Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 22 10 2006 ABC ¿VIETNAM? NI DE LEJOS or una vez estaré de acuerdo con lo que piensan muchos sobre el presidente Bush: que se equivoca. Mas probablemente uno y otros creamos que está en el error por razones opuestas. Su afirmación en una entrevista el pasado miércoles, de que el último incremento de víctimas en Irak traza un paralelismo con la ofensiva del Tet en Vietnam carece de fundamento. Y lo que es peor, sus palabras harán mucho daño a quienes libran esta batalla sobre el terreno. En enero de 1968, el total de bajas en Vietnam- -muertos, heridos y desaparecidos- -sumaba 80.000 hombres y aumentando. En total, las muertes en el RAMÓN conflicto sumarían PÉREZ- MAURA 50.000 hombres, de los que 36.000 murieron en combate según recordaba sir John Keegan en The Daily Telegraph el pasado viernes. Las cifras de Irak no están claras todavía, pero en todo caso se sitúan muy lejos de esos números. En una mala semana en Vietnam, Estados Unidos podía tener 2.000 bajas. Desde 2003, nunca han llegado ha tener 500 bajas en un mes en Irak. En cualquiera de los años que duró aquella guerra, el Partido Comunista de Vietnam del Norte enviaba 200.000 jóvenes a los campos de batalla del sur. La mayoría caía en combate. Tenían ramas político administrativas en todas las localidades del país. Su Ejército se parecía al de cualquier país occidental. En cambio, la insurgencia iraquí es una alianza informal de baazistas e islamistas que carecen de la disciplina unitaria de las milicias marxistas vietnamitas. Puede tener algún apoyo en países vecinos, pero nada comparado con el unánime apoyo que daban todos los estados comunistas del mundo- -y en 1968 eran muchos, recuérdenlo- -a Vietnam del Norte. En la ofensiva del Tet, el Ejército comunista atacó 40 ciudades del sur empleando 84.000 hombres de los que al menos 45.000 murieron en combate. Y si bien es cierto que en Irak no se ha dado un choque de esa escala en ningún lugar ni momento, sí podemos encontrar un paralelismo entre aquella ofensiva y el presente en Irak. La ofensiva del Tet fue una incuestionable catástrofe para los comunistas vietnamitas. Les dejó incapacitados para seguir librando la guerra. Pero los medios de comunicación norteamericanos lo presentaron como una gran derrota política de Estados Unidos. Ése es el peligro que se corre ahora. Que esta guerra, que no pueden ganar los insurgentes y terroristas que quieren la rendición de norteamericanos, ingleses, franceses, españoles y lituanos- -entre otros- -acabe siendo ganada por ellos porque nos entreguemos con brazos abiertos. Sin duda la Administración Bush ha cometido errores en su gestión de la post guerra en Irak. Pero aquí no se trata de que Bush tenga razón. Se trata de que algunos no vean el camino despejado hasta la mezquita- catedral (con perdón) de Córdoba. P Cartel electoral del actual presidente, el socialista Gueorgui Parvanov, que parte como favorito EPA Bulgaria elige hoy nuevo presidente en un clima de apatía y desilusión De los siete candidatos ninguno vencería en la primera vuelta una muy baja participación, inferior al 40 por ciento, una tendencia recurrente desde hace años y a pesar de la inminente entrada en la UE RAFAEL ALVARADO. CORRESPONSAL SOFÍA. Bulgaria elige hoy presidente por sexta vez desde el comienzo del proceso de democratización en 1989. Siete son los candidatos que se disputarán la Presidencia, aunque realmente sólo tres de ellos tienen posibilidades reales de acceder a la máxima jefatura del Estado y ninguno de ellos en la primera vuelta. Entre los aspirantes destacan el actual presidente, el socialista Gueorgui Parvanov, que parte como favorito y que intentará renovar mandato, y Nedelcho Beronov, nominado por una parte de los partidos de la fragmentada derecha. Habrá un total de 11.700 colegios electorales, de ellos 144 en el extranjero- -5 en España- La desilusión es la principal característica del electorado, por lo que se espera una muy baja participación, inferior al 40 por ciento. Según Mira Yanova, directora de la agencia demoscópica MBMD las elecciones transcurrirán bajo el signo de la desilusión hecho recurrente desde hace ya varios años b Se espera en los comicios en este país. Al actual presidente, Gueorgui Parvanov, de 49 años de edad, antiguo dirigente del Partido Socialista, a su vez heredero del comunista, las distintas encuestas le adjudican entre un 43 y un 58 por ciento. En su programa electoral se prevé la creación de un comité de iniciativa presidido por el actual ministro de Cultura, el popular artista Stefan Danailov, y viene respaldado por 17 partidos y organizaciones de izquierda. Al ultranacionalista Volen Siderov- -nacido en 1956- líder del partido Ataka (en español Ataque las últimas encuestas publicadas el viernes pasado le dan entre un 22 y un 29 por ciento. Aunque hay una enorme diferencia en los pronósticos de todos los sondeos publicados hasta el momento, lo único en que coinciden es que será Siderov el que irá a la segunda vuelta, desplazando a Beronov. Nedelcho Beronov, el que debía ser candidato único de la derecha, en realidad es apoyado sólo por cuatro de los ocho partidos que se identifican con este sector político. Fue hasta hace muy poco presidente del Tribunal Constitucional. Aunque nadie duda de su honestidad, sus 78 años de edad y el hecho de que fuera prácticamente impuesto por Ivan Kostov, ex primer ministro y líder de Demócratas por una Bulgaria Fuerte, a quien acusan de haber escindido la derecha búlgara, son factores que no juegan mucho a su favor. De hecho las encuestas le adjudican entre un 10 y un 18,3 por ciento. Derecha fragmentada De cumplirse estos pronósticos, la derecha búlgara, desde que fue desbancada del poder por Simeón de Bulgaria en las legislativas de 1991, y que no logra encontrar ni su norte ni convertirse en una auténtica oposición, fragmentada por el caudillismo de sus líderes, sufrirá un nuevo golpe que algunos analistas han definido como su verdadero funeral El ex primer ministro macedonio, Liubcho Gueorguievski, y su esposa, que hace unos meses obtuvieron la nacionalidad búlgara votarán en Blagoevgrad. Un elevado número de macedonios y de otros países vecinos se esfuerzan por obtener pasaporte búlgaro de cara a la próxima adhesión del país a la UE. Entre los favoritos destaca el actual presidente, el socialista Gueorgui Parvanov