Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 SÁBADO 21 10 2006 ABC Internacional Foto de familia de los asistentes a la cumbre informal de líderes de la UE y de Rusia celebrada ayer en la localidad finlandesa de Lahti POOL Rusia exige a la Unión un trato de igual a igual con la energía como su principal arma Vladimir Putin quiere partir de cero en el nuevo diseño de la relación de Moscú con Europa b La cumbre ha servido para po- ner de manifiesto que las fórmulas de hace veinte años ya no sirven a la hora de articular un vínculo fundamental entre ambos ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL LATHI (FINLANDIA) Europa y Rusia van a partir de cero en sus relaciones. Vladimir Putin fue el invitado de honor de la cumbre europea organizada por la presidencia finlandesa y al final se convirtió en el protagonista absoluto. El gas, la energía que mueve la economía europea, viene de Rusia y Putin no quiere seguir siendo un simple suministrador, como ha sido tradicionalmente lo que obligará a la UE a hacer un esfuerzo para asumir que su vecino gigante va a jugar un papel fundamental en nuestra estructura económica. Aunque es l que los europeos hubieran querido, Putin evitó hacer mención expresa de las esperadas garantías sobre el suministro. El primer ministro finlandés Matti Vanhanen dijo que en la cena había habido un franco intercambio de opiniones o lo que es lo mismo que no se veía un acuerdo sobre los asuntos que estaban sobre la mesa. Putin dio las gracias a sus anfitriones, pero tampoco se bajó de las posiciones con las que había llegado a este pueblo finlandés. Sobre el Tratado de Cooperación con la UE que caduca en diciembre, el presidente ruso dijo que quería que se hiciera desde una nueva visión teniendo en cuenta que el actual data de hace veinte años y no incluye la mayor parte de los asuntos que son hoy estratégicos como la energía o la circulación de personas. A 25 era ya muy difícil elaborar una posición común euro- pea, no creo que cuando seamos 27 vaya a ser más fácil encontrar un consenso para encarar las negociaciones. Fuentes diplomáticas europeas explicaron que si bien se ha evitado una explosión en la cena, las perspectivas que tienen los negociadores son francamente complicadas También se habló de la Carta de la Energía, que es donde se recogen las garantías de suministros, una declaración de principios que han firmado todos los países europeos y que Rusia se resiste a aceptar. No estamos en contra de los principios de la Carta de la Energía- -dijo Putin ayer- -sino que creemos que deben realzarse algunas reformas o un documento nuevo es decir, que tampoco se ha avanzado nada en este campo. Putin lo oculta que su gran objetivo es entrar en los mercados europeos de la energía (y otros) y para justificarlo dijo que Rusia es aún más dependiente de Europa que al revés: El 45 por ciento del gas de Europa viene de Rusia, Los derechos humanos pueden esperar E. S. LAHTI. Señor Barroso ¿Cómo pueden hacer tratos con una persona como Vládimir Putin que se comporta como ha hecho el presidente ruso hablando de las mujeres ante los israelíes? La pregunta le hizo vacilar al presidente de la Comisión porque es evidente que las cuestiones políticas relacionadas con el estado de la democracia y las liberta- des en Rusia están teniendo un peso creciente en las relaciones con Europa. No es sólo como dijo el presidente del Parlamento, Josep Borrell, que no podemos cambiar derechos humanos por energía sino que ya desde hace cierto tiempo en las instituciones comunitarias se está detectando una tendencia preocupante al deterioro de las instituciones rusas. El último caso ha sido el del asesinato de la periodista Anna Politkovskaya, que todos los dirigentes europeos han mencionado. Para algunos, la investigación será el auténtico test sobre la situación de los derechos humanos en Rusia. Borrell recordó que en junio pasado ya hubo una resolución del Parlamento Europeo en la que los diputados expresaban su preocupación por la evolución política en Rusia, un indicador bastante claro sobre la sensibilidad continental en este campo. La Presidencia finlandesa de la Unión se había comprometido a mencionar todos estos aspectos en la conversación de la cena y lo hizo, pero, como se esperaba, la discusión sobre la energía acabó por monopolizar la reunión.