Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La negociación ETA- GobiernosLas víctimas JUEVES 26 s 10 s 2006 ABC Edurne Uriarte Catedrática de Ciencia Política de la UPV MIREN A OTRO LADO E l qué, el precio político, es lo más grave de la negociación del Gobierno con ETA. Pero el cómo va camino de ser comparablemente escandaloso. Se trata de ofrecer un pago político sin que los ciudadanos se enteren ni los periodistas e intelectuales denuncien. Y para eso se ha desplegado una campaña de manipulación y maniobras de despiste que probablemente no tiene parangón en los últimos años, al menos en cuanto a la gravedad de sus consecuencias. Las maniobras de despiste pueden ser risibles de tan obvias. Como el anuncio de la candidatura de Miguel Sebastián precisamente ayer, cuando el PSOE ya había comprobado que lo de Estrasburgo iba a ser un fiasco y convenía quitarle espacio en las primeras páginas de los periódicos. O el oportuno barómetro del CIS contándonos que la preocupación de los españoles por el terrorismo ha caído a mínimos históricos. O la pretensión de retrasar la confirmación de la autoría etarra del secuestro y robo en Francia aunque sólo les faltara dejar una tarjeta firmada. La manipulación ha llegado a rozar el ridículo cuando las huestes etarras se han ido de fiesta a Estrasburgo justo después de que Elena Valenciano afirmara que su resolución es contraria a los intereses de los violentos. O Enrique Barón nos contara que sólo se trataba de celebrar la buena noticia con los europeos mientras que por aquí los únicos que la celebraban eran el resto de etarras y los nacionalistas. Pero por burdas que parezcan las técnicas, la campaña del Mire usted a otro lado funciona porque la mayor parte de los círculos progresistas no tienen ninguna prisa en enfrentarse a las evidencias. Hoy es el día en que persisten en ignorar el incumplimiento etarra de todas condiciones exigidas en su día por Zapatero para dialogar. Aún más llamativo, siguen sin admitir las negociaciones para formar la mesa de partidos aunque hayan sido contadas y confirmadas con todo detalle por el propio PSE. Y se niegan a pedir explicaciones a Zapatero sobre su ambiguo y oscuro concepto de paz. Conocer demasiado obligaría a una incómoda toma de posición. Contra el gobierno, quiero decir. Mikel Buesa (segundo en la fila inferior por la izquierda) con otros miembros del Foro de Ermua, ayer, en la Eurocámara ERNESTO AGUDO Tribuna para víctimas y verdugos Alrededor de 600 simpatizantes de HB llegados de España se manifestaron frente al Parlamento en apoyo del proceso MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL ESTRASBURGO. El debate en el Parlamento Europeo sobre el proceso en el País Vasco fue uno de los grandes actos de esta semana en la Eurocámara. La sesión empezó alrededor de las nueve de la mañana y, como era de esperar, todo el mundo había llegado hacía ya rato a sus puestos ya que era un día muy importante para todos, tanto los que estaban a favor del debate como los que estaban en contra y, paradojas de la vida, no había mucha distancia física entre unos y otros en la tribuna. Por una lado estaban los representantes de las víctimas del terrorismo, pertenecientes en este caso a varias asociaciones. Dentro de este colectivo estaba un grupo de víctimas invitado por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) entre las que estaban Carmen Torres Ripa, viuda de José María Portell, primer periodista asesinado por ETA (1978) y miembro de la Asociación Víctimas del País Vasco; Gorka Landáburu, periodista vasco de Cambio 16 y víctima de un atentado en 2001 a causa de un paquete bomba, y Joaquín Vidal, presidente de la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo. Este grupo de personas, a pesar de su condición de víctimas, están a favor del proceso porque cree que a nadie más les debe pasar lo que a ellas. Junto a este grupo había otros colectivos de víctimas, como la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que destacó que más de la mitad de los eurodiputados dio la espalda al Gobierno y a ETA en la votación de la resolución. El dirigente de esta asociación, Francisco Alcaraz, calificó ayer de muy grave que la alegría del Grupo Socialista coincida con la celebración de los asesinos de ETA y todos los proetarras congregados en Estrasburgo Más o menos enfrente de las víctimas, dentro de la tribuna destinada a visitas de la Eurocámara, estaban los representantes de la ilegalizada HB. Por un lado asistió Koldo Gorostiaga, antiguo eurodiputado de Euskal Herritarrok, que entró en el Parlamento en esta calidad, y por otro Rafael Díez Usabiaga, dirigente del sindicado proetarra LAB. La realidad es que todos mostraron un enorme grado de responsabilidad y que nadie aprovechó la proximidad para echar en cara nada a otros o, por lo menos, públicamente. Frente a esta aparente calma fuera del hemiciclo las cosas fueron distintas. Durante la concentración de 600 simpatizantes de Herri Batasuna de ayer, frente a la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, y durante una breve marcha que realizaron, se toparon con un grupo de ciudadanos que portaba banderas españolas, lo que provocó el intercambio recíproco de silbidos e insultos, aunque con una gran ventaja a favor de los primeros, ya que eran unos 600 mientras que los segundos sumaban 25 personas a lo sumo, incluida la media docena de niños que se encontraban entre ellos, algunos de ellos en cochecitos. Las personas que portaban las banderas españolas, algunas de ellas venidas desde España expresamente y otras residentes en Francia, aseguraron que estaban allí a título personal porque estaban en contra de la negociación del Gobierno con ETA. Todo esto se produjo en medio de un escenario preparado cuidadosamente por HB, ya que a su llegada a los alrededores de la sede europea desplegaron una ikurriña gigante que se podía ver desde casi cualquier rincón de la Eurocámara y cantaron canciones y lemas a favor de la autodeterminación del País Vasco y del traslado de los presos etarras a cárceles vascas. Batasuna y su lobby europeo artífice del debate M. N. ESTRASBURGO. Una de las cosas que quedaron claras ayer en Estrasburgo es que el Grupo de Amigos del País Vasco, conocido en el Parlamento Europeo como Friendship ha tenido un papel fundamental es que se produjera el debate sobre el proceso de paz Según explicaron ayer sus dirigentes, entre los que está el eurodiputado de Esquerra Republicana Bernat Joan, hace un año no esperaban que los resultados de su trabajo fueran a ser tan buenos. Durante este tiempo han tejido una tupida red de apoyos al proceso con la última y decisiva incorporación de los socialistas, que lo ha hecho posible. El eurodiputado verde francés Gerard Onesta describió gráficamente la situación cuando aseguró que se ha aplicado el método europeo, es decir, se combate la violencia con diálogo, por lo que todo el mundo se tiene que sentar a la mesa (sic) Entre las anécdotas de este grupo estuvo que el voto de la eurodiputada irlandesa de Izquierda Unitaria Bairbre de Brun, quien después de trabajar en pro de este debate al final se abstuvo en la votación porque el texto de la resolución era poco ambicioso y no se entra en los temas fundamentales como es la inclusión de Batasuna en el proceso de paz