Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 SÁBADO 28- -10- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Silvio Berlusconi entrega una campanilla a su sucesor, Romano Prodi, durante la ceremonia de traspaso de poderes en el palacio Chigi en Roma, el 17 de mayo EPA Los funcionarios de Berlusconi espiaron al presidente de la República y a futbolistas Las nuevas revelaciones del escándalo de las escuchas agravan la crisis política s El centro- derecha plantea un gobierno moderado de unidad nacional sin la Liga Norte, los comunistas ni los verdes JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. El escándalo del espionaje ilegal a Romano Prodi y su esposa a cargo de 128 funcionarios del Gobierno Berlusconi sigue creciendo. Ayer se supo que los funcionarios venales- -11 militares de la Guardia de Finanzas y un centenar largo de empleados de Hacienda- -espiaron también a Giorgio Napolitano, actual presidente de la República, e, incluso, a Carlo Azeglio Ciampi, que lo era en aquellos momentos. Los 128 espías ya descubiertos cribaron los registros fiscales en busca de datos para desacreditar a personajes clave del centro- izquierda, pero no los encontraron. Entre los espiados figuran Piero Fassino, jefe de los Demócratas de Izquierda- -el mayor partido en la coalición de Romano Prodi- y personajes famosos como los futbolistas Francesco Totti, de la Roma, y Alessandro del Piero, de la Juventus, confirmando que la pasión italiana por el fútbol supera a la pasión por la política. Algunos espías de pacotilla fisgaron también en los registros fiscales de la starlette televisiva Giorgia Palmas, pero sus declaraciones a Hacienda resultaron ser mucho menos interesantes que sus paseos por el plató de Striscia la notizia un programa de política- espectáculo a veces superado por el espectáculo de la política. en el capital de la empresa, como quería su presidente. El centro- derecha subrayaba ayer que entre los espiados ilegalmente figuran también los dos hijos mayores de Silvio Berlusconi, Marina y Piersilvio, pero el argumento pesaba poco por un motivo muy sencillo: de todos los datos datos fiscales extraídos ilegalmente, los únicos utilizados en la campaña electoral fueron los de la donación de bienes del matrimonio Prodi a sus hijos. Era una operación relativamente modesta- -en torno a los 800.000 euros- -y absolutamente legal, en la que tanto los donantes como los beneficiarios pagaron los impuestos que les correspondían, pero Il Giornale de Milán, propiedad de Paolo Berlusconi, hermano del Cavaliere la presentó como una estratagema para escapar de la subida de impuestos que Prodi llevaría a cabo para los demás italianos en caso de victoria. Plan fallido Otros personajes espiados son más aburridos, como Angelo Rovati, principal consejero económico de Romano Prodi hasta que el mes pasado tuvo que dimitir por haber redactado y enviado gentilmente a Marco Tronchetti Provera, presidente de Telecom, un plan para renacionalizar la red fija de la compañía en lugar de permitir la entrada de Rupert Murdoch Un periodista informante Aquel mismo día 7 de abril, antevíspera de las elecciones generales, la noticia aparecía también con titulares escandalosos en el diario Libero cuyo subdirector Renato Farina, ha sido desde entonces suspendido del Colegio de Periodistas cuando se supo que trabajaba como intoxicador e informante para el servicio de información militar, el SISMI, que man- Entre los jugadores afectados, Francesco Totti, de la Roma, y Alessandro del Piero, de la Juventus