Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 24 s 10 s 2006 ABC Jesusa Vega, directora de la Fundación Lázaro Galdiano El Patronato la designó ayer unánimemente después de un año con la dirección vacante J. G. CALERO MADRID. Después de permanecer más de un año sin director, la Fundación Lázaro Galdiano designó ayer nueva directora a la historiadora del Arte Jesúsa Vega, según informaron a ABC fuentes del Órgano Rector. Profesora de Arte Moderno y Contemporáneo en la Universidad Autónoma de Madrid, destacan sus investigaciones en el campo del grabado (es autora del catálogo de estampas del Museo del Prado) y de la obra de Goya (publicó, recientemente, el volumen conmemorativo de la gran exposición de 1900 del genial Sordo de Fuendetodos) La designación, unánime, tuvo lugar en la mañana de ayer. Miembros del Patronato aseguraron que el proyecto presentado por la historiadora ha causado una excelente impresión entre los responsables de este museo, situado en la calle de Serrano, que ha atravesado un periodo de obras de remodelación que se ha prolongado varios meses. Según las fuentes consultadas, ahora es el momento de la modernización de su equipo, responsabilidad que recaerá en Jesusa Vega, con dos retos principales: aumentar el número de visitas y conducir al centro en esta nueva etapa. El Museo se encuentra en la calle de Serrano, 122, en la antigua casa de José Lázaro Galdiano, el singular coleccionista de finales del XIX y primera mitad del XX que donó su colección al Estado en los años cuarenta. Junto con Cambó, Lázaro Galdiano fue uno de los pioneros del coleccionismo privado en España. El resultado de su inquieta vida cultural es la eminente fundación que, algo alejada de la llamada Milla de oro del arte trata ahora de abordar una profunda modernización. Según aseveraron en el Patronato a las preguntas de ABC, el Museo entra hoy en una nueva e importante etapa, que debe de aportar estabilidad a un equipo de buenos profesionales, y debe primar la digitalización de sus fondos y cuantas medidas de reorganización le impulsen a mejorar las cifras de visitantes, la profesionalización del centro y su proyección en la vida cultural de nuestro país. El cineasta y escritor Gonzalo Suárez, ayer en Madrid DE SAN BERNARDO Gonzalo Suárez: Nunca rodaría una película que no fuese una aventura para mí El realizador regresa al cine ortodoxo echando humo con Oviedo express tras su paseo por el mundo digital en El genio tranquilo y sus andanzas literarias MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Con el chacachá de un tren (que echa humo, por supuesto, aunque estemos en 2006) comienza Oviedo Express la nueva película de Gonzalo Suárez, que en apenas una semana, el día 30, tendrá su primer golpe de claqueta en Oviedo, ciudad natal del realizador y ciudad a la que, ya metidos en terrenos cinematográficos, llega una compañía de teatro (Carmelo Gómez, Aitana Sánchez- Gijón, Nawja Nimri, Maribel Verdú y Jorge Sanz, entre otros) dispuesta a representar La Regenta de Clarín, en el Teatro Campoamor, aunque lo que acabarán haciendo es poner patas arriba la vida social de la capital asturiana. Para empezar, el autor de Remando al viento y El detective y la muerte hará de las suyas o, lo que es lo mismo, echará mano de sus peculiares maneras de poner a rodar un filme. Digamos- -comentaba ayer el realizador en Madrid- -que tengo una tendencia a perder el guión nada más empezar el rodaje, para hacerme la ilusión de que lo invento todo, para soñar con que lo que hago se debe a la inspiración del momento, y también porque me da pereza rodar algo que ya he contado La idea originaria de la historia nace de un relato del austriaco Stefan Zweig titulado Angustia aunque como explicaba ayer el propio Suárez, al final, esa historia es sólo un punto de partida, y de ella lo único que ha quedado es el nexo de la intriga ciplina Precisamente, el director asturiano ya rodó en 1974 La regenta (con Emma Penella como protagonista) aunque prefiero olvidarla. Desde luego, en Oviedo Express no puedo hacer un retrato tan exhaustivo como el de Clarín, lo que no impide que haya una visión crítica, a pesar de que ése no sea mi principal objetivo Recién salido de los berenjenales literarios de El hombre que soñaba demasiado editado en 2005, y La suela de mis zapatos (resumen de su quehacer periodístico en los sesenta bajo el seudónimo de Martín Girard) puesto en circulación este mismo año, el director asturiano también reflexionó sobre los abundantes comentarios acerca de lo literario de su cine, lo que no quiere decir exactamente que sea un cine al pie de la letra: Sí, mi cine es literario pero todo cine es literatura, lo que sucede es que yo nunca escondo su raíz literario. Pero tampoco hay que olvidarse de la importancia de la pintura en el cine, ni de la importancia de la música, porque en realidad el Séptimo Arte es bastardo, y así es como me gusta a mí, un cine donde confluyan todas las artes. En cualquier caso, no me considero un director de cine fantástico, aunque siempre parto de una forma especial de ver la realidad. realidad en la que siempre incluyo algo mágico, porque no me gusta el cine costumbrista. Además, creo que el cine no es imagen, es mirada Los trabajadores del Albéniz anuncian acciones si no les garantizan sus puestos S. G. MADRID. Los trabajadores del teatro Albéniz han roto el silencio impuesto por la Comunidad de Madrid. A través de una carta han pedido que ésta cumpla su compromiso de garantizar los puestos de trabajo y que lo haga por escrito para terminar con la inquietud, la incertidumbre, el desasosiego... que padecemos desde que se anunció el cierre del Albéniz Con esta misiva, quieren recuperar una negociación que comenzó el pasado mes de junio con la Consejería de Cultura y Deportes, y que, tras el paréntesis estival, debería haberse reanudado en septiembre, con la finalidad de consensuar un documento Algo que no se ha producido: Ante su silencio, hemos solicitado la vuelta a la negociación, y sólo hemos obtenido más silencio También le recuerdan el acuerdo suscrito en 1997 en el que les garantizada los puestos de trabajo, con independendencia de las empresas adjudicatarias de la gestión del mismo; una claúsula del pliego de condiciones obliga a la subrogación del personal Tras ser adquirido el edificio por la inmobiliaria Monteverde, la Comunidad de Madrid les aseguró que su actividad teatral en el Albéniz no se interrumpirá hasta que se inauguren los teatros del Canal y que la actividad escénica del Albéniz continuará en los nuevos espacios Por último, los trabajadores avisan a la Comunidad de Madrid: Si no se aviene al diálogo, no dudaremos en acometer las acciones que consideremos más convenientes en defensa del mantenimiento de nuestros puestos de trabajo Rodando al viento Tras la reciente experiencia digital con el mediometraje El genio tranquilo Gonzalo Suárez regresa al cine convencional, es decir, a una película ortodoxa, en el sentido de que es una película con su guión con sus actores, pero en la que hay, por supuesto, un toque Suárez, un misterio latente, porque, no rodaría una película que no fuese una aventura para mí y espero que también lo sea para el público. En otras palabras, quiero rodar con esa sensación de ir como navegando, que me da cierto vértigo Teatro, cine, literatura y periodismo son los árboles a cuya sombra se ha cobijdo el polifacético talento de Suárez, porque me gusta variar, me carga de energía, no me gusta estar sometido a una sola dis-