Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MARTES 24 s 10 s 2006 ABC Zapatero recibirá a Obiang para abrir una nueva etapa con Guinea El dictador ecuatoguineano se reunió ayer con Moratinos, López Aguilar y empresarios españoles s A España viajará en visita oficial antes de fin de año LUIS AYLLÓN ENVIADO ESPECIAL MALABO. Los Gobiernos de Guinea Ecuatorial y de España han decidido abrir una nueva etapa en sus relaciones. Ayer, los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, escenificaron el primer capítulo con una rápida estancia en Malabo, pero el acto principal tendrá lugar antes de fin de año cuando el presidente Teodoro Obiang realice una visita oficial a nuestro país, en la que será recibido por Su Majestad el Rey y por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. Moratinos hizo el anuncio tras ser recibido, en compañía de López Aguilar, por Obiang, quien, después de 27 años en el poder, al que llegó por un golpe de Estado, se siente fortalecido gracias a las reservas petrolíferas de la antigua colonia española. Los beneficios derivados de la extracción de 360.000 barriles diarios de crudo, que pueden alcanzar el medio millón en 2008, no terminan de llegar a una población sumida en el subdesarrollo, pero al dictador le han supuesto un importante balón de oxígeno. Consciente de esa nueva realidad, el Ejecutivo español ha decidido recuperar el tiempo perdido en continuos roces con el régimen de Obiang, que impidieron, por ejemplo, que las estancias del presidente ecuatoguineano en España tuvieran carácter oficial. Después de frecuentes viajes en la época de Felipe González, Teodoro Obiang tuvo que aprovechar las ocasiones que propiciaban encuentros multilaterales para reunirse con Aznar. Ahora, el Gobierno invita a Obiang a que visite oficialmente España, acompañado de empresarios, y además se muestra dispuesto, como indicó el propio Moratinos, a abogar en la Cumbre Iberoamericana de Uruguay, a comienzos de noviembre, para que Guinea Ecuatorial se asocie a ese club. Alonso y Rumsfeld se reunieron ayer en el Pentágono EPA Rumsfeld y Alonso dan pasos hacia la distensión El ministro se reunió con el jefe del Pentágono para aparcar diferencias s Irak y Zapatero, heridas abiertas en EE. UU. MERCEDES GALLEGO ENVIADA ESPECIAL WASHINGTON. Tras rendir tributo al soldado desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, dio ayer un paso más en el restablecimiento de las relaciones entre España y EE. UU. al reunirse con su homólogo Donald Rumsfeld en el Pentágono, donde ambos decidieron enterrar las diferencias del pasado para centrarse en los intereses comunes de la escena mundial. ¿Por qué centrarse en los desacuerdos en vez de los acuerdos? dijo el jefe del Pentágono. Tenemos una relación bilateral importante, bases en España, cooperamos en una variedad de asuntos, como por ejemplo Afganistán, y aunque nosotros no estemos tan activos en Líbano, ciertamente estamos muy interesados en el resultado y en proveer algún tipo de asistencia. España, por supuesto, está profundamente involucrada allí. Lo que estamos viendo es una relación como la que es normal entre dos aliados de la OTAN. No siempre estamos de acuerdo en todo, pero tenemos una sólida relación, y valoramos eso añadió. Alonso confirmó que el espinoso tema de las tropas en Irak no salió a la conversación, ni EE. UU. le ha pedido un mayor compromiso en Afganistán, como habían adelantado algunas fuentes. El pasado es el pasado zanjó el ministro español. La visita supone una nueva marca en las relaciones bilaterales entre ambos países, que nunca se han recuperado totalmente del malestar que provocó en EE. UU. la retirada de las tropas españolas destacadas en Irak cuando José Luis Rodríguez Zapatero llegó al gobierno. Prueba de ello es que el mandatario español sigue siendo el único líder europeo que nunca ha sido recibido por el presidente George W. Bush, además del chipriota. Dos encuentros previos entre el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la jefa de la diplomacia estadounidense, Condoleezza Rice, han allanado las diferencias, pero no lo suficiente. Hace unos meses, Rice aceptó una invitación de Moratinos para visitar España antes de fin de año, que aún no se ha concretado, y prometió que sería a partir de su visita cuando se plantearía una reunión entre los dos jefes de Gobierno. Alonso tiene ante sí a uno de los miembros del Gobierno de Bush que más críticos han resultado con la participación española en el ámbito internacional. Rumsfeld es considerado uno de los halcones del Gabinete Bush, ideólogo de la política de guerra preventiva, junto con el vicepresidente Dick Cheney, y de polémicos métodos de interrogatorios considerados por las organizaciones de derechos humanos como torturas. Repsol El régimen ecuatoguineano, a su vez, ha percibido el interés de las autoridades españolas y ha preparado con detalle (incluso celebrando un Consejo de Ministros extraordinario) la visita de Moratinos y López Aguilar junto a una representación empresarial importante, formada por altos representantes de Repsol, Isolux, Unión Fenosa, el BBVA y el cluster de empresas pesqueras. Todos ellos fueron recibidos por Obiang, tras su encuentro con los ministros. Quizás uno de los más interesados en una buena relación Madrid- Malabo sea el presidente de Repsol, Antonio Brufau, que ayer sondeó las posibilidades de que su empresa reciba una nueva parcela de explotación petrolífera en el reparto que hará Obiang. Moratinos firmó con su colega guineano, Pastor Micha, una declaración conjunta, mientras López Aguilar suscribió con el ministro de Justicia, Mauricio Bokung, un memorándum para la cooperación en materia civil y penal. Apoyo a la oposición y Derechos Humanos L. A. Moratinos se reunió también ayer con el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, que sustenta a Obiang, y después lo hizo con las dos formaciones opositoras al régimen: la socialdemócrata Convergencia para la Democracia Social (PDS) de Plácido Micó, y la Alianza Popular de Guinea Ecuatorial (APGE) de Avelino Mocache, que cuenta con apoyo del PP. Los dirigentes de esas formaciones reclamaron ayer al ministro que ejerza una mayor presión sobre el régimen para que se respeten los derechos humanos. Que siga María Teresa en el Gobierno. Pásalo ABC MADRID. El PSOE sigue sin nombrar candidato para la alcaldía de Madrid. Tras la espantada de José Bono- -que dejó en la estacada a Zapatero y Simancas después de que se diera por hecha su candidatura- uno de los nombres que ha sonado con fuerza para hacer frente al popular Alberto Ruiz- Gallardón es el de María Teresa Fernández de la Vega, la vicepresidenta del Gobierno. Parece ser que no a todos ha gustado la posible candidata. Este fin de semana han circulado cientos de mensajes entre móviles con el texto: Queremos que María Teresa Fernández de la Vega siga siendo vicepresidenta. Pásalo Al parecer, la iniciativa parte de sectores feministas del PSOE que no quieren que la mujer que más alto ha llegado en política durante la democracia se estrelle en la lucha por Madrid.