Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 MIÉRCOLES 25- -10- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El fotógrafo español estuvo 17 horas secuestrado en tres escondites distintos Emilio Fernández Morenatti, reportero gráfico de Associated Press, fue liberado anoche y declaró que se encontraba bien y que lo único que deseaba era descansar LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL GAZA. Emilio Fernández Morenatti estuvo en tres sitios diferentes durante las casi 17 horas que permaneció secuestrado, no recibió ningún tipo de maltrato, la mayor parte del tiempo tuvo los ojos vendados, pero pudo ver a sus captores, que- -según comentó él mismo en una conversación privada- -no tenían apariencia de ser milicianos y que no han sido atrapados. Son los detalles del cautiverio a los que ha tenido acceso ABC tras la liberación anoche del fotógrafo español de la agencia norteamericana Associated Press. Una liberación que se producía con la entrega del periodista a las Fuerzas de Seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que posteriormente le trasladaron a la sede central de la institución- -las oficinas de Mahmud Abas en Gaza- -donde pudo por fin reunirse con sus compañeros ante la multitudinaria presencia de medios de comunicación. Morenatti, que a duras penas fue protegido de la avalancha de cámaras y periodistas por los funcionarios que le acompañaron en su entrada al edificio, compareció vestido con una camiseta negra, duchado y sereno, pero con aspecto aturdido y con los ojos vidriosos que denotaban un agotamiento extremo. Su primera reacción cuando pudo desembarazarse de la nube de gente que se abalanzaba a su alrededor fue fundirse en un abrazo emotivo y largo con uno de sus colegas, el también fotógrafo Kevin Frayser, mientras contestaba abrumado preguntas sobre su estado. Estoy perfecto, de verdad, lo único que quiero es descansar diría a media voz, para después reiterar que se encontraba muy bien, todo bien- -dijo- -contento de estar aquí otra vez No hubo rueda de prensa del liberado, como se llegó a anunciar confusamente en varias ocasiones, pero en algún momento Morenatti sí fue custodiado por funcionarios del partido del presidente palestino para prestar declaración orientada a tratar de averiguar la identidad y los motivos de los secuestradores, ya que ningún grupo ha reivindicado la acción. Con este final feliz, el del sexto cautiverio de un extranjero en la Franja en lo que va de año, concluía un secuestro que había comenzado a las seis de la madrugada del mismo día, cuando Morenatti- -que había regresado el domingo a Gaza tras pasar unos días en su domicilio habitual en Jerusalén- -era capturado al salir de la vivienda- oficina de la agencia de noticias para la que trabaja desde febrero de 2003 con intención de reunirse con su intérprete y conductor, Majed Hamdan. Iba hacia él cuando un vehículo- -un Volkswagen ranchera blanco- -apareció a toda prisa, y cuatro hombres armados y a cara descubierta se bajaron del coche y lo metieron a empujones dentro, después de quitarle el teléfono móvil, las Tras el secuestro dijo que en algún momento pudo ver a sus captores y que éstos no tenían aspecto de milicianos llaves y las cámaras. Eso es todo relataba horas después de conocerse la noticia Assam, un adolescente de aspecto descuidado tan habituado a la cotidianeidad convulsa y casi de guerra de la Franja que no se inmutaba lo más mínimo al repetir los detalles de la escena de la que fue testigo. Primeras pistas Precisamente el vehículo empleado por los captores fue la primera pista sólida sobre la que trabajaron las Fuerzas de Seguridad para dar con el paradero del fotógrafo al descubrir que sólo existían tres unidades del modelo referido en toda Gaza. Era el primer fruto nítido de los redoblados esfuerzos comprometidos por el presidente Abás al ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos- -que ayer capitaneó personalmente los contactos con el líder de la ANP- -para lograr la liberación, que se condensaron en la orden de buscar al periodista por todos los rincones de Gaza Y que se tradujeron desde primeras horas en un intenso despliegue policial que se prolongó a lo largo de todo el día, mezclándose en las calles con las concentraciones espontáneas de la fiesta sagrada del fin del Ramádán, el Eir Al- Fitr, que mantenían a la población de la Franja ajena a un secuestro que, por otro lado, muy poca atención iba a despertar entre unas gentes más preocupadas por sobrevivir a sus propios conflictos internos y por procurarse cada día sus necesidades básicas que por las tragedias ajenas. Del éxito de la operación como resultado de un esfuerzo conjunto hablaban ayer fuentes diplomáticas españolas tras confirmarse la liberación. Fotos de Emilio Morenatti en su web: http: www. emiliomorenatti. com La Jerez natal de Morenatti vivió una concentración de repulsa de fotógrafos y amigos PACO MARTÍN