Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad DOMINGO 22 10 2006 ABC Ser pobre hoy en España Cáritas y la Fundación Foessa elaboraron hace un año un informe sobre la pobreza en España. Según los datos, más de ocho millones y medio de españoles viven por debajo del umbral de la pobreza. La mayoría de ellos viven en el entorno familiar (2.192.000 hogares) El 44,1 de los pobres son jóvenes menores de 25 años. En el caso de la pobreza extrema (en la que viven más de medio millón de personas) dos tercios son jóvenes. Hay más mujeres que hombres, y los hogares donde existe mayor riesgo de exclusión y pobreza son los formados por familias numerosas o por madres solteras o separadas. Por comunidades, Andalucía, Extremadura y Galicia tienen una mayor concentración de pobres, mientras que las regiones con menos son Madrid, Navarra, País Vasco y Cataluña. Miles de personas reclamaron ayer en España un mayor compromiso contra la pobreza. En la imagen, la manifestación de Madrid (Viene de la página anterior) gado el momento, la Administración le informó que debía 6.000 euros por impagos a la Seguridad Social. He ido pagando poco a poco, pero no he conseguido que se me reconozca la invalidez comenta resignada Mariana, que actualmente está en tratamiento psicológico por depresión. No puedo trabajar, y mi niña ha tenido que dejar los estudios, y es la que mantiene a la familia Yuli, de 17 años, trabaja en un centro comercial, y por las noches, en una discoteca. Emocionalmente la situación es muy dura, y se nota en la convivencia. Discutimos, nos enojamos admite esta mujer, que a diferencia de Pablo y Elena no me avergüenzo de que me regalen comida En su pequeño hogar, una Biblia recibe a los huéspedes con las palabras de Cristo porque tuve hambre, y me dísteis de comer... Mariana y sus hijos cuentan, desde hace meses, con la ayuda de sus ángeles de la guardia Higinio, Dolores, Floro, Félix... voluntarios de Cáritas Getafe que nos apoyan en lo que pueden, con alimentos, dinero, ropa... Ellos han dado la cara por nosotros Desde varias asociaciones se denuncia cómo, al hablar de pobreza, muchas veces se olvida que aquí también existe la pobreza en la que vive Miles de personas se manifestaron ayer en cuarenta ciudades de España contra la pobreza prácticamente uno de cada cinco españoles. En esta Semana de Movilización Contra la Pobreza, que ayer culminó con la celebración de multitudinarias manifestaciones en cuarenta ciudades españolas, se ha solicitado el incremento del 0,7 del PIB a Cooperación Internacional, pero no olvidamos a los pobres de aquí. Las situaciones son distintas, pero la dignidad de la persona, y su sufrimiento, es el mismo apuntan desde la Alianza Española Contra la Pobreza. De la riqueza a la pobreza Gonzalo y Silvia vivían con bastante desahogo, casi éramos ricos en Argentina hasta hace seis años. Ambos se dedicaban a la docencia y, en los mejores tiempos de la economía de ese país, llegaron a tener incluso chófer. Pero todo se acabó Este joven matrimonio tiene cuatro hijos, y tras una decisión muy meditada optaron por viajar a España juntos. Si decidimos cambiar de vida fue por nuestra fami- lia, para que nuestros hijos pudieran aspirar a un futuro, estudiar y ser felices dice Silvia. Primero llegó Gonzalo, y meses después toda la familia. Por suerte, desde el principio no me faltó el trabajo cuenta este hombre, que midiendo casi dos metros, todos los días se monta en una pequeña motocicleta y reparte paquetes para una mensajería. Los meses en que más reparte llegamos sin problemas a fin de mes, pero ahora... Desde febrero, Gonzalo no puede trabajar. Una lesión crónica en el riñón se lo impide. El dinero que recibe en concepto de baja laboral es ínfimo, apenas 480 euros. No podemos cubrir las necesidades básicas Desde entonces, Silvia ha tenido que ponerse a trabajar cuidando niños, pero no nos alcanza. Resulta paradójico, porque en Argentina nos dedicábamos a colaborar con Cáritas para ayudar a los más desfavorecidos, y ahora somos nosotros los que pedimos favores. Estamos en el otro lado Los cuatro chicos estudian, y la mayor, Alesandra, está a un paso de iniciar la Universidad. Queríamos que estudiasen y se formasen, esa fue una de las razones para venir a España. Pero ahora no sabemos si podremos Desde Cáritas se les ayuda, sobre todo en cuestión de vestimenta- imagina, cuatro chicos en edad de crecimiento... menos mal que los dos varo- nes y el padre tienen el mismo número de pie... Nos apañamos como podemos Pese a todo, no pierden la sonrisa. Estamos juntos, y saldremos adelante. Que no le quepa la menor duda Entre las basuras Cuando no quedan esperanzas, siempre se agudiza el ingenio. O eso piensa y cuenta, entre gestos, Enriqueta. Esta granadina y su marido, sordomudos y con tres hijos, para quienes la falta de alimentos y oportunidades de inserción social se ha convertido en algo natural, bajan cada noche al centro de la ciudad. A buscar entre los contenedores de un centro comercial. Los alimentos recién caducados son la comida de esta familia, que después prosigue su peregrinar entre las basuras hasta una cercana panadería. Algunas noches, además, los más pequeños se acercan a una urbanización, en busca de juguetes que otros niños ya no utilizan. Y entonces la Navidad llega antes de tiempo para el pequeño Andrés y sus hermanos. Y, sólo por unas horas, se sienten los más ricos del mundo. Porque la pobreza también está en la cabeza. En la de los más necesitados y en la de aquellos, sus vecinos, los que viven arriba, que no se dan cuenta del sufrimiento de aquellos que están al otro lado de una pared. Y de la vida.