Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 25 s 10 s 2006 ABC AD LIBITUM LA INDECISIÓN DE RAJOY ONTABA Álvaro Cunqueiro, cuando con Marcial Suárez éramos compañeros en la redacción de Radio Madrid, que, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los países, en Galicia los temperamentos más cálidos los proporciona el norte- -La Coruña y Lugo- -y los más fríos proceden del sur- -Pontevedra y Orense- Los nacidos en Santiago, añadía el genio de Mondoñedo, son según Podría deducirse de tan sutil clasificación de los gallegos que en el mundo somos que Mariano Rajoy es según pero nada más lejos de la realidad. Rajoy es la excepción de la ley de Cunqueiro, y tanto M. MARTÍN se ha ido al sur que pareFERRAND ce establecido en la Antártida. De ahí que aparezca rodeado de pingüinos. Ahora, sospecho que más por la figura que por el fundamento, Rajoy ha hecho un mohín de disgusto porque Artur Mas se fue al notario para partir peras con el PP. No hay que darle tanta importancia al gesto y menos él, que también es fedatario público. Aquí todos vamos al notario. Yo lo hago dos veces al año para cumplir los caprichos que nos impone Esperanza Aguirre y su mariachi de festejos diversos para demostrar que estoy vivo- -circunstancia que tampoco la tengo muy segura- -y poder renovar los abonos de la plaza de Las Ventas para las ferias de San Isidro y Otoño. Mas, que es un burgués, acude al notario para no dejar de contribuir a la subsistencia del que siempre fue el empleo dorado, incluso más que los ingenieros de Caminos, para un yerno como Dios manda. El problema no reside en que, en un gesto impresentable, el líder de CiU le niegue la representación y el respeto a los votantes catalanes del PP. El nacionalismo es excluyente. En caso contrario se quedaría en las raspas y no se le podría diferenciar, según los casos, de las derechas más rancias o de las izquierdas más totalitarias. El problema está en que, ante este o cualquier otro estímulo, Rajoy parece incapaz de reaccionar. No lo ha hecho nunca y no creo que vaya camino de enmendarse. Desde sus orígenes políticos como concejal de Pontevedra ha rodado por todos los empleos políticos- -locales, provinciales, autonómicos y nacionales- -imaginables y, en lo que a decisiones respecta, buenas o malas, sigue virginal. Si algún día, como reclama el futuro del PP, Rajoy se atreve a decidir, mejor que a refunfuñar, sería la primera decisión de su vida y, seguro, tendría el efecto de cambiar la inercia de mediocridad perdedora, equipos sombríos, golfos adyacentes, alejamiento de los mejores y menosprecio de sus diez millones de votantes de que hoy hace gala el partido que lidera. Si, como resulta más probable, Rajoy opta por el concurso del tiempo para que se arreglen las circunstancias, alguien tendrá que decidir por él. Aquéllos a quienes orgánicamente les correspondería hacerlo asustan tanto que será mejor que todo siga igual. Visto y no visto ¡Y BENEDICTO XVI HA ACEPTADO YA! C L y lo del País Vasco, como si Alcaraz se hubiera llevado O reveló Thomas Bernhard, el último fox tepor delante a los sobrinillos de Otegui. Cuando Peter rrier de pelo duro de la cultura europea, cuanSeewald preguntó a Ratzinger qué motivos habían lledo, harto de tontos, no se dejaba arrastrar ya a vado al comité a elegirlo para la Academia Francesa, nada. Todo lo tiraba al cesto de los papeles. Mire el el todavía cardenal respondió: PEN Club- -decía Bernhard en conversación con Kurt- -Lo que deciden los espíritus importantes no neceHofmann- Nunca estuve en sus reuniones. O me sita fundamentarse. marché de ellas. PEN Club. ¿Qué quiere decir eso? Son Lo cual, según el propio Seewald, quería decir: Esuna pandilla de bobos. Son tipos que están en todas te reportero será muy simpático con su ingelas salsas y, dos veces al año, se pasan una senuidad, pero, al parecer, no sabe bien con mana en algún lugar bonito, totalmente para quién está tratando. ¿Sabrán monseñor Uriarnada. Y, a costa del Estado, consiguen su camite, con sus ojos astutos de gato Garfield, y el cuta de cinco estrellas. Todo espantoso. ¡Así que ra Reid, con su encorvadura funesta de cuervo lo invitan a uno! Está de moda. Siempre dicen de Regoyos, con quién están tratando cuando antes que nada: ¡Y Umberto Eco ha aceptado dejan caer que el hombre que en enero de 2004 ya! debatió con Habermas en Munich sobre las baHoy la moda, al menos en España, es el Club ses morales y pre- políticas del Estado es indel Proceso de Paz, y el Umberto Eco, el Papa IGNACIO RUIZ quietante que el terror se esté otorgando en Benedicto XVI. QUINTANO cierto modo una legitimación moral dijo Ra- ¡Y Benedicto XVI ha aceptado ya! -ditzinger en la Academia Católica de Baviera) ha aceptacen, para camelarte, los progres, como si Benedicto do entrar en un Club de Paz que postula que hay que XVI fuera un simple monseñor Ratzinger que es el perdonar por cojones a unos matarifes del postín de título que le da la Agencia Efe, o un pobre padre BeneChapote, Chaos y Bilbao? dicto como, más campechanamente, lo trata Morale- ¡Y Benedicto XVI ha aceptado ya! da. Acaso sea la influencia de Savater, el humorista Con sus trucos de política para demostrar que lo que primero confiesa con orgullo volteriano no conoblanco es negro y que dos y dos son ocho, estos tíos del cer las obras del llamado Mozart de la Teología y, dos Club del Proceso de Paz vienen a ser como las hormilíneas después, lo describe con audacia zorisantesca gas que cuidan a ciertos pulgones para deleitarse con- -de Zori y Santos- tan profundo como un cenicero sus secreciones azucaradas, como las que babea Bily tan sutil como un ladrillazo ¿Y para qué necesitabao cuando se embucha en la camiseta del Che: ¡Te rán los progres meter en su Club del Proceso de Paz a voy a pegar siete tiros! ¡Te voy a arrancar la piel a tiun personaje que se les presenta tan profundo como ras! ¡El único juez ejecutor soy yo! Y así. ¿Pueden un cenicero y tan sutil como un ladrillazo? pretender el perdón y el olvido la consagración de la Ratzinger es miembro de la Academia Francesa. culpa? El objetivo de la política- -tiene escrito RatzinEntró con Havel. Su predecesor fue Sajarov. Y Einsger- -es la justicia, y junto con la justicia, la paz. Petein, y Churchill, y Adenauer... Nada que ver, pues, ro, en este punto, la diferencia entre el Papa Ratzinger con monseñor Uriarte, celoso vigilante de la dieta aliy el presidente Rodríguez es la que hay entre un hommentaria del carnicero Chaos, ni con el cura Reid, con bre que aplica sus estudios a la política y otro hombre su pinta de pájaro de mal agüero pintado por Regoyos que busca en la política el medio de ahorrarse toda clay cuya única vela en este entierro está destinada a esse de estudios. tablecer un paralelismo imposible entre lo de Irlanda -Se está descubriendo lo que vamos concediéndoles, porque estos bestias de ETA no saben disimular igual que el Gobierno.