y a pesar de que no me gustó tal crítica con lindezas tales como capitán Vidal, oficial victorioso y déspota que encarna la insoportable realidad asmática, sofocante y tenebrosa de aquella España Con asombro y repugnancia, provocados además por las numerosas personas que vi salir antes de acabar la película, contemplé a un supuesto capitán del Ejército español vestido de uniforme de los grises, a bordo de un Rolls Royce decorado en sus puertas con el yugo y las flechas, cometer las mayores atrocidades- -incluso mata a tiros a una niña- -contra unos buenos maquis que querían recuperar la victoria. Eso sí, por lo menos salva a unos escasos guardias civiles de pegar tiros contra los buenos. A la parte imaginativa, ni mejor ni peor que otras que hemos visto, le adjudico dos asteriscos Matiza MIGUEL ÁNGEL LOMA PÉREZ que en el artículo del pasado 16 de octubre titulado Mil días de vértigo en el Dragón Khan y publicado en la sección de Nacional, al referir los diferentes incidentes protagonizados por Carod- Rovira se decía que el vergonzoso episodio del independentista catalán colocándose una corona de espinas, con Maragall cámara en mano inmortalizando el acto, había tenido lugar a las puertas del Santo Sepulcro y lo mismo se repetía en el pie de la ya célebre foto. Pero dicha referencia está errada respecto a su ubicación porque, felizmente, ni a las puertas del Santo Sepulcro de Jerusalén ni en el amplísimo patio que se encuentra a su entrada existe tienda alguna. Las hay, y muchas, demasiadas, en las proximidades, pero curiosamente sólo en una de ellas pude observar (acabo de venir de Tierra Santa) que se expusiesen a la vista coronas de espinas como souvenirs de execrable gusto. Posiblemente, fue a las puertas de esta misma tienda donde Carod y Maragall realizaron su compartida y heroica gesta, porque al verlas comenté en voz alta el nombre de los protagonistas del episodio, y el tendero, que me oyó, sonrió. Aunque también pudiera ser que el gesto de Carod- Maragall les haya consagrado en Jerusalén como un dúo de afamados humoristas españoles (con perdón) y sólo con oír sus nombres se provoque la hilaridad entre los tenderos de la zona Considera GUILLERMO GONZÁLEZ- ALLOZA que el 22 de octubre, en la Sección de Deportes, se publicó un desafortunado artículo cuyo titular era El fenómeno ovetense enfrenta a las dos Españas, la azul y la roja Digo desafortunado porque ya tenemos bastante con el llamado proceso de paz y la memoria histórica de Zapatero para que venga su articulista a clasificar como nacionales o rojos a los pro- alonsistas y a los que no están a su favor. Digo desafortunado artículo porque lo que vende es que el fin justifica los medios. Los llamados valores no deben tener ninguna importancia para su periodista. Y, por último, digo desafortunado artículo porque hasta ahora siempre habíamos criticado el chauvinismo francés y ahora es el procedimiento válido para justificar determinadas actitudes. Soy español, me considero español y además patriota. Lo de la memoria histórica, las Españas azul y roja... sólo conduce a reabrir la vieja herida de la guerra civil española. Estoy dentro de ese 28 por ciento al que su periódico ha llamado rojos y envidiosos Me gusta que un español haya ganado el mundial de Fórmula 1, mi más cordial enhora- buena para Alonso y para España. Pero me habría gustado que la ganara un español humilde, agradecido, generoso, que aceptara las críticas y que aplicara la máxima en el deporte del saber ganar y saber perder No me gusta Alonso porque destila arrogancia, prepotencia, le cuesta perder y la generosidad y el compañerismo son valores que no los debe tener muy asimilados Algunos lectores se han dirigido a ABC para mostrar su disgusto por las faltas de ortografía, los errores gramaticales y la inexistencia de un criterio único a la hora de escribir. Así, EMILIO FERNÁNDEZ LLINÁS pide que, ante la reiterada detección de faltas ortográficas en los textos del diario, tomen las medidas que estimen oportunas, más eficaces que las actuales, para evitarlo A ANTONINO GONZÁLEZ MORALES le dan pena las incorrecciones gramaticales que de un tiempo a esta parte vengo observando muy a menudo Por su parte, a JUANA FERNÁNDEZ ORTIZ le hizo gracia ver escrito en el periódico: Las Mercenarias Misioneras Creo- -ironiza- -que Mercedarias habría sido mejor ÁNGEL SÁEZ GARCÍA asegura que a ABC le perjudica que un redactor escriba Condolezza (mal) y otro Condoleezza (bien) que el mismo redactor escriba Vladimir (bien) y Vládimir (mal) y otra redactora, Vladímir (mal) Convendría que todos los periodistas de ABC releyeran sus textos S. BLASCO, por su parte, lamenta que en algunos casos hayamos confundido la ll con la y y no envíen ustedes a su responsable a la escuela FRANCISCO ENRÍQUEZ quiere aclarar que, como lector asiduo de ABC, suelo estar de acuerdo con sus críticas de películas. He visto la película por los llamativos cuatro asteriscos puestos por E. Rodríguez Marchante a la película del mexicano Del Toro La sombra del fauno en la edición del viernes 13, bajo el título La JAVIER VICENS Y HUALDE matiza que ABC nos informaba días atrás y en la sección de Sociedad de que Benedicto XVI podría ordenar el restablecimiento de las misas en latín Según distintos rotativos occidentales, el Pontífice ya habría firmado el indultouniversal necesariopara autorizar a los sacerdotes a restablecer la misa en latín Y luego hablaba de los lefevrianos. Hubiera sido bueno aclarar que esos rotativos occidentales dieron una información falsa porque el sacerdote que celebra la misa en latín ni restablecenadaninecesitaindulto. Todoslosmisalescatólicos incluyen un apéndice con la misa en latín. Quien esto escribe- -oiga usted- -es un cura de pueblo. No es un rotativo occidental, pero tampoco es un lefevriano, aunque sí un adicto al periódico que usted tan dignamente dirige lectores abc. es