Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA SÁBADO 28 s 10 s 2006 ABC Principio de acuerdo entre el Gobierno boliviano y Repsol El plazo que tienen las diez petroleras extranjeras que operan en aquel país para aceptar el decretazo de Evo Morales acaba en la medianoche de hoy ABC MADRID. El Gobierno de Evo Morales y Repsol YPF habrían llegado anoche a un principio de acuerdo que permitirá a la petrolera española seguir operando en Bolivia, según informaron a Ep fuentes oficiales bolivianas. Este principio de acuerdo, que no fue confirmado oficialmente por la compañía en Madrid, llega después de varios meses de intensas negociaciones que se han alargado hasta el último minuto, ya que sería firmado pocas horas antes de que concluya el plazo de 180 días fijado en el decreto de Morales del pasado 1 de mayo, que ordenaba la renacionalización de los hidrocarburos. El plazo acaba a las 12 de la noche de hoy sábado. Además, fuentes de la compañía estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) consultadas por Ep confirmaron que anoche continuaban las negociaciones con el resto de las petroleras extranjeras presentes en el país andino, y no descartaron que también firmen sus respectivos contratos. Entre ellas están la brasileña Petrobrás, la francesa Total y British Gas, que son las que más han invertido en el país. El Gobierno boliviano anunció en la tarde de ayer que a las 20 horas locales (2 horas del sábado en España) se celebrará un acto relacionado con los contratos con las empresas petroleras trasnacionales Algunas fuentes dijeron que el acto, en el palacio de Comunicaciones de La Paz, estaría encabezado por el presidente boliviano, Evo Morales; el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas; y el principal ejecutivo de YPFB, Juan Carlos Ortiz. Según las fuentes, se anunciarían acuerdos con algunas petroleras, entre ellas, al menos, una de las grandes pero no precisaron cuáles. Fuentes diplomáticas y de las petroleras dijeron a Efe que las negociaciones aún continuaban en varios aspectos fundamentales y se sorprendieron por el anuncio de ese acto. Duras condiciones En cualquier caso habrá que esperar a conocer si las petroleras han aceptado las duras condiciones que quería imponer Evo Morales a estas compañías, que pasarían a ser empresas de servicios, ya que recibirían una retribución trimestral por sus trabajos de exploración y producción. Además, el contrato impide a las petroleras acudir a los tribunales internacionales de arbitraje. Cualquier controversia se dilucidará en La Paz y en idioma español. Evo Morales, ayer, en el palacio presidencial REUTERS