Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 10 06 SALUD Ginecología Cesárea de ricos, cesárea de pobres POR N. RAMÍREZ DE CASTRO CALEIDOSCOPIO Medicina crítica n nuevo paso en la formación de los médicos intensivistas se ha registrado días atrás con la constitución de la cátedra de Medicina Crítica en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, en colaboración con la Fundación Abbott. El profesor Abelardo García de Lorenzo, intensivista del hospital madrileño La Paz, es el titular de esta cátedra que no sólo formará más y mejor a estos profesionales de la medicina, sino que también potenciará la investigación con el objetivo de proporcionar una mejor atención al enfermo crítico. Y es que uno de los principales retos al que se enfrentan estos profesionales es la sepsis que, como recuerda el profesor García de Lorenzo, sigue siendo un importante problema de salud pública a pesar de los continuos avances científicos. La sepsis es una enfermedad grave causada por una infección en el torrente sanguíneo por parte de bacterias productoras de toxinas. En este contexto, un dato a tener en cuenta es que sólo en la Comunidad de Madrid la incidencia anual por sepsis grave alcanza los 14,1 episodios por cada diez mil habitantes, siendo la estancia media de los pacientes ingresados por esta causa de 28,9 días. En cuanto a la mortalidad asociada a la sepsis o síndrome de respuesta inflamatoria sistémica es del 33 por ciento, que se traduce en unos 2.300 fallecimientos anuales. De ahí la importancia de mejorar el manejo de estos pacientes e intensificar la investigación. Durante los últimos años se está produciendo un importante aumento de la demanda de unidades de medicina intensiva a causa del envejecimiento de la población y el consiguiente aumento de patologías crónicas y agudas. A esto hay que añadir el incremento de las expectativas y calidad de vida y la evolución propia de la medicina que, como dice este especialista, aplica tratamientos quirúrgicos y médicos cada vez más complejos que obligan a terapias de soporte vital prolongadas. El trabajo en este tipo de unidades implica cuidados supra- especializados y una atención continuada que ha de ser llevada a cabo por especialistas. U Por Jose María Fernández- Rua l mundo asiste a una nueva paradoja. Mientras la mayoría de los países desarrollados se preocupa por contener el número de cesáreas, un informe de la revista médica The Lancet denuncia que más de 80.000 mujeres mueren cada año en el mundo por no tener acceso a una cirugía tan sencilla. El informe de la Escuela de Medicina Tropical de Londres asegura que en 42 países de África, Asia e Iberoamérica la cesárea no está al alcance de todas las mujeres que la necesitan. Los países más pobres entre los pobres, como los de África subsahariana, esta cirugía no es ni siquiera una opción para las familias más ricas. En Latinoamérica, con un mayor nivel de desarrollo, la tasa de cesáreas está muy por debajo de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) La situación es diametralmente opuesta en el mundo rico. El aumento de demandas judiciales a médicos, los partos múltiples y la falsa sensación de seguridad que proporcionan las cesáreas a las mujeres, así como el miedo a sufrir problemas de incontinencia urinaria están disparando el número de partos abdominales. Tanto en Estados Unidos como E Mujeres embarazadas realizan ejercicios en una clase de preparación al parto en Europa, la mayoría de los países superan el 15 de cesáreas por nacimiento como aconseja la OMS. España no es una excepción. HERAS Exceso en las clínicas privadas La semana pasada, el Ministerio de Sanidad manifestó su preocupación por el excesivo número de nacimientos que cada año se producen con la ayuda de la cirugía. El incremento es llamativo en las clínicas privadas, donde a veces se convierte en una inter- vención a demanda de las madres. Frente al 35,26 de cesáreas que se realizan en centros privados, los hospitales públicos no alcanzan el 22 pese a atender los embarazos más complejos. En Estados Unidos, un estudio publicado hace un año advertía que más de la mitad de los nacimientos por vía abdominal eran innecesarios, es decir, no había urgencia ni criterio médico para aconsejarlos. Y los riesgos son siempre mayores que en un parto natural. EN BREVE Cirugía ambulatoria para tratar la sinusitis. Cirujanos de la Clínica Mayo (EE. UU. utilizan una técnica similar a la de los cardiólogos para despejar las arterias, pero en este caso para eliminar la obstrucción de los senos paranasales. El procedimiento, conocido como sinuplastia con globo, consiste en introducir una sonda especial por los orificios nasales hasta llegar al seno afectado. Guiado por rayos X, el médico pasa un pequeño globo flexible hasta llegar a la zona obstruida. El globo se infla con líquido hasta despejarlo. Todo e proceso se hace con una sedación y no es necesario ingreso hospitalario. La cirugía está indicada cuando fallan los tratamientos con fármacos. Las verduras, no la fruta, protegen la memoria. Aumente el consumo de verduras si quiere ayudar a su organismo a retrasar el declive cognitivo que se produce con el envejecimiento. Al menos, eso es lo que aconseja un estudio, publicado en la revista de la Academia Americana de Neurología. Esta investigación quería determinar la relación entre el consumo de verduras y fruta con la pérdida de memoria. Estudiaron a 3.718 personas de más de 65 años de Chicago durante seis años. Las personas que consumieron tres raciones al día de vegetales retrasaron la pérdida cognitiva en un 40 el equivalente a cinco años de edad más joven No se vio beneficio con el consumo de frutas. Los investigadores apuntan al aporte de vitamina E de las verduras de hoja verde. Tener una hermana melliza, un riesgo de menopausia prematura. Gemelas y mellizas tienen más posibilidades de sufrir una menopausia prematura, según una investigación con 428 parejas publicada en Human Reproduction El fallo ovárico, que acaba con la ovulación, antes de los 40 años es entre 3 y 5 veces más frecuente que en el resto de las mujeres, se asegura. Lo curioso es que el fallo no se produce siempre en las dos hermanas. A veces la llegada de la menopausia se produce con una diferencia de 20 años entre las mismas mellizas. Los médicos estadounidenses empezaron a investigar en este sentido cuando conocieron casos de gemelas que habían cedido uno de sus ovarios para trasplantarlos en su hermana estéril por un fallo ovárico.