Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 25 de Octubre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2005. Prohibida la reproducción total o parcial sin el premiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 32.567. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. Wyman, el rock de los setenta Ni los Stones son de piedra aunque su propio nombre lo indica. Bill Wyman, su bajista, aunque apenas ejerza, cumplió ayer 70 años. Pero que quede claro que no es igual un rockero viejo que un viejo rockero POR MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Es ley de vida. La generación de los sesenta cumple los setenta. Sí, es ley de vida. Pero no es menos cierto que quien hace la ley hace la trampa, y de trampas, los Stones, saben lo suyo. ¿O creen que han llegado hasta aquí abusando del juego limpio? Pero tampoco es para tanto. Qué tiene de raro que un bajista de rock, aunque fuera miembro durante treinta años de los Rolling (una frenética máquina cuyos carburadores se alimentaban de sexo, drogas y rock an roll en sus mejores y más jóvenes tiempos) cumpla setenta añazos. Que los escritores y poetas, los escultores y pintores, y hasta que los actores (otros que tal bailan) cumplan años y se harten de tarta es motivo de regocijo y de golpes de pecho para todo el mundo. Se les rinden homenajes, se hacen mesas más o menos redondas, se dictan lecciones y conferencias y hasta se levantan estatuas. Parece, incluso, un extraño mérito añadido a su obra. Todos contentos y a soplar las velas junto al prócer. Pero parece que está mal visto que los rockeros cumplan años, parece que si no cascan por el camino es que son unos rockeros de mentirijillas, unos tipos pelín light, un sucedáneo por mucho que se alicaten de cuero y tachuelas el cuerpo hasta las cejas. Que no cunda el pánico. Elvis andaría camino de los setenta y dos si no se hubiese zampado una hamburguesa de ansiolíticos, y Dylan (bueno, todo el mundo sabe que Bob vendió su alma al diablo) ha cruzado el umbral de los sesenta y cinco, y hasta Lennon acabaría de llegar a los sesenta y seis apenas hace quince días si un tarado no le hubiesa tiroteado a la puerta de un hotel neoyorquino. Y es que, visto lo visto, y absorbido lo EN SU PUNTO Beatriz Cortázar PALOMA CUEVAS RECOGE EL TESTIGO DE ISABEL PREYSLER o quiere decir nada porque ha firmado un contrato de confidencialidad y para todo en la vida Paloma Cuevas es una mujer muy seria y cumplidora. Pese a su silencio la noticia ha saltado y de ahí que me lo confirme durante la cena de los Telva: definitivamente sustituirá a Isabel Preysler como reina de los bombones en las campañas de publicidad de televisión. Todo un clásico es el anuncio de Preysler invitando a pasar una tarde a sus amigos en el campo y sorprendiéndoles con los famosos bombones de oro que muestra al más puro estilo telecupón mientras el mayordomo Ambrosio le lleva la bandeja con la pirámide de bombones que nunca se caen. Será a mediados de noviembre cuando veamos a otro icono de la elegancia en plan nacional, la citada Paloma, emulando a Preysler en esas tardes de campo con invitados que llegan sin avisar y que te obligan a improvisar la merienda. Aunque Cuevas prefiere no dar más pistas de las justas es su marido, Enrique Ponce quien me aseguró que no dudó en animar a su mujer para que aceptara la oferta. La han llamado para muchísimas cosas y siempre dice que no a todo lo que le ofrecen. Esta vez le dije que lo cogiera, me pareció que era una propuesta muy interesante y que podía hacerlo muy bien Y así fue como animada por Ponce, con quien ayer celebró su X aniversario de boda con una cena muy romántica, dijo sí y recogió una vez más el testigo de Isabel Preysler a quien años atrás también arrebató el primer puesto de las mujeres más elegantes en las listas de Hola Mi única duda es si Ambrosio seguirá en la casa y si los invitados avisarán que van. N Wyman ha apurado a golpe de calada su intensa vida, año tras año, hasta los 70 absorbido, bebido lo bebido y vivido lo vivido, con los Rollling Stones parece claro que lo que no mata engorda (y no sólo la cartera) Así le ha ido al tal Wyman, un tipo que no pasará a la historia por dicharachero, pero parece que con la cabeza bien amueblada, eso sí con colchones de agua sólo tuve una o dos mujeres, toda la noche por cierto solía fanfarronear) En fin, qué se le va a hacer, alguien tenía que darle al coco (y no al cocotero) en la banda, y alguien tenía que convertirse en el archivero mayor EPA del reino de Sus Satánicas Majestades (Bill tiene la mejor colección de motivos stonianos del mundo) mientras Richards y Jagger se dedicaban en Suiza a comprobar en vivo las teorías de nuestro ajusticiado Miguel Servet. Afortunadamente, no es lo mismo un viejo rockero que un rockero viejo, y mientras a las canciones no se les noten las arrugas, por mí como si Wyman, Jagger y los demás llegan a centenarios. Que siga la música, aunque la interprete la Inmortal Matusalén Band.