Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27- -10- -2006 85 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos Rosa Regàs ha gastado en actividades culturales 1.390.000 euros en 2006 La mala gestión de la directora obligó a solicitar la ampliación del crédito de la Biblioteca Nacional en julio y ha hecho dimitir a tres gerentes en veinte meses JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. La polémica gestión de Rosa Regàs al frente de la Biblioteca Nacional podría explicar el insólito reconocimiento del colapso de la institución por parte del Ministerio de Cultura, del que ayer informó ABC. Según ha podido saber este diario de fuentes de toda solvencia próximas a Cultura, que pidieron el anonimato, Regàs ha gastado ya 1.390.000 euros (unos 232 millones de pesetas) en actividades culturales en lo que llevamos de 2006. Al parecer, el director de actividades, Pedro Molina Temboury, autoriza el pago de 1.000 euros por conferencia, a pesar de la muy diversa calidad de los conferenciantes que han pasado por la institución. Las conferencias se acompañan de una cena de amigos en el prestigioso restaurante Nicolás. Cuando han faltado fondos, se ha cubierto el pago de estos gastos- -que corresponden al capítulo 2 del presupuesto, nunca mayor de un millón de euros- a través de la caja fija creada para cuestiones de urgencia. Resulta llamativo que, a pesar de las grandes carencias estructurales y de digitalización que el Ministerio ha reconocido, la Biblioteca ya se vio obligada a solicitar el pasado julio la ampliación del crédito (de hasta 500.000 euros) para poder cubrir las actividades culturales hasta fin de año. Además, la política cultural no se aborda en el Patronato, varios de cuyos miembros han expresado a ABC su preocupación por la obsesión de Regàs por exposiciones y actos en torno a la República y la Guerra Civil. Lo cierto es que la falta de respeto a los procedimientos de la Administración está detrás de la crisis que se vive en la Biblioteca. Muchos de los servicios se externalizan generando gastos que no ayudan a la puesta al día de la tan necesaria digitalización de los fondos. Tal ocurrió la pasada Noche Blanca, y por ello protestaron los sindicatos, puesto que fue la única institución que no ofreció a sus trabajadores el pago de 22 euros por la jornada extendida. Con esta dirección es imposible negociar, normalmente hay que acatar dijeron los sindicatos tras el fiasco de la Noche Blanca, en un comunicado que ya daba pistas sobre la falta de saldo en el capítulo 2 del presupuesto el 30 de junio. También se ha externalizado el servicio de prensa, anulando el gabinete existente y otorgándoselo a Milagros Anaut, hermana de Alberto Anaut, editor de la revista Eñe en cuyo consejo editorial se encuentra Rosa Regàs. Según las mismas fuentes, la mayor inversión real en el ámbito tecnológico ha sido la adaptación de la web a las lenguas oficiales del Estado y a los discapacitados, poca cosa en una institución capital cuyo Ministerio competente reconoce que no da un servicio útil a sus usuarios a través de la red. Pero se ha rediseñado la web, lo que consumió la partida de nuevas tecnologías presupuestada en 2006. El autor ha sido el reputado diseñador Alberto Corazón, que también ha pergeñado el nuevo logotipo institucional implantado desde los membretes hasta el último sello; y la señalización interior de las instalaciones, las pancartas y cartelería que se utilizan en las muestras e incluso el christmas navideño institucional y las sillas de diseño. Ello habrá supuesto a su empresa AGIS unos 72.000 euros en 2005. Y según las mismas fuentes, en 2006 no facturará menos de 60.000. Y todo se ha hecho por adjudicación directa, sin el deseable concurso público que merece una inversión de esta envergadura en la institución. Estas constantes prácticas, inaceptables mientras persistan las deficiencias en su fun- Datos a tener en cuenta La Biblioteca Nacional ha gastado su presupuesto anual de actividades a mitad de ejercicio Los gastos aumentan por la externalización de servicios en discutibles adjudicaciones directas Rosa Regàs ha quemado a tres gerentes en 20 meses Ha tenido cinco chóferes en su mandato de dos años Tiene tres secretarias, una de ellas externa, debido a su doble agenda, pública y privada Con esta dirección es imposible negociar, normalmente hay que acatar dijeron, unidos, los sindicatos cionamiento y dotación para la digitalización de sus fondos, y mientras no se intensifiquen los esfuerzos por buscar patrocinadores privados, son también el motivo principal por el que el PP ha pedido la dimisión de Rosa Regàs. Desde que fue nombrada ha tenido cinco chóferes consecutivos, y el cruce de su agenda pública y privada ha motivado tales conflictos que se hizo necesaria la contratación de una secretaria personal externa que se añade a las dos secreta- Regàs en una imagen de archivo rias que la institución le ha ofrecido, habida cuenta de sus múltiples viajes y compromisos como escritora. Viajes que, por cierto, merecieron un toque de atención desde lo más alto del Gobierno. Además, han causado la di- ROLDÁN SERRANO misión de tres gerentes en los últimos 20 meses. Y han convertido al vocal asesor, Molina Temboury, en el hombre fuerte de la venerable institución. Pero esa es otra historia, como decía Michael Ende en La historia interminable La UE exige a las bibliotecas españolas que paguen los derechos de autor LAURA VILLENA SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. La Biblioteca Nacional y todas aquellas entidades públicas dedicadas al préstamo y alquiler de obras tendrán que hacer de nuevo las cuentas para ajustarse a la normativa europea. Así lo declaró ayer el Tribunal Europeo de Justicia (TUE) en una sentencia que acusa a España de incumplir la ley comunitaria desde 1996, momento en el que aprobó el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. La Unión Europea cuenta desde 1992 con una normativa de derechos de alquiler y préstamos de obras que obliga a la remuneración de los autores por los préstamos o alquileres públicos de sus obras. No obstante, la ley española exime a museos, archivos, bibliotecas, fonotecas, hemerotecas y filmotecas públicos o pertenecientes a entidades de interés general sin ánimo de lucro, de pedir la autorización de los autores para la explotación de sus obras y del pago de remuneraciones a los mismos. Bruselas pidió las primeras explicaciones a España hace tres años, a lo que el Ministerio de Cultura respondió alegando una escasez de recursos presupuestarios disponibles Ahora, y en virtud de lo expuesto en la sentencia del Tribunal europeo, España tendrá que modificar su legislación.