Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 26- -10- -2006 ABC Llueve sobre mojado en el Reina Sofía Aplazada una exposición en el Palacio de Cristal a causa del agua acumulada por las lluvias s Una bajante provocó filtraciones en los espacios que hay sobre la sala de Dalí NATIVIDAD PULIDO MADRID. Que la ampliación que ha hecho Jean Nouvel del Museo Reina Sofía no era impermeable ya lo supimos cuando, primero, se filtró agua en la sala donde colgaban importantes obras de Juan Gris- -alcanzando incluso a una obra de la Academia de Bellas Artes- más tarde, cuando cayó agua en los nuevos almacenes y, también, cuando hubo humedades en la sala de depósitos de libros del Centro de Documentación y Biblioteca, que afectaron a un puñado de volúmenes, que hubo que secar ventilador en ristre. Pasó el verano- -durante el cual se produjo una obstrucción en el registro de aguas residuales en la biblioteca de la institución- han llegado las ansiadas lluvias y, de nuevo, el Reina Sofía hace agua. En esta ocasión, los afectados son el edificio de Sabatini (sede central del museo) y el Palacio de Cristal del Retiro, dependiente del CARS. El pasado fin de semana hubo problemas con una bajante en la tercera planta de Sabatini, donde estaban las antiguas oficinas del centro de documentación. Justo debajo se halla la sala de la colección permanente dedicada a Dalí. Aunque, al parecer, el agua no llegó a la segunda planta- -algunos rumores apuntaban que sí y que se habían cerrado algunas salas- el fantasma de Gris sobrevoló la sala del artista ampurdanés. Para colmo de males, el museo se vio obligado a emitir ayer una nota urgente desconvocando la rueda de prensa y la inauguración de la exposición del artista alemán Wolfgang Laib en el Palacio de Cristal, ambas previstas para hoy. El motivo oficial, que las condiciones climatológicas han dificultado el proceso de instalación de las obras y que, de mutuo acuerdo, el artista y el museo decidían posponer la apertura de la muestra. Su título era premonitorio: Sin principio- Sin fin Unos plásticos cubrían ayer las piezas de Wolfgang Laib, cuya muestra se ha pospuesto arroz o cera de abeja. Ninguno, por supuesto, impermeable. A mediodía de ayer los charcos eran más que evidentes en el Palacio de Cristal. Por la tarde, las obras aparecían cubiertas con grandes plásticos. Fuentes consultadas por ABC advierten de que este problema viene de lejos, que son muchas las ocasiones en que se ha inundado el palacio. La parte central del edificio tiene unas rejillas que no se pueden tapar por problemas de ventilación y, además, el cristal no está en las mejores condiciones que digamos. Todo ello hace que sea un más que desaconsejable espacio expositivo, al menos en estos momentos. Este palacio ha albergado piezas tan frágiles como las de Javier Pérez o Eva Lootz, entre otros artistas. Pero no son éstas las únicas malas noticias que siguen llegando del Reina Sofía, que no levanta cabeza. El subdirector general- gerente del museo, Fernando Sánchez Pintado, que tomó posesión de su cargo el pasado mes de marzo, ha anunciado hace unos días su cese a la directora, Ana Martínez de Aguilar. Apenas ha durado siete meses en su puesto. Fuentes del museo constatan que la relación entre ambos ha sido más que tirante. Un palacio muy permeable Pero la realidad es que son tantas y de tal magnitud las inundaciones que padece este edificio, que no hay obra de arte que aguante semejante chaparrón. Y menos, las sutiles piezas de Laib, que utiliza materiales naturales como leche, polen, Los exhibidores quieren que la Ley del Cine limite el abuso de las majors F. MARÍN BELLÓN MADRID. Con la futura Ley Audiovisual en el horizonte, los exhibidores no se quieren quedar rezagados y, al igual que los productores, han enviado al Ministerio de Cultura un documento con sus peticiones. El punto clave que reclama la Federación de Cines de España (FECE) organismo que agrupa al 90 por ciento de las pantallas existentes en España, es poner coto a los abusos de las cinco majors Las salas pretenden que las multinacionales se lleven un máximo del 48 por ciento de su recaudación, frente al 55 por ciento que reciben ahora (el 60 por ciento en la primera semana de exhibición de una película, en la que se obtienen más de la mitad de los ingresos) En el Reino Unido, este porcentaje es del 38 por ciento y la media europea, según los exhibidores, oscila entre el 40 y el 43 Rafael Alvero, director general de FECE, afirmó que el sector español no tiene capacidad de resistencia frente a estos abusos de las multinacionales y volvió a lamentar la pa- Lo que piden las salas Limitar al 48 de la recaudación el dinero que se llevan las distribuidoras. Las cinco majors se llevan ahora el 60 en la primera semana. Medidas de ayuda, como créditos e incentivos fiscales. La reordenación de las ventanas de exhibición, de modo que exista un periodo de cuatro meses de exclusividad para las salas. sividad de Cultura pese a que el Tribunal de Defensa de la Competencia les dio la razón en histórica sentencia Otra de sus pretensiones, explicó, es acabar con la cuota de pantalla que les obliga a proyectar un 25 por ciento de cine comunitario, medida inconstitucional, inútil e inédita en otros países, que sufrimos desde hace 65 años No obstante, Alvero se mostró dispuesto a aceptar esta cuota a cambio de buscar alguna contrapartida. Por otro lado, los exhibidores también reclaman la reordenación de las ventanas de explotación, de modo que a las salas se les garantice un tiempo mínimo de cuatro meses de exclusividad. En la actualidad, dicho plazo sólo se aplica a las películas españolas subvencionadas. Asimismo, FECE solicita una serie de ayudas relacionadas con el crédito financiero y la fiscalidad de las empresas. Baile de gerentes Sánchez Pintado, funcionario del Ministerio de Administraciones Públicas, llegó al CARS sustituyendo a Luis JiménezClavería. Éste, que en su día ocupó importantes puestos en el Ministerio de Cultura (director general de Bellas Artes, director general de Protección del Patrimonio... fue nombrado subdirector general- gerente del Reina Sofía en febrero de 2005. Estuvo poco más de un año. Tampoco las relaciones con Martínez de Aguilar eran idílicas. Si a estas bajas sumamos la de Mercedes Morales, destituida por Martínez de Aguilar en este mismo puesto, nos sale una cuenta de tres sub-