Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 S 6 LOS SÁBADOS DE Chicos de los barrios de Harajuku y Shizokua en Tokio: para ver y dejarse ver mundo- -700 euros una camiseta- Bounty Hunter Neighborhood Stussy Visvim o Head Porter bien diseñada y a buen precio Curiosas declaraciones del tipo que le dio la vuelta al mundo del consumo en Japón, convirtiendo Head Porter en la primera marca de bolsas del país, Visvim en uno de los sellos de zapatos y zapatillas más buscados del mundo, y Fragment en los tejanos más cotizados entre los amantes del denim. Este diseñador, muy conocido también por su faceta de discjockey y sus trabajos con Eric Clapton, puede presumir de ser el responsable de la creación de un nuevo establishment nipón, alejado de las pasarelas y de la alta costura y muy conectado con la calle, que ha cambiado radicalmente el aspecto de la juventud japonesa. A pesar de esto, los precios de sus prendas y colaboraciones nada tiene que envidiar al de las marcas de lujo tradicionales. Nigo y Fujiwara, Fujiwara y Nigo han abierto la puerta de la moda japonesa al mundo y en estos momentos tiendas como Colette en París (y su nueva web dedicada al street- wear www. wesoldo (Pasa a la página siguiente) De dos en dos Nigo, sin embargo, ha arrastrado desde sus inicios eso de ser- -precisamente- -Nigo (recordemos el número dos cuyo nombre debe a otro singular personaje: Hiroshi Fujiwara. Fujiwara está considerado el número uno del diseño japonés más casual y últimamente ha ocupado portadas en revistas de medio mundo por la creación de su nueva marca Planet Base En una entrevista concedida al diseñador estadounidense Jeff Staple en la revista Complex, Fujiwara declaraba que creo que se ha abusado del concepto de edición limitada y que lo que busca ahora la gente es ropa cómoda, Aunque los creadores japoneses desfilan en las grandes pasarelas, lo que sobre todo han conquistado es la calle. Han cambiado radicalmente la imagen de los más jóvenes Gran consumidor de iconos occidentales, Japón también exporta tendencias y moda. A la derecha, Nigo, uno de los creadores más activos