Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27- -10- -2006 99 DEPORTES www. abc. es deportes Iceman (el hombre de hielo) Si esperas que rompa el hielo, no lo hará nunca. No va con él. Siempre he dado yo el primer paso porque no hay otra forma con él. Hablamos mucho y hemos trabajado muy bien, en paralelo, él probando una cosa, yo otra, buena comunicación. -Da una imagen de buena gente, de persona honesta. ¿No hace más maldad para ser un crack en este mundo? -Doy imagen de buena gente porque soy buena gente. Soy como soy, con virtudes y defectos, pero transparente. Lo que ves es lo que hay. ¿Que tendría que ser más cabrón? No lo sé. Pero no voy a cambiar ahora, con 35 años. No me gustaría ganar siendo mal tipo. Prefiero hacerlo siendo De la Rosa. ¿La ausencia de escrúpulos beneficia en F- 1? -Hay de todo. Gente que no tiene escrúpulos y llega arriba en la F- 1 y otra que es honesta, normal, trabajadora y con talento y también llega arriba. Esta es mi actitud. Y no sólo en la F- 1, sino en la vida. ¿Cómo vendería McLaren? -Es un equipo organizado, profesional y más latino de lo que parece. Damos imagen de muy fríos, pero para nada es así. Es una lástima, porque parecemos témpanos de hielo y la relación entre nosotros (pilotos, ingenieros, mecánicos, jefes) es fantástica y muy latina en el trato, en el día a día. Se vive el automovilismo con pasión. Dennis es un apasionado del motor y eso se transmite. ¿Le obsesiona la sombra de Lewis Hamilton? -No. Haré todo lo posible por ser piloto de McLaren el año que viene, pero si es Hamilton lo aceptaré. ¿Por qué le tendrían que elegir a usted o a Hamilton? -A mí, por la experiencia, por conocer el coche, puedo ayudar a Fernando a conseguir el Mundial de constructores. A Hamilton habría que darle un año de aprendizaje. Y no sé si McLaren se puede permitir el lujo de dar un año de pruebas. ¿Y dos españoles en el equipo más británico tiene su influencia? -Hombre, lo que menos me ayuda en estos momentos es ser español. Los patrocinadores quieren variedad de nacionalidades. Es la baza de Hamilton. Me podría nacionalizar suizo, pero tampoco, ja, ja, ja... ¿Cuál es el primer consejo que le da a Alonso? -Ninguno. Poco le puedo decir. Es muy maduro y al volante es el número uno. Sólo le puedo comentar cómo trabajamos con los ingenieros, cómo es el coche y poco más. De la Rosa tiene los ojos puestos en un futuro en McLaren al lado del campeón asturiano EPA Fernando Alonso es un fenómeno, y yo intento serlo Pedro Martínez de la Rosa s Piloto de Fórmula 1 del equipo McLaren Tiene ángel. Cercano, atento, considerado en un mundo que vive entre océanos de tiburones. Después de un año especial para él, su primera temporada como piloto titular de McLaren, lucha ahora por ser el compañero del bicampeón en 2007 POR JOSÉ CARLOS CARABIAS BARCELONA. Vive en la incógnita. Deshoja la margarita de un futuro que tiene complicado. Pero no cede al pesimismo. ¿Qué valoración hace de su año más especial en la F- 1? -Ha sido excepcional. Empecé de probador, di el salto a titular, subí al podio, a veces he luchado en cabeza, a veces no. Me lo he pasado de cine. Lo que me motiva es ser competitivo, luchar con Kimi, con los demás pilotos... McLaren me ha dado un coche excepcional, por lo que les estoy agradecido. -Con el boom de la F- 1 en España, ¿cómo ha evolucionado su personaje? -De forma positiva. La gente me cogió cariño cuando era comentarista porque me gusta mi trabajo, la F- 1. Y cuando ascendí a piloto han visto que soy competitivo. Y todos los que apoyan a Alonso también tienen su corazoncito para mí. No sólo es Fernando. Al final, caigo simpático porque soy natural, luchador y nada envidioso. Tengo buena pasta porque la heredé de mis padres. ¿Nunca se ha sentido segundo plato? Nunca. Fernando es un fenómeno y yo intento serlo. Podríamos hablar del mejor piloto de la historia de la F- 1. Sé dónde estoy. No soy Fernando Alonso, pero me lo paso bien, sé rendir en pista y no me comparo con él. ¿Recuerda cómo fue el momento en que le dijeron que iba a correr? -Claro. Eso no se olvida. Eran las nueve y poco de la mañana de un martes, estaba llegando a Woking para trabajar en el simulador y fue una emoción bestial. La llamada que esperas toda la vida. Me llamó Martín Whinksman (director general de McLaren) y me dijo, prepárate, en Magny- Cours corres tú Un mensaje muy concreto. -Y esa sensación de ganarse el puesto carrera a carrera, ¿le motivó o le mortificó? -Ni una cosa ni otra. No me ha importado. Nunca el equipo me ha dado más de dos carreras seguidas, pero he tirado para adelante. -En una entrevista en F- 1 Racing, Ron Dennis (patrón de McLaren) dijo que era un excelente embajador, un probador fantástico, inmejorable relaciones públicas. ¿No echó en falta que dijera que es un extraordinario piloto? -No. Si no lo fuese no estaría en McLaren. Nadie coge el relevo de Montoya si no es un extraordinario piloto. Lo tengo claro, yo y todo el mundo. ¿Cómo ha sido su relación con Raikkonen? -Es muy tímido, callado, introvertido. Por algo le llaman Por experiencia y por conocer el coche, podría ayudar a Fernando a lograr el Mundial de marcas