Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid DOMINGO 22 10 2006 ABC Son sus ojos y, además, sus mejores compañeros de viaje. Ayer, decenas de invidentes recordaron en un paseo por Madrid que sus perros guía son ciudadanos de pleno derecho Lazarillos para el Día del Bastón Blanco TEXTO: SARAH ALLER FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Él lo es todo. Es mis ojos... Se podría decir que somos uno o que, por lo menos, es una prolongación de mí Isabel no habla de un hijo. Lo hace de un maravilloso Golden Retriever de 21 meses que descansa a sus pies. En poco más de una semana, el pequeño Fari abandonará la ONCE, donde ha sido adiestrado, y viajará con Isabel a Valencia para convertirse en su lazarillo Isabel es ciega desde los 27 años y su último compañero de viaje murió hace meses. Es muy duro cuando mueren, lo sentimos más que cualquiera porque es nuestro guía. Cuando se les quita el arnés, ellos saben perfectamente que ha terminado su trabajo del día pero, aún así, estando en casa, si ven que te vas a topar con alguna cosa y puedes tropezar, ellos se ponen delante para que no te pase nada. Es la sensación de que alguien te controla y te cuida Ahora, ha venido a Madrid para hacer un curso de adaptación con el nuevo perro que se le ha asignado. Fari es estupendo, va fenomenal comenta emocionada. Junto a ella, decenas de personas ciegas llenaron ayer el salón de actos de la sede madrileña de la ONCE, en la calle Prim, con un único objetivo: reivindicar la labor que realizan estos perros guía con los invidentes y recor- dar a la sociedad que sus mascotas son ciudadanos de pleno derecho, a los que hay que respetar, valorar y permitir el acceso a cualquier recinto. Eligieron para ello el Día Internacional del Bastón Blanco y organizaron un paseo en grupo con sus perros para hacer más visible su demanda. Barquillo, Alcalá, Serrano, Jorge Juan, Recoletos... a media mañana, los aledaños de la calle de Alcalá se llenaron de mascotas convertidas en fieles perros guía. Junto a ellos, decenas de invidentes que son ya su sombra. Vallas, agujeros... sería peligroso Si no fuera por mi perro- -cuenta Alfredo- yo no podría salir de casa, ni siquiera con un bastón. En mi calle ahora hay muchas obras, vallas, agujeros... sería imposible y peligroso. Para mí, Fargo significa compañía, seguridad y mayor movilidad. Yo no le discuto nada ni pienso jamás que el perro se equivoca. Tengo plena confianza en él Mientras habla, Fargo, su Labrador de 5 años, no deja de retozar con un cachorro. Es muy cariñoso- -dice mientras lo acaricia- -y muy seguro con el tráfico. En caso de atasco, es capaz de sortear los coches que se han quedado parados en el semáforo sin Los perros guía recorrieron ayer el centro de la capital asustarse por los tubos de escape Pero moverse con Fargo o con cualquier otro perro guía por Madrid y por otras ciudades no siempre es fácil. La mujer de Alfredo aún recuerda su última experiencia en la playa. Estuvimos este verano en Conil y unos guardias nos llamaron la atención en la playa. Les expliqué que era el perro guía de mi marido, pero me insistieron que estaba prohibido. No hubo nada que hacer. Nos fuimos. Nos ha pasado también en algún restaurante de Madrid y en alguna tienda La ley les ampara, pero a veces, dice Alfredo, no tienes ganas de discutir. Además,