Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 10 06 SALUD LA DUDA ¿Elimina el microondas los nutrientes de la comida? Con la llegada del microondas a los hogares surgieron voces que alertaban sobre el riesgo de las radiaciones de este electrodoméstico. Superado el temor inicial la duda de muchas personas se centra ahora en saber si el microondas acaba con los nutrientes de los alimentos. La mayoría de los estudios realizados apuntan en el sentido contrario. Cuanto más tiempo de cocción, más agua y más temperatura se emplee, más posibilidades hay de que se pierdan vitaminas en el proceso. La ventaja del microondas es que reduce el tiempo de cocción, utiliza menos calor y, por tanto, es menos probable que se destruyan las propiedades de los alimentos. El microondas parece el sistema de cocción ideal para aprovechar los nutrientes de las comidas. Vitaminas tan esenciales como el ácido fólico y las vitaminas B y C, frecuentes en las verduras, son las más sensibles a los efectos del calor. En un estudio, la Universidad de Cornell (EE. UU. comprobó que las espinacas cocinadas en microondas retenían prácticamente todo sus folatos (ácido fólico) pero perdían el 77 de esta concentración cuando se cocinaban al fuego. También descubrieron que el bacon en este electrodoméstico reducía los niveles de nitrosaminas, una sustancia cancerígena. Pescado El riesgo para la salud está en no comerlo La aparición de elementos tóxicos en el pescado debido a la polución hizo pensar que comerlo podía perjudicar la salud. Un estudio muestra que sus beneficios superan, en mucho, a sus riesgos POR DANIEL MEDIAVILLA os beneficios del pescado para la salud han sido señalados por varios estudios. A su alto contenido en proteínas se añade el valor de los ácidos grasos omega 3, presentes en estos alimentos, muy importantes para reducir el riesgo de dolencias cardiacas. Sin embargo, en los últimos años se había producido cierta alarma debido a los productos químicos- -mercurio, PCB y dioxinas, sobre todo- -encontrados en peces cuyos hábitats están cada vez más contaminados. En 2004, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria llamó la atención sobre el problema y advirtió a grupos vulnerables en relación con la posible ingesta de mercurio a través del consumo de pescado. En particular, el aviso se dirigió a madres de bebés lactantes y niños de corta edad, ya que el metil mercurio puede afectar al desarrollo neuronal de los fetos y de los niños de corta edad. Para acabar con la confusión provocada por estos informes contradictorios, un grupo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard ha repasado los estudios científicos publicados sobre los efectos adversos y beneficiosos para la salud de comer pescado. Los resultados de sus pesquisas se publican esta semana en la revista de L El pescado es clave para gozar de un cuerpo saludable la Asociación Médica Americana y en ese artículo, sus autores afirman que, pese a los riesgos de posibles contaminantes, los beneficios superan los peligros potenciales. El director del estu- REUTERS dio, Dariush Mozaffarian, se lamentaba de que en el público se ha perdido esta evidencia Los investigadores hallaron que un consumo moderado de pescado (una o dos raciones a la