Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 21 10 2006 ABC El dirigente del Kremlin no ha caído de la Luna, es consecuencia de una decisión popular sus reportajes los abusos a los derechos humanos cometidos por el Ejército ruso en Chechenia. La defensa de los chechenos es de lo más impopular en Rusia, la población apoya la guerra sentencia Natalia Tolstaya, catedrática de sueco de la Universidad de San Petersburgo. En los últimos cinco años, otros cinco periodistas de la misma publicación han sido asesinados, según Alexievich. Su explicación es que Novaya Gazeta es el único periódico valiente en Rusia; la mayoría de los profesionales de la información son conformistas, se autoprotegen Las dos escritoras se refieren además a un proceso de criminalización de la sociedad rusa para explicar la oleada de asesinatos, los últimos varios banqueros. Tolskaya y Alexievich coinciden también en que la libertad de expresión en los medios de comunicación rusos ha sufrido un retroceso desde los tiempos de Boris Yeltsin. La literatura es libre porque nadie la lee asegura con sarcasmo Tolstaya. En Bielorrusia, mientras tanto, el régimen de Alexander Lukashenko ha clausurado unas trescientas editoriales independientes en los últimos tres años, según la autora de Chicos en Sink sobre la guerra afgana. Pero no culpa sólo al poder de esta situación sino que tiene la aprobación del pueblo, que busca culpables de tantas desilusiones de los últimos diez o quince años, en lugar de prepararse para los nuevos tiempos. Ni Putin ni Lukashenko han caído de la luna, son fruto de una decisión popular La escritora rusa puntualiza a la vez que Putin es un político con gran respaldo en su país, tiene el apoyo seguro de al menos el 60 por ciento de la población Fuera de sus fronteras, Vladímir Putin recurre al que algunos llaman chantaje energético para acallar las críticas sobre el respeto a los derechos humanos. Pero no sólo con ese fin- -precisa la descendiente de los Tolstoi- -sino para alcanzar metas políticas más ambiciosas Natalia Tolstaya y Svetalana Alexievich (derecha) durante la entrevista a ABC Dos destacadas escritoras de la extinta URSS, una rusa y otra bielorrusa, aseguran que la libertad de expresión ha retrocedido desde los tiempos de Boris Yeltsin Putin es el responsable indirecto de la muerte de Politkovskaya TEXTO: CARMEN MUÑOZ FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Mientras en Rusia apenas ya nadie llora la muerte de la periodista Anna Politkovskaya, asesinada el pasado 7 de octubre, una de las más destacadas narradoras rusas contemporáneas, Natalia Tolstaya, señala a Vladímir Putin como el responsable indirecto del crimen. El presidente ruso ha exacerbado el espíritu nacionalista y las aspiraciones imperialistas de su pueblo hasta tal punto, que cualquiera puede haber matado a la reportera del Novaya Gazeta, desde un skin- head hasta un nacionalista Aunque subraya que el mismo periódico para el que trabajaba ha dado unas diez versiones sobre posibles responsables, Tolstaya está convencida de que pronto se hallará al culpable porque lo exige la comunidad internacional Pero si es el verdadero autor o no, ésa es otra cuestión ironiza la escritora, descendiente indirec- ta de León Tolstoi y nieta de Alexei Tolstoi. La veterana periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexievich afirma al mismo tiempo que el mandatario ruso ha alimentado entre las nuevas generaciones un nacionalismo al estilo Putin, su eslogan es algo así como Rusia, levántate y deja de estar arrodillada Y ha sido un grupo de esas nuevas generaciones rusas el que colgó en internet la lista de un centenar de demócratas a los que culpan de la humillación de Rusia Anna Politkovskaya ocupaba el undécimo lugar en esa relación de candidatos al fusilamiento en palabras de Alexievich. pero fue la primera en morir Svetlana Alexievich, que presentó este jueves en Madrid su libro Voces de Chernobil advierte que la tragedia puede repetirse en cualquier lugar del mundo Natalia Tolstaya también presentó su obra En busca de la armonía y otros relatos Ambos en la colección Voces del Este (Siglo XXI) Poco antes conversaron con ABC sobre la era Putin. Anna estaba sola La escritora bielorussa afincada en Suecia conocía bien a Politkovskaya, ella escribía sobre la guerra de Chechenia y yo sobre la de Afganistán Alexievich fue miembro del jurado que en 2003 le entregó a la periodista de Novaya Gazeta en Alemania el Premio Ulises por sus apasionados relatos sobre Chechenia. Mientras a los periodistas galardonados de otros países les felicitaban sus compatriotas, Anna estaba sola y, entre lágrimas, dijo: Nunca me han perdonado lo que he escrito sobre Chechenia porque en cada ruso hay un imperialista Anna Politkovskaya denunciaba en