Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 27 s 10 s 2006 ABC Scoop EE. UU. 2006 95 minutos Género- -Comedia Director- -Woody Allen Actores- -Scarlett Johansson, Woody Allen, Hugh Jackman Woody Allen baja de los cielos E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Para cualquier otro, hacer una buena comedia es casi un objetivo inalcanzable; para Woody Allen, hacer bien una comedia es quedarse corto. Scoop es una buena comedia, sí, que hace el caprichoso Allen como con los residuos de Match Point con una Scarlett Johansson vertida de su molde perverso a otro más ingenuo y, si cabe, más turbador ¡oh! como becaria reportera a la que le llega del más allá el soplo de la gran exclusiva y con un Woody Allen dispuesto a ser el payaso, o el mago, de la función ataviado como Splendini. He ahí las dos grandes gracias del cuadro: un Allen en estado puro, atiborrado de frases geniales y de tics conocidos, y una segunda gracia (y algo rubensiana) que es la chica Johansson. Cuando uno deja de reírse en Scoop cosa que no es del todo fácil, puede dedicarse a analizar por qué esta película es, dicho pomposamente, un allen menor. Se diría que Scoop presume de su falta de pretensión, es un divertimento, una intriga, un desahogo, incluso un gozo en el que el espectador no ha de hacer esfuerzo alguno: se ríe y espera que termine. Por cierto, ahí reside también su consideración de párvula en la filmografía del director: llega el desenlace de sopetón, sin pulir, casi sin sorpresa, algo plano. Impropio del socarrón Allen. Pero, si alguien quisiera profundidad en Scoop siempre podrá agarrarse al (re) filón que ofrece como crítica al periodismo de agarre ése que coge la exclusiva venga de donde venga... aunque sea del chivatazo de un muerto. Woody Allen, en una escena de Scoop Debería hacer más películas sin que yo aparezca en ellas Woody Allen s Director de cine Hoy se estrena el último filme de Woody Allen, Scoop en el que repite el escenario (Londres) y la musa (Scarlett Johansson) de Match Point POR MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Cuando Match Point se estrenó en el festival de Cannes los críticos lanzaron campanas. La revista Time dijo que marcaba la vuelta de Woody Allen a su forma de campeón y Variety predijo que sería su mayor éxito desde Annie Hall Pero si alguien esperaba que la ristra de premios y halagos convenciese al septuagenario director para que abandonase las comedias simplonas, se equivocó. Scoop que se estrena hoy en España, podría insertarse justo antes de Match Point de no ser porque el director repite escenario (Londres) y musa (Scarlett Johansson) con la que ahora comparte el papel protagonista. ella. Así que me dije: ¿qué tengo en la bolsa que pueda convertir en una comedia para Scarlett? Me acordé de esto, que era fantástico para ella, y hasta había un papel para mí. un cierto número de papeles que puedo interpretar, y eso limita toda la película. Pero si yo no estoy en ella ese problema desaparece y puedo hacer una película de cualquier cosa, como Match Point ¿No le resulta un poco macabro escribir su propia muerte? -No, ya lo he hecho otras veces y no tengo ningún problema con ello, siempre y cuando sea sólo en el guión. -Tiene en cartera rodar en España, con técnicos y actores españoles. ¿Alguien en particular? -Todavía es muy pronto, sigo reescribiendo el guión. No voy a hacer ningún casting hasta marzo o abril. película por aquello de las altas expectativas? -No, siempre pienso que cada película funciona según sus propios méritos. Match Point es una película muy seria acerca de los problemas existenciales de la suerte, y Scoop es una comedia sobre suspense periodístico. Son tan completamente distintas que no creo que nadie las relaciones. No me gusta hacer el mismo tipo de películas, cambio deliberamente. -Si pudiera escribir su verdadera muerte, ¿sería divertida? -No, me moriría pacíficamente mientras duermo. -Hay gente que piensa que sus películas son mejores cuando usted no aparece en ellas. ¡Yo soy uno de ellos! -Los equipos que graban con usted tienen algo en común con los que siguen al presidente Bush: a las 6 de la tarde están en casa. ¿Tiene algo más en común con su presidente? -Nada político, eso se lo puedo asegurar. Políticamente estoy al otro lado del espectro, pero seguro que tengo otras cosas en común con él. Me gustan los deportes, soy hogareño, me gusta llegar temprano a casa, sentarme delante del televisor con una cerveza y ver el partido de baloncesto. ¿Qué le hace tomar la decisión de insertarse en sus películas? -Me pareció que yo podía interpretar a un mago de forma divertida. Pero no podría estar más de acuerdo con lo que dice. Estoy convencido de que debería hacer más películas sin que yo aparezca en ellas. El problema con tenerme a mí en la película es que tiene que haber un papel que yo pueda hacer, y si lo hay, eso hace automáticamente que la película sea de cierto tipo, va a ser una comedia, y una comedia tonta, porque yo estoy en ella. Sólo hay ¿Por qué repite con Scarlett Johansson? -Cuando estábamos en el set de Match Point mientras esperábamos a que iluminaran las escenas, me pareció que era una chica muy divertida. Tiene una enorme vitalidad y un gran sentido del humor. Pensé que debería hacer comedias y que me encantaría actuar con -Usted siempre se ha mantenido alejado de la escena política, pero ¿cree que los tiempos que corren ameritan que los intelectuales se pronuncien? -Nunca me he considerado un intelectual que tenga nada que ¿Cree que el éxito de Match Point puede hacerle daño a esta decir que resulte innovador. Soy uno de esos hombres de la industria del entretenimiento que dan su opinión sólo porque pueden, porque tienen un foro, pero carecen de profundidad. Mi opinión no es diferente de la de cualquier hombre de la calle que siente que este gobierno de EE. UU. no ha hecho un buen trabajo para nosotros. No tengo malicia u hostilidad personal contra Bush, simplemente me hubiera gustado que lo hiciera bien, y lo ha hecho muy mal. En las próximas elecciones lucharé duro para que haya otro partido en el poder, y creo que eso ocurrirá.