Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 s 10 s 2006 MADRID 61 Imputan a otra médico del Severo Ochoa que acudió al juzgado como testigo Montes declara por segunda vez s Un médico contradice al jefe de urgencias SARAH ALLER MADRID. Ya no son 8 sino 9 los médicos imputados por presuntas sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa. Ayer, el fiscal decidió imputar a una doctora más, Encarnación Moreno- Chocano, que realmente acudía en calidad de testigo y que salió de los juzgados como imputada. El objetivo, garantizar que sus declaraciones, que podrían involucrar a otros médicos, sean escuchadas con un abogado delante. El episodio, desagradable para la doctora, que incluso rompió a llorar en el interior de la sala, ha logrado añadir, si cabe, más tensión a la causa, que ayer prosiguió con otra ronda de declaraciones. Les tocó el turno al doctor César Cerezo Olmos y al propio Luis Montes, entonces coordinador del servicio de urgencias, que acudió por segunda vez en calidad de imputado para dar explicaciones sobre otros tres historiales médicos, aunque sólo dio tiempo a revisar uno. Montes, ayer a la entrada de los juzgados de Leganés bían negado el doctor López Varas y Montes en su comparecencia. El abogado de Montes, por su parte, siguió ayer con la dinámica de los últimos días. Reclamó el sobreseimiento y archivo de la causa- -que ya ha pedido por escrito y que también pedirá el abogado de López Varas- -y trató de defender la tesis de que ningún informe elaborado por expertos sobre este asunto relaciona directamente la muerte de los pacientes con las sedaciones. Sin embargo, el abogado de Montes recibió ayer una dura reprimenda por parte del letrado de la asociación de pacientes Avinesa, que ejerce de acusación popular. Martín Bueno le recomendó que deje de hacer discursos políticos y quejarse de la presión mediática y se centre en asuntos jurídi- ANGEL DE ANTONIO Las bombas de perfusión Las contradicciones volvieron a hacer acto de presencia en la sala. El doctor Cerezo aseguró que no todos los médicos del servicio de urgencias aplicaban los baremos establecidos por Montes para practicar sedaciones. Además, reconoció que en la unidad sí existían bombas de perfusión para aplicar los sedantes recomendados por protocolo y no otros, algo que hacos. Sorprende que pida celeridad en la causa y se dedique constantemente a poner trabas a la instrucción, como solicitar hoy unos informes médicos e interrumpir las declaraciones media mañana Para el abogado de Avinesa sorprende que Montes estuviera ansioso de explicarse en el juzgado y ahora no conteste a mis preguntas. ¿A qué tiene miedo?