Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 24 s 10 s 2006 ABC AD LIBITUM UNA CIUDADANÍA CONSENTIDORA POR OTRA PARTE ¿PODRÁN DEVOLVER LA PASTA? cipaciones alos colosos deEuropa. El casode Acciona es paL modelo tradicional es el de Emiliano Revilla. El radigmático: compró el 10 por ciento de Endesa a 32 euros y ejemplar empresario soriano, que había fundado y sólocon acudir ala opa deE. ON, a 35, ganaría una impresiollevado a la cúspide del éxito económico una emprenante cantidad de dinero. sa de productos cárnicos, la vendió en 1987 a una multinaLa secuencia conceptualresulta irreprochable: compro cional del sector, Unilever, que pagó una millonada para a XL lo que en un plazo de tiempo razonable alguien estará conseguir rápidamente cuota de mercado en un país que dispuesto a pagar XXL. Con todo, semejante planteamienacababa de incorporarse a la Comunidad Europea. Emiliato tiene un pero de regular tamaño. ¿Cuánto tiempo tardano Revilla decidió invertir en la promoción inmobiliaria rán los constructores en dar el pase a esas inversiobuena parte del dinero conseguido en la venta de la nes? Esa es la pregunta del millón de dólares, porempresa. que la respuesta depende del Gobierno español, de Digo que ese modelo es tradicional, porque desla Unión Europea y, por supuesto, de los compradopués de Revilla muchos empresarios españoles de res. Por decir algo, puede apostarse por un rango lossectoresmás dispares también vendieron acomtemporal de entre uno y diez años. pañías multinacionales las empresas que habían Mucho tiempo y mucho dinero. ¿Cómo podrá promovido oheredadoy decidieron invertiren solaAcciona devolver los seis siete mil millones de res, edificios, oen promocióninmobiliariauna pareuros (para los del plan antiguo: más de un billón te de los fondos recién llegados. El último ejemplo JOSÉ MARÍA de pesetas) que le ha prestado el Santander? ¿Tenque recuerdo es el de Martín Varsasky, el argentiGARCÍA- HOZ drá Sacyr- Vallehermoso capacidad financierasufino que promovió y vendió la telefónica Jazztel. ciente para afrontar, también con el Santander, una deuda Ahora es al revés: son las empresas inmobiliarias o menor pero aproximada? Aunque los intereses pudieran constructoras las que entran en otros sectores, fundamenpagarse con los dividendos de Endesa y Repsol, al día de la talmenteelenergético. ACS compra primero Unión Fenosa fechala rentabilidad deuna compañía energética es probley luego una parte de Iberdrola, Sacyr Vallehermoso entra mática porque depende de decisiones político- administraen Repsol y Acciona irrumpe en Endesa y los rumores tivas, y si el pelotazo tarda en llegar o, sencillamente, se apuntan que FCC nosequierequedar al margen dela moviconvierte en imposible los felices inversores de hoy, y quida. El fenómeno es tan notorio que el propio vicepresidente zás también sus banqueros, podrían verse en la necesidad del Gobierno, Pedro Solbes, se ha visto en la obligación de de llamar a Houston y advertir tenemos un problema hepuntualizar que los bancos son bocado prohibido para samos pagado varios billones de pesetas por unas empresas ciar los apetitos inversores de las constructoras. para las que no encontramos comprador. Hasta cierto punto es un fenómeno lógico pues: a) desEs verdad que los constructores han invertido con la pués de años de construir obra pública y vivienda a un ritcomplacencia, si no con la connivencia, del Gobierno, y en mo nunca visto en España, las constructoras tienen muchíEspaña un Gobierno manda mucho y no dejará caer a sus simo dinero y necesidad de invertirlo fuera de su actividad aliados. Pero si un Gobierno es poderoso, en ocasiones tradicional; b) la presión liberalizadora de la Unión Eurotambién resulta caprichoso y con una agenda propia que pea y la torpeza del Gobierno español han dejado a las emtiene prioridades singulares... No. En definitiva, un Gopresas energéticas españolas (gigantes a nivel ibérico, enabierno- -al menos éste- -no es el mejor socio para un negonos en el mercado europeo) a merced de la voracidad de los cio que está lejos de ser sencillo y no presenta resolución gigantes europeos; y c) adelantándose a la definitiva liberaen el corto plazo. lización energética continental, los constructores esperan josemaria garcia- hoz. com obtener fuertes plusvalíascuando puedan vender susparti- V UELVE la corrupción a las primeras páginas de los diarios españoles. Es decir, volvemos a las andadas. El mal es viejo en la vida nacional- -que se lo pregunten al duque de Lerma- -y cursa siempre a las sombras del poder. Lo nuevo es que ahora las relaciones entre los corruptibles y los corruptivos apenas produce escándalo entre la población. En el fondo late un soplo de generalizada admiración ante quienes ensanchan sus alforjas con lo ajeno y, más todavía, si lo ajeno es patrimonio común. Los ciudadanos no parecen tener sentido de que son contribuyentes, quizá porque la discutible técnica hacendística de las retenciones a cuenM. MARTÍN ta le quitan dramatismo FERRAND al hecho fiscal, y sonríen ante el alarde golfo que ha convertido en pleonasmo hablar de corrupción inmobiliaria. Es la devoción del pelotazo. En Cataluña, posiblemente la única demarcación política que puede disputar con Andalucía el título nacional en la especialidad, la campaña electoral vigente cursa con contadas alusiones a los efectos corrumpentes del tripartito o, por seguir la muy moderada teoría de Pasqual Maragall relativa al tres por ciento, a las previas y muy abundantes de la era pujolista. La ciudadanía está tan desencantada que ni se excita porque le toquen el bolsillo. Ese desinterés es un síntoma notorio de quiebra democrática. Lo peor de este asunto es que ningún partido con representación parlamentaria y experiencia de poder, en cualquiera de los tres planos de la Administración del Estado, puede presumir de inocencia. Hay, sin duda, diferencias cuantitativas y, en eso, la máxima productividad le corresponde al PSOE. En lo cualitativo se es igual de sinvergüenza llevándose un euro que cien millones. Los bienes comunes son sagrados. De ahí que no nos convenga a los ciudadanos ningún modelo de pacto anticorrupción al estilo del que, según su costumbre del globo sonda, demanda el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con la vista puesta en el PP. Parecería una alianza contra los contribuyentes. Los pactos políticos contra la corrupción degeneran siempre, aquí y lejos de aquí, en un método para su encubrimiento y disculpa. Más aún cuando el fruto que genera se aplica, en todo o en parte, a la también delictiva, escandalosa e impune financiación de los partidos. Lo deseable sería que, todos contra todos, se afile el instinto de la decencia que- -algún gramo quedará en ellos- -anima a los partidos. Naturalmente que si la sociedad- -todos nosotros- -no participa en el juego dispuesta a hacerle pagar caro el engaño a quienes detentaron su representación con fines y prácticas indeseables, todo será inútil. De hecho los corruptos públicos, desde el alcalde que recalifica lo que no debe al consejero que contrata como no puede, están robando en nuestro nombre y representación. Aunque se queden con todo el botín. E -Todo el mundo me ignora, doctor.