Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional LUNES 23 10 2006 ABC ESE DESPISTE EUROPEO firmar que la Unión Europea se encuentra en estado de grave estancamiento es, a todas luces, un piadoso eufemismo. La vieja Europa aún no se ha repuesto del susto de comprobar cómo una de las principales aportaciones de la nueva Europa del Este es un manojo de políticos populistas anclados en el más rancio nacionalismo. La mítica agenda de Lisboa para modernizar la economía del continente duerme el sueño de los justos. La Política Exterior Común cada día se parece más a un deprimente dar vueltas a la noria. Los grandes planes para salir del hoyo no van más allá de rescatar por la puerta de atrás unas ALBERTO cuantas páginas del vieSOTILLO jo Tratado. La canciller Merkel continúa ensimismada en la reforma interior de su país. Y los primeros espadas franceses entretienen el tiempo dándose de cuchilladas unos a otros. Pero ahí están el Parlamento Europeo y el ingenioso Gobierno español para salvar a la UE con la última iniciativa de celebrar un debate sobre el diálogo con ETA. Como todas las instituciones de la Unión, el Parlamento Europeo se basa en el consenso. Y ahora la Cámara va a debatir una de las cuestiones que, en este momento, más dividen a los españoles... tal vez para ver qué pasa si se sigue hurgando en la herida. Ya sentado el precedente, el Parlamento Europeo puede perseverar, y debatir la memoria histórica, la guerra civil y el honor de nuestros muertos. ¿Por qué no? España y la Eurocámara harían así su propia aportación al declive de la Unión. Fuera de Europa no hay sitio para España. Sólo la inopia. El aislamiento es el suicidio en un mundo globalizado. Y nuestro país no puede ingresar en la Commonwealth ni plantearse ocupar un lugar equivalente al del Reino Unido en sus relaciones transatlánticas, porque ése es un planteamiento antihistórico que ni norteamericanos ni españoles comprenderían. La actual inoperancia de Europa, por tanto, debe preocuparnos. Porque la realidad no es que la Unión esté estancada, sino que marcha por el camino equivocado. Cuando franceses y holandeses dijeron no a la Constitución europea no pensaban en las intrincadas sutilezas de la reforma institucional. Pero sí parece claro que no les gustaba el camino emprendido por una Unión cada día más dispersa territorial y políticamente. Una Unión que se retrata cuando debate con la misma tranquilidad de los muertos de ETA que del eventual ingreso de Azerbaiyán en el club, mientras las reformas de verdad esenciales siguen manga por hombro. Cuando, al fin, España ha encontrado una prioridad estratégica en la necesidad de contar con una política de inmigración común, habrá podido darse cuenta de lo importante que puede ser la Unión para nuestro país. Ahora sólo falta que, en consecuencia, no les haga perder más el tiempo. A Rotundo respaldo de los panameños a la ampliación del canal CIUDAD DE PANAMÁ. Con una gran abstención, en torno al 60 por ciento, los panameños han votado mayoritariamente a favor de la ampliación del canal. Con el 9,7 por ciento del voto escrutado, un 79,8 por ciento estaría a favor del proyecto del presidente Martín Torrijos para construir un tercer juego de esclusas con una inversión aproximada de 5.250 millones de dólares. Los partidarios del No obtendrían un 20,08 por ciento. En la imagen, una indígena kuna vota en un colegio de Loma Cova, localidad cercana a la capital. AP La división entre los profesores prolonga el conflicto en Oaxaca Se someterá a una nueva consulta el regreso a clases de los maestros MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL OAXACA (MÉXICO) En medio de una gran bronca interna, y mientras miembros de la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO) amenazaban con quemar el local, los representantes del profesorado oaxaqueño rechazaron la consulta que determinó su regreso a clase tras cinco meses de huelga. Las bases de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) deben volver a pronunciarse hoy o mañana. El anuncio del líder magisterial, Enrique Rueda, de que los 70.000 maestros oaxaqueños reanudarían la actividad docente antes de final de mes provocó el rechazo del sector más radical de la SNTE. Acusado de traidor y de vendido Rue- da despertó también las iras de la APPO, un conglomerado de asociaciones variopintas (incluidas muchas profesionales de la subvención) que, sin el soporte de la estructura docente, perdería muchísimas opciones de conseguir su principal objetivo político: la caída del gobernador, Ulises Ruiz. Sin los maestros en escena, los campamentos de la APPO en el Zócalo de la capital presentan el mismo aspecto desangelado que los que instaló Andrés Manuel López Obrador en el Distrito Federal. La comparación no es arbitraria: Flavio Sosa, el más destacado cabecilla rebelde, es dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) del caudillo populista. De hecho, el sábado había más parroquianos en misa de siete en la catedral que en los tenderetes de la insurgencia. Tranquilidad Pese a que en la madrugada se escucharon algunos disparos, el centro histórico de Oaxaca permanece tranquilo. Demasiado tranquilo, ante la ausencia de turistas en sus calles, hoteles, restaurantes, tiendas de artesanía y galerías de arte. En las fachadas de los edificios coloniales se superponen los recuerdos al gobernador, a quien llaman de todo menos bonito Por suerte, el templo de Santo Domingo de Guzmán, fabulosa muestra del Barroco mexicano, se ha librado de la acción del spray grafitero. Ulises Ruiz recobra aliento y anuncia la inminente recuperación de la ciudad, con acuerdos o con la fuerza pública