Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 10 06 EN PORTADA En 5 décadas De la antena de cuernos a la TDT Hace hoy 50 años nacía TVE en un chalé madrileño. Su público, los propietarios de los 300 aparatos que había en España. Querida y odiada, ha sido una ventana por la que ver el mundo en 625 líneas TEXTO CARMEN ANIORTE Habilidad, cultura y psicología, ingredientes del concurso más rentable y recordado de TVE: Un, dos, tres... De la mano de Narciso- -Chicho- -Ibáñez Serrador a llovido mucho- -nunca a gusto de todos- -desde que, hace cincuenta años, TVE dio comienzo a sus emisiones en un chalecito de Madrid en el Paseo de la Habana. El discurso inaugural del ministro Arias Salgado sólo pudieron seguirlo los propietarios de los 300 televisores que había en Madrid: los precios de aquellos enormes receptores con antenas de cuernos, eran prohibitivos: ¡30.000 pesetas! En palabras de Pedro Amalio López, presente en esa jornada, aquella primera emisión fue un sufrir porque nada salía bien, el discurso hubo que repetirlo cuatro veces, fallaban los micros... Coros y danzas al margen, la primera estrella de la programación fue La carta de ajuste Este elemento técnico- -servía para ajustar los tonos en blanco y negro- acompañado de música, fue durante mucho tiempo uno de los espacios favoritos de la audiencia. Jesús Álvarez, Matías Prats y David Cubedo fueron tres pioneros de los informativos y se hicieron muy conocidos, aunque, para popularidad, Laurita Valenzuela y Blanca Álvarez- -lo mismo servían para un roto que para un descosido- -se llevaban todos los agasajos. En esta lista no hay que olvidar a Mariano Medina, primer hombre del tiempo. Se valía de cartón y puntero para que la audiencia se familiarizara con las isobaras y el famoso anticiclón de las Azores. La música y el teatro ocuparon desde el principio un lugar destacado en la parrilla y la audiencia se entretenía con programas como La hora Philips al que siguieron Gran Parada y más tarde Escala en Hifi y Galas del sábado A finales H