Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA JUEVES 26 s 10 s 2006 ABC Trashorras asegura que no tenía acceso a la Goma 2 Eco El ex minero asturiano utilizó su declaración en el juicio por el caso Pipol para adelantar las líneas de defensa que utilizará en el de la matanza de los trenes El ex minero Trashorras en el momento de entrar en la sala de vistas de la Audiencia de Asturias EFE ABC GIJÓN. El ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, sobre quien pesa la mayor petición de pena en el proceso del 11- M y que estos días es juzgado en Gijón por el caso Pipol utilizó ayer su interrogatorio en esta vista para adelantar ya la que previsiblemente será su línea de defensa en la de la matanza de Madrid. El ex minero, que sólo respondió a las preguntas de su abogado, aseguró en la Audiencia de Asturias que jamás tuvo acceso a dinamita en su trabajo, que no traficó con ella y que el garaje donde se hallaron cartuchos de Goma 2 como los usados en los atentados de Madrid era de su cuñado, Antonio Toro. Como se sabe, en la operación Pipol desarrollada en julio de 2001, se incautaron 86 kilos de hachís, casi tres kilos de cocaína, 16 cartuchos del citado explosivo y 94 detonadores industriales. Esposado y en tono tranquilo, relató que fue en el año 2000 cuando dejó de trabajar en Mina Conchita al ser dado de baja por padecer una esquizofrenia paranoide que, aseguró, se ha agravado últimamente. Dijo que en la citada explotación trabajaba como ayudante minero y que llevaba madera para las galerías, por lo que no tenía acceso a explosivos ni los manejaba Es como decir que la limpiadora de la sala es la que dicta la sentencia de la operación Pipol afirmó Trashorras, que negó también haber compartido o tener las llaves del garaje de Avilés. Según el fiscal, este garaje era compartido por Trashorras con Toro- -que ayer lo ratificó ante el tribunal- -y con José Fernández Díaz, Nayo imputado en esta causa y que se encuentra huido de la justicia. Además negó tener relación con el resto de acusados, salvo con su cuñado, del que dijo que siempre creyó que se dedicaba a la compra- venta de vehículos y que desconocía que traficase con drogas. Subrayó asimismo que tenía una enemistad fuerte con Nayo y que, de hecho, éste fue utilizado como moneda de cambio para sacar a su cuñado de prisión