Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS Diálogo entre dos premios Nobel JUEVES 26- -10- -2006 ABC Los Ramones en la Edad de Plata Las ministras de Educación y Ciencia y Cultura, Mercedes Cabrera y Carmen Calvo, inauguraron ayer dos exposiciones que celebran el siglo y el medio siglo de la concesión de los premios Nobel a Ramón y Cajal y a Juan Ramón Jiménez POR ANTONIO ASTORGA MADRID. Deseados y deseantes, los Ramones de la Colina de los Chopos Juan Ramón Jiménez, JRJ, y Santiago Ramón y Cajal, poblaban barba, se cartearon con la crema intelectual y científica de su época, pintaron y dibujaron una Edad de Plata en la que sólo faltaría el otro gran Ramón sin Nobel: Gómez de la Serna. JRJ aterrizó en la poesía con sensualidad, jenio, gusto y vida Cajal quiso ingresar en la pintura, pero las reprimendas paternas le apearon. Pintó mucho don Santiago, como delata la exposición en el Museo de Ciencias Naturales: un dibujo a lápiz de un maño, que realizó a los ocho años; un óleo romántico o el boceto de una cara de mujer. JRJ acudió a Sevilla a aprender pintura; Cajal, como estudiante de Medicina en la Universidad de Zaragoza, creó su Atlas Anatómico (espléndidas láminas, sublimes óleos sobre el sistema circulatorio y la anatomía del torax y el abdomen o la musculatura y el sistema circulatoria del cuello) Pero aquella España convulsa finisecular catapulta a Cajal a Cuba como capitán médico en la guerra que se libra por la independencia colonial. Un año después retorna a España bajo caquexia palúdica (estado de extrema desnutrición) JRJ es convocado en Madrid en 1900 por Rubén Darío para luchar por el modernismo del decadentismo a la expresión mística y popular, el poeta de Moguer encuentra su camino lírico en una docena de espléndidos libros, de Ninfeas a Laberinto Obligado desertor de Andalucía ¿qué habría pensado hoy el autor de Platero y yo del Estatuto andaluz... JRJ alcanza su esplendor en la Residencia de Estudiantes- -que ahora acoge la magnífica exposición comisariada por Javier Blasco y Antonio Piedra- allí conoce a Giner de los Ríos, Moreno Villa, Menéndez Pidal, Ortega... Y en la Colina de los Chopos se enamora de Zenobia, su vida, su amor, como confirma a ABC Graciela Palau de Nemes, la mujer que le llevó al Nobel: En la Residencia de Estudiantes Juan Ramón conoció a Zenobia. Mucha gente me dice: Yo le presenté Juan Ramón a Zenobia... Pero no, fueron los americanos, que participaban en unas conferencias, quienes le presentaron a Zenobia Lo que hay que ver Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel 1906 y Juan Ramón Jiménez. Premio Nobel 1956 proyecto diseñado por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales La muestra de Juan Ramón reúne, en la Residencia de Estudiantes, cartas, pinturas, manuscritos y objetos personales. La exposición de Cajal, en el Museo de Ciencias Naturales, exhibe 500 piezas, entre instrumentos de laboratorio, cartas, fotos y dibujos del genio Cajal, inédito, en movimiento Cajal, tras peregrinar por Zaragoza, Valencia y Barcelona, recala en Madrid en 1892, donde publica su obra magna: La textura del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados La ciencia y el mundo se rinden ante su sabiduría y talento: en 1906 le llega el Nobel de Medicina. ¿Cómo era el genio en su estudio o caminando por la Colina de los Chopos Por vez primera se exhiben imágenes de Cajal en movimiento, en su laboratorio, rodeado de discípulos y ayudantes con quienes conversa paternalmente con su franqueza y gracejo aragonés típico (según los rótulos de la época) o inclinando su venerable y bellísima cabeza sobre el miscroscopio donde estudia el prodigioso mundo de las neuronas, especie de hilos telegráficos de la con- Uno de los paneles de la exposición de Juan Ramón en la Residencia de Estudiantes ciencia también paseando por los jardines de la Residencia de Estudiantes y sentado en el banco del Duque de Alba, leyendo la revista Residencia A Juan Ramón Jiménez le llegó el Nobel de Literatura en 1956. Graciela Palau de Nemes, desde el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Maryland, hizo las diligencias oportunas y postuló su candidatura ante la Academia Sueca: Pedimos documentos a Zenobia, redactamos la propuesta y se lo dieron. Fue nuestro primer Nobel se enorgullece ante ABC. Graciela ha vivido dos juanramones: Existe una leyenda: el JRJ que yo conocí, sano y salvo, no tenía ninguna enfermedad. Era gracioso, con chispa, un hombre bueno, cariñoso. Fue un regalo. ¡Usted no tiene ni idea de las cosas que yo le ví hacer! -rememora- Zenobia era muy dispuesta, graciosa, pero él tenía chispa. Zenobia se ennobleció cuando tuvo que cuidar a su marido. ¡Qué mujer más extraordinaria! Juan Ramón me hablaba de todo, me contaba chistes, No sé cómo expresarle lo que yo disfrutaba las tardes en su casa. Zenobia salía y me decía: Vete a que te ayude con tus asignaturas Después lo conocí enfermo, pero ese ya era otro Juan Ramón JRJ na- SIGEFREDO ció el 23 de diciembre de 1881, dos meses después de Picasso hace 125 años. Pablo Jiménez hace dialogar en una magnífica selección de cuadros a los dos genios que se creían dioses: La idea esencial es demostrar lo rabiosamente moderno que es Juan Ramón Jiménez. Como Picasso. Tras ellos, la pintura y la poesía ya no fueron las mismas Juan Ramón Jiménez regresa a la Residencia de Estudiantes, donde conoció a Zenobia ABC. es Imágenes y dossier de las exposiciones de Juan Ramón Jiménez y Ramón y Cajal en abc. es cultura