Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL MARTES 24 s 10 s 2006 ABC Siete palestinos muertos en un ataque israelí en la fiesta del fin del Ramadán L. L. C. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Una madrugada sangrienta empañó ayer el primer día del Eir Al- Fitr, la fiesta sagrada del fin del Ramadán, en Gaza, donde siete palestinos perdieron la vida bajo los disparos del Ejército israelí, entre ellos un dirigente de las llamadas Brigadas de Salah Al- Din- -brazo armado de los Comités de Resistencia Popular- que a través de un portavoz clamaron públicamente venganza. Esto es- -dijeron- -la paz antes de la tormenta Y una masacre repugnante en palabras del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, quien condenó la coincidencia de la tragedia con una fecha tan señalada e invocó la intervención de la Comunidad Internacional para detener el galopante deterioro de la situación en los territorios. La muerte del dirigente de Salah Al- Din, Ata Shindari, junto al que fueron identificados también los cadáveres de sus hermanos Riyad y Jalid y de uno de sus primos y se contabilizaron hasta 20 heridos, se producía en el marco de un turbio incidente armado, que según las Fuerzas de Defensa hebreas (IDF) se desencadenó cuando una unidad de la infantería Givati, que llevaba a cabo una operación para bloquear el lanzamiento de cohetes Kassam como los que horas antes habían caído cerca de la base militar israelí de Nahal, fue emboscada cerca de Beit Hanun por un grupo de al menos diez hombres armados, contra los que abrieron fuego. El cadáver de Atar Shinbari, comandante de los Comités de Resistencia Populares de Palestina, ayer en un depósito de Gaza REUTERS Un ultranacionalista, nuevo viceprimer ministro de Israel Avigdor Lieberman será también el titular de la cartera de Asuntos Estratégicos, el departamento que gestionará las delicadas decisiones relativas a la amenaza nuclear iraní LAURA L. CARO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Viceprimer ministro de Israel y titular de la nueva cartera de Asuntos Estratégicos. O lo que es lo mismo, del departamento que se ocupará de gestionar las delicadas decisiones relativas a la amenaza nuclear iraní. Son las dos responsabilidades que, previo beneplácito del Parlamento, asumirá en el Ejecutivo hebreo el ultranacionalista líder del partido Israel Beitenu, Avigdor Lieberman, tras el acuerdo firmado ayer después de semanas de negociaciones con el jefe del Gobierno, Ehud Olmert. Un acuerdo que se sellaba anoche ante la oposición y las amenazas de abandonar la coalición del Partido Laborista, cuyo Comité Central tiene previsto reunirse este jueves para tomar una decisión al respecto, si bien las últimas declaraciones de su jefe de filas, Amir Peretz- -advirtiendo que entre ambas formaciones existe un profundo abismo en lo que a los derechos civiles se refiere, si bien se impone apuntalar el Gobierno- hacen pensar que no habrá espantada política. Al menos de inmediato. Otra cosa, según señalan los analistas, será el voto de los ministros laboristas en el seno del gabinete, en especial los de la encargada de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y del propio Peretz, que podrían optar por castigar con su rechazo la intromisión en sus respectivos poderes de Lieberman, que ha conseguido de Olmert una cartera a la medida de sus deseos. cismo y del odio a los árabes desde la calle al Gobierno Y es que, a pesar de la deliberada mención de Ehud Olmert ayer a que el acuerdo con Lieberman no modificará los principios básicos de la coalición la inclusión en el texto del compromiso de abordar cuestiones como los matrimonios civiles, desvelada por la edición digital del Haaretz, unida a los tradicionales mensajes del líder derechista acerca de la necesidad de expulsar a todos los árabes de Israel a cambio de una indemnización y en contra de cualquier negociación con los palestinos, hacen temer que haya mucha letra pequeña. La suma de los diputados del Israel Beitenu a la coalición de Olmert- -cuajada tras los anteriores fracasos de adhesión tanto de la formación ortodoxa Judaísmo Unificado de la Tora (6 escaños) como del partido laico de izquierdas Meretz (5 escaños) -quedaba ideológicamente expedita tras la decisión del primer ministro de aparcar su plan de evacuación de decenas de asentamientos en Cisjordania. Avigdor Lieberman Viceprimer ministro de Israel LA PESADILLA DE LOS ÁRABES ISRAELÍES L. L. C. JERUSALÉN. A aquellos que unen su destino al del pueblo palestino, yo les digo que este país quizás sea demasiado pequeño para nosotros dos Las catalogaciones de racista y de fascista por sus proclamas gruesas y grandilocuentes, unidas a los escándalos que sacudieron su gestión durante la etapa en que fue director general del Likud y de la Oficina de Netanyahu como primer ministro (1996- 1999) jalonan la trayectoria política de Avigdor Lieberman (Moldova, 1958) El líder de un partido, el Israel Beitenu que él mismo creó en 1999, alentado por su mentor político, como un nuevo marco donde conciliar el voto de sus compatriotas inmigrantes rusos para después formar una alianza entre ambos que nunca llegó: Ehud Barak ganó las elecciones, y Lieberman ya nunca regresaría a la formación en que había militado durante años. Caza a un líder miliciano La versión palestina trasladada por civiles locales, no obstante, advertía ayer que el verdadero objetivo de la incursión era dar caza al líder miliciano- -responsable de la rama encargada de los ataques con cohetes Kassam- -al que las tropas judías identificaron cuando llegaba junto a sus hermanos a expresar sus condolencias a los familiares de un camarada muerto recientemente también en combates con Israel. Ha trascendido una tercera descripción, según la cual los soldados del IDF podrían haber confundido un enfrentamiento entre dos familias palestinas como un ataque contra ellos. Ya el domingo por la noche fallecía por disparos en la cabeza un palestino de 22 años en la aldea de Tamun, cerca de la ciudad cisjordana de Jenin, donde se produjo un intercambio de disparos entre milicianos y una unidad de asalto israelí. Estabilidad La incorporación del Israel Beitenu Israel es nuestra casa y de sus 11 escaños, interpretada como un paso adelante de Olmert para procurar estabilidad a su tambaleante coalición expresamente con vistas a la aprobación de los próximos presupuestos generales- -que ya no dependerá sólo de los laboristas- era recibida con los improperios del diputado árabe israelí Ahmed Tibi. Que en una rápida reacción criticó la jugada del primer ministro tachando a los nuevos socios de partido fascista y su integración, como el traslado del ra-