Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura XXVI PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS SÁBADO 21 10 2006 ABC La selección española de baloncesto no olvidó a los compañeros que no pudieron acudir a Oviedo, mostrando sus camisetas POOL La selección española de baloncesto donó la dotación del Príncipe de Asturias de los Deportes (50.000 euros) a Unicef (premio de la Concordia) El alto embajador Pau Gasol, sin duda, encestó el admirable gesto tenemos que estar bien asentados para el siguiente impulso Pepu es el BA- LON- CES- TO. Mi pie izquierdo Felipe Reyes sentía ayer sobre la tarima del teatro Campoamor un revuelo diferente al que nota sobre el parqué del baloncesto: Hoy (por ayer) no estamos en nuestro ambiente. Nos sentimos cómodos sobre las canchas. Yo tengo hoy más nervios Gasol confirmaba el cosquilleo Son nervios y sensaciones distintas. Todo el equipo tiene hoy un cosquilleo diferente al recibir el premio, que es para disfrutar en todo el mundo Gasol, aún renqueante de la lesión que le ha posibilitado venir a Oviedo a recibir el galardón, espera poder caminar pronto sin ningún tipo de ortopedia: Me encuentro bien de mi pie izquierdo, mejor, la recuperación es buena y las radiografías, también ¿Su futuro? Memphis Grizzlies- -dice- -es el sitio más factible para poder optar al título de la NBA, el añorado anillo. Espero que sea en Memphis y que hagan el esfuerzo para poder tener un buen equipo. Y si no, en algún momento me plantearé el futuro cambio de equipo remata. Gasoles y Borbones TEXTO: ANTONIO ATORGA OVIEDO. ¿Qué siente usted al ser uno de los pocos premiados que supera en altura a Don Felipe de Borbón cuando le entregue el premio Príncipe de Asturias? le pregunta una periodista a Pau Gasol. Juan Carlos Navarro (1,90) atrapa el balón, corre y asiste al ala- pivot de Memphis y de la selección española de baloncesto: Yo no puedo hablar por mí... se disculpa. Pau recibe el pase y se cuelga del aro: Que uno de los premiados sea más alto que Su Alteza es algo anecdótico Pau Gasol se eleva dos metros y quince centímetros por encima de la tierra. Y con él la misma cantidad de amabilidad, educación y generosidad, que Gasol y todo el equipo español de baloncesto han demostrado una vez más al donar la dotación económica de su premio Príncipe de Asturias de los Deportes (50.000 euros) a un fondo nada perdido: el fondo de la Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, organización mundial galardonada este mismo año con el premio de los Deportes. Pau Gasol, embajador de buena voluntad de las Naciones Unidas, hizo entrega del talón a Ann M. Veneran, directora ejecutiva de Unicef. Pero Gasol no es el único premiado que superó en centímetros a Don Felipe en la ceremonia de entrega. Hubo otros Gasoles de altura: Marc Gasol, hermano de Pau, mide lo mismo (2,15) y protagonizó la anécdota de la mañana al saludar con un palmetazo con su mano izquierda- -al más puro estilo NBA- -al Príncipe cuando le entregó la medalla y la insigna antes de la foto de familia con los galardonados. Álex Mumbrú mide 2,02 centímetros, Carlos Jiménez, 2,04; Felipe Reyes, 2,06, e incluso el padre de Bill Gates, William H. Gates, superó ligeramente en altura a Don Felipe, que guarda una camiseta verde de los Boston Celtics con el número 0 y el apellido Borbón bordado por el equipo de la NBA para Don Felipe. Gasoles de altura para un gesto de altura: la donación a Unicef del premio de los Deportes: Antes de que fuéramos premiados- -explicó Pau- -y antes de que supiéramos que Unicef también había sido premiada por la Fundación Príncipe de Asturias pensamos en hacer algo con la organiza- ción mundial dedicada a la infancia. Soy embajador de Unicef y estamos involucrados en este tipo de causa ¿Ha tocado techo la selección española de baloncesto con el Campeonato Mundial cosechado en Japón? Pepu Hernández, el hombre sabio que los dirige desde el banquillo, no lo piensa así: Lo que ha ocurrido el pasado verano no creo que haya supuesto llegar a ningún punto. Estamos en el camino de partida de seguir transmitiendo valores, de jugar bien, de hacer un buen equipo, de dar buenas sensaciones y de ofrecer una buena imagen. No nos olvidamos de quiénes somos y de que William Gates: A sus once años, supe que Bill sería un genio A. A. OVIEDO. ¿Cuándo se dio cuenta de que su hijo iba para genio y no para maestro de escuela, futbolista o periodista? le preguntan al padre de Bill Gates, William H Gates. El co- presidente de la Fundación Bill Melinda Gates (premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional) reveló que lo supo cuando el pequeño Bill cumplió once años: A esa edad me di cuenta de que Bill tenía una mente propia, independiente y que desarrollaba sus propias ideas. A los once años Bill era un adulto, con enorme inteligencia William H. Gates habló en público, por vez primera, de su hijo, aunque matizó que no era objetivo: Es mi hijo, pero ¡Dios Santo! yo no tenía ni idea de que Bill iba a llegar a donde ha llegado hoy tan alto. Mi hijo es muy consciente de su suerte. No se puede dejar nunca de lado la buena suerte, sobre todo en este mundo. Él ha tenido la gran suerte de poder salir adelante. Después se decantó por la cooperación internacional y por las labores humanitarias y filantrópicas. Eso ha salido de él y nosotros le hemos apoyado El matrimonio Gates ha donado, desde la creación de su Fundación, más de 10.500 millones de dólares a proyectos de desarrollo y a programas de luchas contra enfermedades, como la malaria y el sida. Aunque no faltan voces críticas que opinan que Gates lava su imagen con la Fundación, su padre se sonríe y dice que a Bill le encanta que le critiquen porque así se volcará más con los desfavorecidos: Mi hijo dirige grandes empresas y no creo que tenga mucho tiempo para aprovecharse de cosas con el fin de lavar su imagen Bill Gates hubiera deseado estar ayer en Oviedo para recibir el premio de manos del Príncipe, pero envió un mensaje grabado en el que retrataba a su padre: Él personifica todo lo que representa nuestra Fundación y ha sido una gran inspiración para Melinda y para mí. Queremos agradecer el gran honor de este galardón