Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 10 2006 Cultura XXVI PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS 61 Selección Nacional de Baloncesto Deportes Ha sido capaz de aunar mucho tesón, una admirable unidad con su entrenador y una gran cohesión, fruto de la generosidad y el compañerismo Unicef Concordia Se esfuerza a diario para erradicar la dolorosa situación que aún viven, en pleno siglo XXI, niños maltratados, explotados y hambrientos Mary Robinson: Las víctimas del terrorismo van a pensar que su dolor ha sido olvidado A. A. OVIEDO. ¿Cuánto van a tener que ceder las víctimas y su familia? ¿Ese proceso supondrá la victoria del terrorismo? ¿Van a ganar los terroristas? se le pregunta a la señora Robinson, que fue alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos hasta 2002. La ex presidenta de Irlanda se acordó, en primer lugar, de las víctimas: Ese proceso va a ser lento y difícil, sobre todo para las víctimas y sus familias. Van a necesitar mucha paciencia y coraje moral, porque van a pensar que su dolor ha sido olvidado. Hay que hacer que sean parte de este proceso, que si tiene éxito va a merecer la pena Aunque confesó que los que venimos de fuera no estamos al tanto de los problemas de España admitió que viendo cómo fue en Irlanda, la situación será dura. Espero y deseo que aquí se dé un resultado positivo, que haya éxito Cree que es muy importante priorizar los derechos humanos de la inmigración. Hay que ser más honestos e integrar bien a los que están obligados a venir aquí Confirmó que dimitió como alta comisionada porque Estados Unidos no estaba respetando la declaración sobre la tortura que habían ratificado sobre Guantánamo. A Estados Unidos no le gustó nada que se hablara de ello. Tras el 11- S era necesario hablar de forma abierta. Es necesario combatir el terrorismo, pero del mismo modo se debe respetar la ley y las libertades de los civiles Almodóvar agradece la ovación tras recibir el premio de manos de Don Felipe AP Penélope Cruz acompañó a Almodóvar en otro día grande para el manchego La actriz acudió del brazo de su director fetiche hasta el teatro Campoamor b ¡Uff, no me dáis tiempo ni a saludar! fue la única frase que Penélope Cruz dijo a los reporteros que la aguardaban a su llegada en el hotel Reconquista A. ASTORGA OVIEDO. A Penélope (Pé) Cruz la condujeron al Hotel de La Reconquista como a Fernando Alonso el pasado año: acelerando y atisbando en los periodistas la sombra alargada y roja de Michael Schumacher. Cuando los reporteros se acercaron a la musa almodovariana, Pé sólo hizo una declaración, que reproducimos por su interés: ¡Uff, no me dáis tiempo ni a saludar! mientras Pedro almorzaba junto al resto de galardonados, por lo que no pudo salir a recibirla. Carne trémula del cine de Almodóvar, -cual ella gritó en Los Ángeles, poniendo en riesgo los tímpanos del malagueño Antonio Banderas, cuando abrió el sobre ganador del Oscar por Todo sobre mi ma- dre -tuvo palabras muy cariñosas para Pé cuando desnudó su bestiario en Oviedo días pasados: Hemos promocionado Volver por América y Toronto y los críticos han dicho cosas maravillosas de la película y de Penélope y han pronosticado un futuro lleno de premios para ella Embutida en un abrigo de macramé Pé no se separó de Pedro en ningún momento. Elegantísima en un abrigo de macramé (tejido hecho con nudos más o menos complicados que se asemejan al encaje de bolillos) y marfil sobre vestido negro, la actriz acompañó a su cineasta fetiche en el trayecto del Reconquista al teatro Campoamor. A las seis y cuarto de una tarde primaveral, en una ciudad donde la gaita no cesó de sonar durante todo el día- -como el rayo de Miguel Hernández- -el gentío agolpado a la puerta del hotel prorrumpió en un grito unánime cuando Pé y Pedro salían: Ellos correspondieron con generosidad y el mismo cariño. A Pé lo mejor que le ha sucedido en su carrera ha sido, quizás, encontrarse con el talento de Almodóvar y los papeles que Pedro le ha dado. Y trabajar, estajanovistamente, como una hormiguita En Volver Penélope Cruz deslumbra interpretando a una mujer que sobrevive al viento solano, al fuego, a la locura, a la superstición e incluso a la muerte. Penélope es Raimunda, casada con un obrero en paro y una hija adolescente. Pedro quiere que Penélope sea nominada al Oscar a la mejor actriz por su sublime interpretación y no cejará en el empeño, pero tiene miedo de que en la meca del cine no se entiendan algunos giros, palabras o frases típicamente manchegas que el personaje pronuncia. Volver destruye los tópicos de la España negra y propone una España tan real como opuesta; una España blanca, espontánea, divertida, intrépida, solidaria y justa. Desde ese universo de los patios manchegos, Pé merece la nominación al Oscar, sin duda, aunque no pueda, remotamente decir unas palabras a la Prensa.