Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL Cuba, un país a la espera de destino MARTES 24- -10- -2006 ABC Bienvenido Mr. Chávez La situación económica de Cuba ha tenido en el presidente venezolano su gran salvador con la venta de petróleo. Pero Castro obstaculiza otras inversiones extranjeras con nuevas medidas represivas TEXTO Y FOTOS: PALOMA CERVILLA ENVIADA ESPECIAL LA HABANA. Cuba está en suspensión de pagos, y si no fuera por Venezuela, estaría en quiebra Este diagnóstico de un empresario con intereses en Cuba da una idea de la grave situación económica en que se encuentra el país caribeño. Las cosas han cambiado, y la apertura que se detectó hace algunos años ha dado paso a medidas encaminadas a obstaculizar la llegada de inversiones extranjeras, con el objetivo de que no tengan ningún activo en la isla. Si en 1998 la necesidad económica derivó hacia la implantación de un sistema mixto para facilitar las inversiones extranjeras con un modelo económico mixto al cincuenta por ciento entre el Gobierno y la empresa inversora, últimamente se ha optado por contratos de administración Esta nueva fórmula se concreta en que el Gobierno cede sólo la gerencia a la empresa extranjera con el objetivo de conseguir la exportación. Si en un periodo de tiempo la sociedad del exterior consigue una facturación considerable, entonces se vuelve al modelo mixto. Antes, la empresa mixta era la panacea, pero ahora es muy complicado comenta este empresario, que recuerda cómo en 1999 el Gobierno retiró licencias y se produjo un descenso del capital extranjero. no importa la economía, sólo la política A pesar de estas trabas, los empresarios no cejan en su empeño de posicionarse ante el futuro, ya que son conscientes de que la situación cambiará. Nosotros trabajamos ante un horizonte de apertura. Cuba no seguirá igual después de la muerte de Fidel, y estamos convencidos de que el país irá hacia un modelo más occidental aseguran fuentes empresariales. Este estrangulamiento en el poder adquisitivo de los cubanos ha llevado al Gobierno a endurecer la lucha contra la venta ilegal de productos del campo, una de las artimañas con las que los cubanos intentan conseguir dinero adicional a su bajo sueldo. Para ello han establecido puntos de control en la entrada de la capital, con el objetivo de interceptar los camiones que quieren sortear esta vigilancia e introducir sus productos en La Habana y poder venderlos en los mercados. La mayoría de este comercio ilegal está en manos de los bal- Castro ha convertido hoteles en hospitales para poder pagar los favores económicos del presidente venezolano seros que, con el dinero obtenido, intentan salir del país. Con esta medida, frenan también la salida de balseros. Sin embargo, esta medida de vigilancia ha provocado la subida de los precios de los alimentos de primera necesidad, los que se venden en los mercados, ya que no existe la competencia con los productos ilegales de los campesinos. Una de las industrias que se podría ver afectada es el turismo. Empresarios de este sector reconocen que las inversiones se han ralentizado como consecuencia del retraso en el pago por parte del Gobierno cubano. No quieren consumo ¿Cuál es el trasfondo real de este cambio en el modelo económico? Los empresarios lo tienen claro: se trata de evitar que los cubanos manejen divisas, puedan subir su nivel de vida y exista el peligro de que aparezcan diferencias sociales. El Gobierno no quiere que haya consumo, que los cubanos que cobran en moneda extranjera puedan comprar cosas. No quieren que sea vea capitalismo por ningún lado aseguran. Los empresarios reconocen que el Gobierno es capaz de sacrificar el bienestar de su pueblo con tal de que la filosofía de la revolución siga siendo la única que conozcan los cubanos. Así lo expresaba el sector empresarial, al afirmar que aquí La vida diaria en un centro de manicura en La Habana