Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 10 2006 25 Victoria de los conservadores griegos en la segunda vuelta de las elecciones locales Los maestros de Oaxaca rompen el principio de acuerdo y regresa el clima de tensión a ese estado mexicano Un socialista y un ultra en la segunda vuelta de las presidenciales búlgaras La baja participación, inferior al 50 por ciento, impone otra cita electoral b El ultranacionalista Siderov, con A las puertas de la UE Bulgaria se convertirá en miembro de pleno derecho de la Unión Europea el 1 de enero de 2007 junto con Rumanía. Su entrada marca el fin de una ola de adhesiones. Al resto de candidatos europeos le aguarda una larga antesala. un discurso xenófobo contra turcos y gitanos, ha logrado desbancar al candidato de la derecha y situarse en segundo puesto RAFAEL ALVARADO. CORRESPONSAL SOFÍA. Ya no son conjeturas. Según los primeros resultados oficiales, el actual presidente de Bulgaria, el socialista Gueorgui Parvanov, y el ultranacionalista líder del partido Ataka Volen Siderov, se enfrentarán en las urnas en la segunda vuelta de las presidenciales el próximo domingo, ya que ninguno consiguió una mayoría suficiente en los comicios de ayer. Parvanov partía como favorito, y así ha sido tras conocerse los primeros resultados oficiales, escrutados al 46 Con este porcentaje, Parvanov lograría el 60,7 por ciento de los mismos, mientras que Volen Siderov conseguiría el 22,4 por ciento. El conservador Nedelcho Beronov se situaría en tercera posición con el 11,5 por ciento de los sufragios y queda así fuera de la segunda vuelta. De un total de 6.446.085 personas con derecho al voto, la participación registró un escaso 42,5 por ciento, según datos de la Comisión Electoral Central. Al haberse producido una abstención por encima del 50 por ciento, el candidato más votado no puede proclamarse presidente y deberá acudir junto con el segundo más votado, en este caso Volen Siderov, a una segunda vuelta que tendrá lugar el próximo día 29. El presidente de Bulgaria, Gueorgui Parvanov, a la izquierda, y Volen Siderov a la salida de las cabinas de votación biliza más del 60 por ciento de los votos, aunque en éstas ha registrado hasta un 70 por ciento. Siderov mantiene en todas partes su segundo lugar. Sólo en la capital, Sofía, Nedelcho Beronov ha logrado un digno segundo lugar con un 23 por ciento frente a un 14 para Volen Siderov. Conocidos los resultados de esta primera vuelta de las presidenciales, el primer ministro, Serguei Stanishev, líder del Partido Socialista Búlgaro, exhortó al electorado de la derecha a votar por Parvanov lo que, según él, significa votar AFP por el futuro y no volver al pasado. Stanishev ha puesto el de do en la llaga ya que el gran dilema es quién de los líderes de la maltrecha derecha se atreverá a presentarse ante su electorado y decirles para quién votar en la segunda vuelta. Ascenso de Ataka Nedelcho Beronov, expresidente del Tribunal Constitucional, de 78 años, candidato de la derecha, o mejor dicho de parte de la fragmentada derecha, se adjudicó un 11.5 por ciento de los votos. Lo que al principio eran simples temores ya se ha convertido en una triste realidad. El ultranacionalista Siderov, líder del partido Ataka Ataque en español) con un discurso xenófobo y violento contra la minoría turca y los gitanos, ha logrado desbancar al candidato de la derecha y no sólo legitima su presencia y la de su partido en el Parlamento sino que aumentó dos veces y media su electorado en comparación con las legislativas de 2004. Por primera vez en la democracia búlgara, un candidato a presidente obtiene una victoria tan contundente en la primera vuelta y una diferencia tan grande frente al segundo. Tanto en las pequeñas ciudades y en las capitales de provincia, como en las aldeas, Gueorgui Parvanov conta- Bulgaria alarmada ante el ascenso del voto de la extrema derecha R. A. SOFÍA. El vencedor en esta primera vuelta, el actual presidente, Gueorgui Parvanov, declaraba ayer que se sentía seguro de cara a la segunda vuelta debido a la gran diferencia que hay entre él y su oponente- -casi 40 puntos- el ultranacionalista líder de Ataka Volen Siderov, pero que sí le preocupa el resultado obtenido por su rival. En el programa electoral de Siderov está el cambio del actual gobierno antipatriota situar al Movimiento de Derechos y Libertades, partido de la minoría turca, fuera de la ley, pues, en su opinión, actúa contraviniendo la Constitución por ser un partido constituido sobre bases étnicas; y rescindir el convenio de las bases norteamericanas. También cree que Bulgaria se debe retirar de la OTAN y proclamar su neutralidad absoluta. Pretende prohibir la venta de tierras a extranjeros; y renegociar algunos de los capítulos cerrados ya durante las negociaciones de adhesión con la UE. El resultado de esta primera vuelta de las presidenciales barrerá toda una generación de políticos de la derecha y todo parece indicar que desbrozará el camino a la creación de un nuevo partido de centroderecha con rostros nuevos que puedan motivar a sus simpatizantes. Mira Yaneva, directora de la agen- cia demoscópica MBMD, manifestó ayer que en estas elecciones no hubo un verdadero enfrentamiento. La derecha podría haber escogido una candidatura carismática, pero no tuvo la voluntad de hacerlo Por su parte, el analista Martín Karbovski, comentaba que de este resultado depende ahora el destino de toda una época que infantilmente se identificaba con la derechista Unión de Fuerzas Democráticas y su emblema. Pero puede ser también el final de toda una generación de políticos. Una generación autodidacta que creó una alternativa al Partido Socialista, pero que luego decidió no cambiar, no renovarse Lo que más preocupa, sin embargo, es el gran ascenso del voto ultranacionalista contabilizado por Siderov.