Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LA NEGOCIACIÓN ETA- GOBIERNO EL HORIZONTE PENAL LUNES 23 10 2006 ABC LA DERECHA SIN COMPLEJOS D ebido a la lamentable iniciativa socialista de buscar en el parlamento europeo legitimación para sus cesiones políticas a ETA, Jaime Mayor Oreja ha vuelto al primer plano del debate político sobre ETA. Lo que no se entiende es en qué estaba pensando el PP para no haberle incorporado a ese primer plano hace ya muchos meses. Es el político de la derecha que mejor conoce el terrorismo en España. Y quien más atinadamente ha entendido su conexión con la dinámica nacionalista. Pero ofrece otro flanco de especial interés para la derecha y es que ha simbolizado durante mucho tiempo las fobias anti- PP de una parte de la izquierda en EDURNE ambos asuntos, terrorisURIARTE mo y cuestión territorial. Creo que por un motivo: porque representa una derecha moderna y sin ningún tipo de complejos o miedos en una cosa y en la otra. Cuando se trata de ETA, la experiencia enseña que Jaime Mayor Oreja acierta siempre. Lo hizo con la tregua trampa y lo ha vuelto a hacer con el proceso de la paz para la autodeterminación que él anunció desde que Zapatero prometió la paz sin precio político. Antes y ahora, los ahuyentadores de malas noticias dijeron que Mayor Oreja se equivocaba, que era un alarmista. Pero ya estamos exactamente donde predijo y que ayer resumía él mismo con agudeza en estas páginas, enla mesaen la que Terneray Eguiguren pretenden decidir el futuro de España. Mayor Oreja fue clave en la maduración del estado español en la lucha antiterrorista después de muchos años de titubeos y de dudas ideológicas. Y Aznar tuvo el sentido común y la inteligencia de seguirle. Y el acierto de ambos fue principalmente ideológico. A España no le fallaba la eficacia de los cuerpos policiales. Lo que le faltaba era determinación ideológica y voluntad política para combatir sin complejos el terrorismo. Es decir, para superar las dudas sobre las razones y las causas de ETA ligadas al franquismo. Si estamos otra vez donde estamos, en la era pre- Aznar y pre- Mayor Oreja, es porque los políticos como Zapatero fueron inmunes a esa revolución ideológica. Ellos siguen pensando en términos de las excusas de ETA, aún perdidos allá por los ochenta. Ésa es toda la base de la negociación política. Y su tapadera consiste en descalificar como extremistas a quienes sustituyeron la comprensión de las excusas por la resistencia frente a ETA. Y ocurre lo mismo en la cuestión nacional. El nacionalismo y una parte de la izquierda satanizaron a Mayor Oreja por defender con naturalidad la españolidad del País Vasco. Se entiende lo del nacionalismo, pero lo de la izquierda es sólo el reflejo de su propio fracaso enel mantenimiento de un discurso propio y nacional frente a la presión nacionalista. Nuevamente calificaron de extremista justamente al político que pudo hacer una de las alianzas más fuertes con la izquierda, pero con la otra izquierda, la que cree en la nación española y la que superó los complejos de la transición. El Gobierno espera que el Constitucional deje sin efecto la doctrina Parot El TC no ha decidido aún si admitirá o no a trámite el recurso del etarra ha aplicado el nuevo sistema de cumplimiento de las penas a un preso común condenado por tres asesinatos, entre otros delitos N. C. MADRID. La validez de la llamada doctrina Parot está en manos del Tribunal Constitucional, en el que el Gobierno confía para que devuelva las cosas a la situación anterior a la sentencia del Tribunal Supremo, que el pasado 28 de febrero estableció un nuevo sistema para que el cumplimiento de las condenas fuera efectivo. Aquella resolución, de la que fue ponente Julián Sánchez Melgar y que recibió el apoyo de la mayoría del Pleno de la Sala Segunda- -sólo hubo tres magistrados que discreparon en un voto particular- -se dictó no sólo pensando en los terroristas de ETA, sino también en presos comunes especialmente violentos (a los que ya se ha empezado a aplicar) e incluso a los