Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 10 2006 57 Cultura y espectáculos Su Majestad la Reina y los Príncipes de Asturias, a su salida del teatro Campoamor de Oviedo tras la entrega de los premios JAIME GARCÍA Don Felipe, orgulloso de pertenecer a esa estirpe desvalida y gloriosa que llamamos hombre Acompañado de Doña Letizia, entregó ayer en Oviedo los XXVI premios Príncipe de Asturias destacó el marco de libertad y estabilidad que garantiza la Constitución y el permanente impulso de la Corona al progreso de España como gran nación ANTONIO ASTORGA OVIEDO. Los premios Príncipe de Asturias soñaban con su Princesa desde hace dos años y ayer la recuperaron. La ciudad que esculpiera Clarín regentaba así una desbordante alegría. Esta hermosa aventura de 25 años de galardones convocó la mirada cómplice de Don Felipe y Doña Letizia: La Princesa y yo vivimos felices al pensar que transmitiremos a nuestros hijos todo ese inmenso caudal de emociones y enseñanzas, todo este emotivo patrimonio de imborrables recuerdos Recordando al poeta asturiano Carlos Bousoño, el Príncipe se mostró orgulloso hoy, más que nunca, de pertenecer a esa estirpe desvalida y b El Heredero de la Corona gloriosa que llamamos hombre En el palco del honor, Doña Sofía recibía el cariño y el saludo de todos los premiados, como la reverencia del escritor norteamericano Paul Auster, que sentó cátedra literaria por su monumentalidad. Auster, que se reencontraba con su hija Sophie tres meses después, el buen amigo americano, situó la novela como el único territorio donde dos extraños pueden encontrarse en condiciones de absoluta intimidad Los galardonados subían al estrado: la Nacional Geographic Society (premio de Comunicación y Humanidades) Juan Ignacio Cirac (Investigación Científica y Técnica) Pedro Almodóvar (Artes) La imagen de los premios como la gran obra de los españoles unidos ante el mundo la escenificó a la perfección la selección española de baloncesto al recoger el premio de los Deportes. El seleccionador, Pepu Hernández, su gran cuerpo técnico- -Joan Creus, Rafael Vecina, Jenaro Díaz- -y sus chicos de oro -Marc Gasol, Álex Mumbrú, Rudy Fernández, Berni Rodríguez, Carlos Cabe- zas, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Pau Gasol y el capitán, Carlos Jiménez- -ocuparon todo el escenario de este teatro de los sueños y buscaban miradas entre el público. De repente desplegaron las camisetas de sus tres compañeros que no han podido desplazarse a Oviedo por estar en pretemporada NBA: Marc Gasol sostenía la número 8 de José Manuel Calderón; Carlos Cabezas, la número 15 de Jorge Garbajosa y Rudy Fernández, la 11 de Sergio Rodríguez. Y tronó el Campoamor en un aplauso eterno, interminable, inolvidable. La garantía de La Constitución Estos han alentado la generosidad sobre el egoísmo, la concordia sobre la división, la convivencia sobre el fanatismo, el compromiso sobre la indiferencia, tarea que pudo nacer y se ha desarrollado gracias al marco de libertad y estabilidad que garantiza nuestra Constitución destacó Don Felipe. Compromiso con la igualdad de la Fundación Bill y Melinda Gates, premio de Cooperación Internacional, que recogió William H. Gates, en nombre de su hijo Bill y de Melinda: Todas las vidas tienen la misma importancia, no lo olviden Convivencia como la que propone la ex presidenta de Irlanda, Mary Robinson (premio de Ciencias Sociales) Reconocer nuestra humanidad común en los rostros de los inmigrantes- -dijo en perfecto español- -nos debe inspirar para reafirmar nuestra dignidad común y construir sociedades plurales, diversas y democráticas Y generosidad como la que derrama a raudales Unicef (premio a la Concordia) Aún queda mucho por hacer dijo Ann M. Veneman, directora ejecutiva. Don Felipe recordó el impulso que la Corona ha dado a la Fundación Príncipe de Asturias- una labor concebida al servicio de España, de nuestro progreso y proyección exterior como gran nación el respaldo de sus padres y el deseo de que en los corazones de sus hijos crezcan la esperanza, el anhelo de un mundo más justo, la búsqueda incansable y comprometida de una humanidad de hombres y mujeres libres