Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional SÁBADO 21 10 2006 ABC Corea del Norte renuncia a más pruebas nucleares y se muestra dispuesta a negociar con EE. UU. Pyongyang podría hacer concesiones gracias a la mediación del Gobierno de China PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Once días después de que Corea del Norte anunciara que había detonado una bomba atómica, el régimen estalinista de Pyongyang empieza a dar los primeros pasos para solventar la grave crisis internacional desatada con su ensayo nuclear. El punto de inflexión en esta escalada de la tensión ha sido la visita que una delegación china de alto nivel efectuó el jueves a la capital norcoreana, donde el consejero de Estado Tang Jiaxuan se reunió con el máximo dirigente del país, Kim Jong- il. Según informaba ayer la agencia surcoreana Yonhap citando a una fuente diplomática china, éste se habría comprometido a no realizar más pruebas atómicas. Esta información se vio corroborada por otra noticia del periódico surco- reano Chosun Ilbo, según la cual Kim Jong- il incluso habría lamentado la prueba y se habría mostrado dispuesto a abrir la vía de la negociación política. Si Estados Unidos hace concesiones, nosotros también las haremos, ya sea mediante contactos bilaterales o en las conversaciones a seis bandas de Pekín prometió el sátrapa norcoreano al emisario chino. La oferta de Pyongyang, que recoge el guante lanzado el día anterior por Washington, coincidió con el viaje a Pekín de la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice, quien se entrevistó con el presidente chino, Hu Jintao; con el ministro de Asuntos Exteriores, Li Zhaoxing; y con el enviado especial a Corea del Norte, Tang Jiaxuan. Afortunadamente, mi visita a Pyongyang no ha sido esta vez en va- Condoleezza Rice conversa con el primer ministro chino Wen Jiabao en Pekín no manifestó Tang en su encuentro con Rice, quien explicó que China había transmitido un duro mensaje a Corea del Norte. Además de discutir la aplicación de las sanciones impuestas por la ONU contra Pyongyang por su ensayo nuclear del pasado día 9, la jefa de la diplomacia estadounidense y el titular de Exteriores chino analizaron la posibilidad de retomar las conversaciones a seis bandas que se venían manteniendo en Pekín para lograr el desarme atómico de Corea del Norte. Aunque el régimen estalinista se comprometió en septiembre del año POOL pasado a renunciar a las armas atómicas que aseguraba poseer desde febrero, su insistencia en continuar con su programa nuclear de uso civil y las acusaciones de blanqueo de dinero por parte de EE. UU. truncaron el acuerdo. Pero, al mismo tiempo que Corea del Norte, abría la puerta al diálogo, el secretario del Comité Central del Partido de los Trabajadores, Choe Thae Bok, recuperaba el discurso agresivo del régimen al afirmar que no importa cuánto EE. UU. trate de aislar a nuestra república, la victoria estará del lado de la Justicia