autores del 11- M, atentado que segó de un plumazo la vida de 191 personas. El argumento en el que se basa el Supremo se sustenta en una idea tan sencilla como lógica: los asesinos múltiples no pueden recibir el mismo trato penitenciario que los autores de un único crimen. El nacimiento de esta novedosa doctrina- -según la cual los beneficios penitenciarios no deben aplicarse sobre el periodo de máximo cumplimiento previsto en la ley (30 ó 40 años según sea el Código Penal de 1973 o de 1995) sino de manera individualizada y sucesiva sobre cada una de las penas, empezando por la más grave- -se produjo justo un mes antes de que la banda terrorista ETA anunciara el alto el fuego b El Supremo ya Francisco Hernando ABC María Emilia Casas I. GIL pistoletazo de salida del llamado proceso de paz Ocho meses después, cuando en la agenda de posibles compromisos del Gobierno con ETA se encuentra la excarcelación paulatina de los presos, la bautizada como doctrina Parot supone un obstáculo para la negociación. De ahí que, según fuentes consultadas por ABC, el Ejecutivo confíe en que el Tribunal Constitucional eche abajo la sentencia del Supremo, algo que en dichos medios se ve como más que probable En este sentido, señalan que el nuevo sistema de cumplimiento de las condenas supone un lastre para la negociación. La decisión que sobre este asunto tome el Constitucional es pues de vital importancia para el Ejecutivo socialista. El recurso que la defensa del etarra Henri Parot presentó en marzo contra la sentencia del Tribunal Su- premo ha correspondido a la Sala Segunda del Constitucional, aunque aún no existe una decisión sobre su admisión a trámite. Es decir, el TC no ha emitido su opinión sobre si la demanda de amparo del terrorista tiene o no contenido constitucional que justifique una decisión sobre el fondo de la misma (artículo 50.1 c de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional) En el caso de que no hubiera unanimidad respecto a la admisión a trámite, el TC pediría un informe al fiscal. La aplicación de la doctrina Parot ha afectado ya a varios presos de ETA, que han visto cómo la fecha de su excarcelación se alejaba varios años, en numerosas ocasiones más de diez. Asimismo, el Supremo aplicó por primera vez este sistema a un preso común condenado por tres asesinatos y dos agresiones sexuales, entre otros delitos. Rajoy pide a Zapatero que no se presente como víctima porque las únicas son las de ETA ABC CÁCERES. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró ayer que el debate que se producirá en el Parlamento Europeo el próximo día 25 sobre el proceso de paz es un error ya que ETA ya ha ganado porque sólo servirá para dividir Europa Así se mostró el líder de los populares en un acto público celebrado para proclamar la candidatura de Carlos Floriano a la presidencia de la Junta de Extremadura. Ante más de 3.000 personas, Rajoy volvió a insistir en que Zapatero ha dividido a los españoles y ahora quiere dividir también a los europeos De esta forma, acusó al presidente del Gobierno de que él y sólo él por su cuenta y riesgo rompió el pacto antiterrorista que no pagaba ningún precio político y lo hizo, además, prescindiendo del PP Reiteró que el debate que ha impuesto Batasuna en el seno de Europa es un error porque- -dijo- -se quiere mostrar un conflicto entre estados, cuando aquí sólo hay una or- ganización criminal que mata, extorsiona y asesina Aseguró que Zapatero se presenta ahora como una víctima pero recordó que las únicas víctimas son las de ETA y la sociedad española y añadió que no puede ser una buena política antiterrorista aquella en la que el PP y las víctimas sean el problema y ETA y Batasuna, la solución Rajoy aseveró que a los terroristas se les gana con la ley, que es el único arma que está por encima de todos, de las Cortes Generales, del jefe del Estado y, por supuesto, por encima de Zapatero dijo. Insistió en que no se puede negociar políticamente con una banda terrorista porque entonces, el terrorismo sería un instrumento para hacer política