Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 22 10 2006 ABC JAIME MAYOR OREJA Portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo Eguiguren y Ternera no pueden decidir el futuro de España en una mesa Ante el pleno de la Eurocámara que el día 25 votará sobre la negociación Gobierno- ETA, el ex ministro avisa que Zapatero sólo conseguirá la imagen de una Europa dividida por el terrorismo TEXTO: ÁNGEL COLLADO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Se cumplen los peores augurios que Jaime Mayor Oreja hacía desde el principio de la legislatura- todo desembocará en negociar con ETA la autodeterminación del País Vasco -aunque hasta en su propio partido le tildaban de exagerado. El hoy portavoz del Grupo Popular en el Parlamento europeo se vuelve a encontrar con la cuestión vasca- me persigue allá donde voy -y pronostica que, gane quien gane la votación del próximo miércoles, habrá perdido España y la banda estará satisfecha por haber logrado su soñada internacionalización del conflicto ¿Qué consecuencias puede tener en la negociación del Gobierno con ETA el pleno de Estrasburgo? -No sé qué ventajas tiene para nadie este debate. Es de las cosas más absurdas que ha podido impulsar un Gobierno español, de la derecha o la de izquierda. Llevar a Europa un asunto que divide por la mitad a las fuerzas políticas españolas es ridículo. Es trasladar la evidencia de que en España hemos roto la tradición de que los dos grandes partidos íbamos de la mano en las cuestiones esenciales como es el terrorismo. Me pregunto dónde está la supuesta inteligencia del Gobierno. ¿Puede ser una cesión a ETA, que siempre ha buscado lo que llama la internacionalización del conflicto -Cuanto menos es algo que da satisfacción plena a ETA. Batasuna ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo en el exterior a decir que este tema lo teníamos que debatir los europeos. Esta situación les proporciona una inmensa alegría. Además, logran que los franceses, que siempre dijeron que ETA era un problema interno de España, se dividan en el Parlamento europeo. ¿También se dividirán los europarlamentarios socialistas franceses? -Claro. La mayoría apoyará la posición de Zapatero, pero habrá algunos que no. ¿Y entre los socialistas españoles, sólo Rosa Díez se atreverá a disentir? -No me consta que haya personas capaces de colocar sus convicciones per- Es fundamental preservar la unidad del PP porque será la pieza indispensable para administrar la terrible herencia que dejará este Gobierno Los guionistas de televisión, los redactores de frases redondas que no dicen nada han hecho el agosto en La Moncloa, pero todos los problemas se han agravado En este proceso el Ejecutivo necesita anestesiar a la sociedad española con mentiras, gradualmente sonales por encima de la disciplina de grupo. ¿Después de las negociaciones de los últimos días, cuál espera que sea el resultado de la votación? -El debate va a ser un retrato de Europa ante el proceso abierto en España. Los socialistas españoles han querido demostrar que en esa fotografía el PP estaba solo y que no nos seguía ni el Partido Popular Europeo. Y se va a encontrar con que al apoyo del PPE en pleno se suma ya otro grupo, el de Europa para las Naciones. Al final, lo que logrará el Gobierno del PSOE es que se plasme- -con un Parlamento partido en dos grandes bloques, como en el Congreso español- -la idea de una Europa dividida ante el terrorismo. -Pero Zapatero dirá a la opinión pública española que las instituciones europeas avalan su decisión de negociar con ETA. -Pero si obtiene- -supongamos- -320 votos frente a 305, ¿será eso un aval? La división de la Eurocámara no le puede dar ningún aval. Será un disparate incluso para él. En los últimos días hemos intentado evitar el debate, pero por el interés de España, no el del PP. Aunque ganemos nosotros el resultado de la votación será negativo para España. -Rajoy en España y usted en Estrasburgo califican de rendición del Estado ante ETA lo que Zapatero presenta como proceso de paz ¿usted cree que la opinión española es consciente de la gravedad del asunto? -Creo que no. En este proceso el Gobierno necesita anestesiar, narcotizar a la sociedad. Y el anestésico es gradual, se distribuye en dosis. La mentira es muy anestésica, un día una, después otra, cada vez es más grave pero el organismo está más acostumbrado a la falsedad. Si hace dos años nos dicen que Zapatero iba a traer a Estrasburgo la internacionalización del conflicto la opinión pública no se lo hubiera creído, ahora ya parece que no pasa nada. Hay mucha gente que, al ver que avanza el proceso ya no se da cuenta de los costes que tendrá para el futuro de nuestra sociedad. ¿Qué parte de responsabilidad tiene el PP en el resultado de esa sociedad anestesiada? -El PP ha alzado la voz ante lo que ocurre y algunos, como es mi caso, hemos tratado de anticipar la gravedad del problema. Ya dije que Perpiñán no era una casualidad y vemos lo que ocurre en Cataluña, metida ya en el camino de la batasunización Ya padece el PP en Cataluña el mismo acoso que en el País Vasco. ETA decidió hacerse presente en Cataluña, primero con la tregua y luego con Perpiñán. Algunos dijimos que la clave, que el debate era la autodeterminación, que esto no era un proceso de paz También avisamos que lo de que Cataluña pasaba a ser nación y la reforma de los estatutos culminaba en una negociación por la autodeterminación del País Vasco. El día que ETA decretó la tregua supimos que había llegado la hora de la autodeterminación. La situación es de escalofrío, de vértigo. No es lo mismo hacer las cosas bien que mal. La Tran- sición trajo un recorrido de prosperidad y desarrollo, lo de ahora tendrá un coste terrible para la sociedad. ¿Y si la crisis institucional es tan grave por qué, por ejemplo, su partido se distrae en momentos claves con cuestiones como el 11- M? -Lo importante es acertar en el diagnóstico de fondo sobre lo que ocurre, sobre lo que se ha puesto en marcha desde que el PSOE llegó al poder. Al margen de otras cuestiones, en el llamado proceso de paz no se puede decir que el PP no acierte a denunciarlo. -En su partido no han hecho caso a su advertencia de que las reformas de los estatutos también servían para esa segunda transición o cambio de régimen que denuncian en las intenciones de Zapatero. -El Partido Popular es hoy por hoy la única referencia sólida en la política española que puede devolver una cierta esperanza ante lo que está pasando. Soy el primero que, por encima de mis propias posiciones personales, digo que lo importante es la cohesión, la fortaleza y la unidad del PP. Pero como creo y he creído siempre que todo esto culmina en una negociación con ETA sobre la independencia, me hago la misma consideración: no distraigamos a la sociedad española haciendo creer que hay una reforma sincera, profunda y necesaria de los estatutos de autonomía. Zapatero no tiene un modelo de Estado, sólo busca excusas